En directo
23:00 - 06:00
Sociedad

Montserrat Clavero: "Se les diagnostica ansiedad y depresión sin ver qué hay detrás"

Responsable del Área Clínica de la Asociación Apnabi Autismo Bizkaia
Montserrat Clavero: "Se les diagnostica ansiedad y depresión sin ver qué hay detrás"
Montserrat Clavero: "Se les diagnostica ansiedad y depresión sin ver qué hay detrás"

Las mujeres autistas sin trastornos del lenguaje ni de la inteligencia se esfuerzan en adaptarse al mundo y suelen pasar desapercibidas, advierte esta psicóloga

Tras casi cuatro décadas de trabajo con personas con trastorno del espectro autista, la psicóloga Montserrat Clavero no deja de aprender, sobre todo, en lo que respecta a las mujeres, a las que se diagnostica tarde o erróneamente.

¿Hay muchas personas adultas autistas sin diagnosticar?

—Hoy en día sabemos que las personas con trastorno del espectro autista no tienen por qué tener problemas de inteligencia y lenguaje, aunque es verdad que el 30% tienen una discapacidad intelectual. Evidentemente aquellas con mayores afectaciones van a ser las que se diagnostiquen antes, mientras que las que no tienen trastornos del lenguaje y la inteligencia pasan desapercibidas muy a menudo y se van enfrentando a lo largo de la vida a muchos problemas.

Se suele asociar el autismo con el género masculino. ¿Pasan las mujeres más desapercibidas o es que realmente hay menos?

—Antes se pensaba que había cuatro hombres autistas por cada mujer. Ahora sigue siendo más frecuente en hombres, pero sabemos que se nos pasan las suficientes mujeres y que probablemente la proporción real será más cercana a 2,5 hombres por cada mujer.

¿Por qué es más difícil detectar el trastorno del espectro autista en una mujer que en un hombre?

—En las primeras edades los comportamientos son muy parecidos, pero luego surgen las diferencias. Una mujer a la que se le diagnosticó de adulta me decía: Yo de pequeña pegaba, pero luego ya me di cuenta de que esa no era la manera. Hasta las estereotipias, como los movimientos con los brazos en momentos de alegría o excitación de los peques, las controlan antes las niñas que los niños. Es decir, ellas tienen sensibilidad a la respuestas del entorno a sus comportamientos y hacen el esfuerzo de adaptarse. Por eso hay más casos de mujeres sin diagnosticar.

O diagnosticadas erróneamente.

—A veces han sido erróneamente diagnosticadas por el síntoma. Se les diagnostica ansiedad y depresión sin ver qué hay detrás, que es un trastorno del espectro del autismo. De esto no se hablaba en las facultades de Medicina, Psiquiatría y Psicología hace veinte años.

¿No hay pruebas que ayuden a dar con estos casos camuflados?

—Cuando un adulto pide ayuda hay que utilizar las pruebas internacionalmente validadas y hay que estar preparado para ello, haber hecho la formación, que no es fácil. Después, como han ido modificando y cambiando, hay que saber hacer las preguntas y ver que su sufrimiento es social. Hay que distinguirlo de trastornos como el de la fobia social, que es diferente, pero que a veces se confunde.

¿Qué casos ha visto en consulta?

—En mis casi 40 años de trabajo con personas con trastornos del espectro autista he tenido que aprender a detectarlo en las mujeres y me he encontrado con algunas que, por querer hacer como las demás, se han metido en situaciones muy complicadas con sus parejas, algunas con malos tratos, otras en situaciones al límite por buscar sensaciones corporales...

Una vez que reciben el diagnóstico, ¿cuál suele ser su reacción?

—Alguna mujer me ha dicho: Ahora que sé lo que me pasa ya soy normal porque puede decirles a los demás que ya no va a hacer cosas que le agotan como, por ejemplo, permanecer durante mucho tiempo de compras o por la calle. Ahora dice: Os espero aquí, me tomo un café y luego nos vemos. Y eso le permite llevar una vida normal.

Algunas a simple vista parecen no tener ninguna limitación.

—A veces se piensa que las personas a las que antes se les diagnosticaba trastorno de Asperger no tienen dificultades en la vida adulta. Sí las tienen porque tienen que vivir en un mundo de difícil comprensión para ellos y ellas. Se han hecho estudios sobre la frecuencia importante del suicidio en las personas adultas, cuando uno ya no encuentra cómo resolver las cosas.

¿Qué carencias de atención se encuentran estas personas?

—Tenemos unidades específicas para los trastornos del desarrollo de los menores en las unidades de Psiquiatría y Salud Mental infanto juvenil. No tenemos lo mismo, aunque hay unidades para trastorno mental grave, para las personas con trastorno del espectro autista, que sigue siendo un trastorno del desarrollo, pero es crónico. Se transforma, pero no desaparece.

"Se han hecho estudios sobre la frecuencia importante del suicidio en las personas adultas"

07/06/2021
En directo
23:00 - 06:00
Made in Onda Vasca
23:00 06:00
En directo
23:00 - 06:00
23:00 06:00
688 854 852