En directo
16:00 - 19:00
Mundo

EEUU, pendiente de una fuga en una central nuclear china

Un técnico mide los niveles de radiación en el exterior de una central nuclear en Francia
Un técnico mide los niveles de radiación en el exterior de una central nuclear en Francia

El Gobierno de Estados Unidos evalúa un informe de una fuga en una planta de energía nuclear china, después de que una empresa francesa, que es dueña en parte de la central y ayuda a operarla, advirtiera de una "amenaza radiológica inminente" en ella, informa este lunes la CNN.

La citada empresa advertía, al parecer, de que la autoridad de seguridad china estaba elevando los límites aceptables para la detección de radiación fuera de la planta de energía nuclear de Taishan, en la provincia de Guangdong, para evitar tener que cerrarla.

Así lo afirma la empresa francesa en una carta enviada al Departamento de Estado de EEUU obtenida por CNN, que también ha hablado con funcionarios que conocen el incidente. A pesar de la alarmante notificación de Framatome, la compañía francesa que gestiona la central, la administración que preside Joe Biden cree que la instalación aún no se encuentra en un "nivel de crisis".

Sin embargo, el grupo estatal francés EDF, que a través de su filial Framatome participó en la construcción de la central nuclear china de Taishan y opera la planta, ha indicado este lunes que se han detectado "gases nobles" en la instalación.En un comunicado, EDF ha señalado haber sido informado "del aumento de la concentración de ciertos gases nobles en el circuito primario del reactor número 1 de la central nuclear de Taishan".

"No representa una amenaza grave"

Los funcionarios estadounidenses han considerado que la situación no representa actualmente una amenaza grave para la seguridad de los trabajadores de la planta o del público chino. Sin embargo, resulta muy inusual que una empresa extranjera trate con el gobierno de EEUU de buscar ayuda mientras su socio estatal chino aún no ha reconocido que existe un problema.

Y este escenario podría poner a EEUU en una situación complicada si la fuga continúa o se agrava sin ser reparada, según la cadena.

La preocupación de la Administración Biden por el incidente fue lo suficientemente significativa como para que el Consejo de Seguridad Nacional tuviera múltiples reuniones la semana pasada mientras monitoreaban la situación, dos de ellas de alto nivel.

La administración Biden ha discutido la situación con el gobierno francés y sus propios expertos en el Departamento de Energía, dijeron las fuentes. Washington también ha estado en contacto con el gobierno chino, dijeron funcionarios estadounidenses, aunque no se ha concretado el alcance de ese contacto.

En un comunicado emitido el pasado viernes, horas después de que CNN se comunicara por primera vez con Framatome para interesarse por el incidente, la compañía gala reconoció que trataba "la resolución de un problema en la planta de energía nuclear de Taishan en la provincia de Guangdong, China".

Niveles de radiación fuera de la planta

Por su parte, la filial de EDF explicaba que la autoridad de seguridad china estaba elevando los límites aceptables para la detección de radiación fuera de la planta para poder así evitar su cierre. Los reactores de Taishan son del tipo EPR (Reactor de Presurización Europeo), una tecnología desarrollada por Framatome.

El número 1 fue el primero de ese tipo que entró en servicio en el mundo, en diciembre de 2018. El segundo de la central está en actividad desde septiembre de 2019.

15/06/2021
En directo
16:00 - 19:00
Onda Vasca con Julen Arriandiaga
16:00 19:00
En directo
16:00 - 19:00
16:00 19:00
688 854 852