En directo
21:00 - 22:00
Política

Delle Chiaie: el ultra impune y omnipresente

Stefano Delle Chiaie (en el centro de la fotografía, con bigote), durante los sucesos de Montejurra en 1976, en los que lideraba un grupo de mercenarios.
Stefano Delle Chiaie (en el centro de la fotografía, con bigote), durante los sucesos de Montejurra en 1976, en los que lideraba un grupo de mercenarios.

Una misteriosa figura extranjera sobrevuela por buena parte los acontecimientos sangrientos que salpicaron la Transición española, la guerra sucia del Estado contra ETA y crímenes políticos todavía sin resolver décadas más tarde. Es la figura opaca del italiano Stefano delle Chiaie (1936-2019), ultraderechista, mercenario, pistolero y criminal que actuó a nivel internacional con total impunidad durante las décadas de los 60, 70 y 80 del siglo pasado.

El nombre de Delle Chiaie ha vuelto a salir a la luz póstumamente hace escasos días por su vinculación con uno de los crímenes más sonados de la historia reciente de Italia: el del juez Giovanni Falcone a manos de la mafia en 1992.

Y es que agentes antimafia registraron el mes pasado la redacción de la cadena pública italiana (RAI) en busca de documentación sobre posibles nexos entre la extrema derecha y la Cosa Nostra en este asesinato. La televisión pública había emitido previamente documentos que evidenciaban la presencia de Delle Chiaie en el lugar del atentado.

El de Falcone es uno de los últimos crímenes con los que se ha vinculado a Stefano delle Chiaie, que se llevó muchos secretos a la tumba hace tres años, pero cuya participación sí ha sido probada en la llamada Operación Gladio, una serie de acciones y atentados ultraderechistas organizados y financiados por la CIA con el objetivo de frenar el auge del comunismo en países como Italia, Bélgica o Francia durante los 60 y los 70.

Sin embargo, la trayectoria de este mercenario no solo pasa por su país natal, sino que está repleta de vinculaciones con varios de los sucesos más trágicos de los años 70 y 80 en Euskadi y en el Estado español. A este respecto, la presencia en el Estado de Stefano delle Chiaie está comprobada desde principios de los 70, cuando huyó de Italia acusado de atentados y un intento de golpe de Estado.

En España y Euskal Herria sus actividades fueron exactamente las mismas y en mayo de 1976 fue fotografiado en los sucesos de Montejurra, en los que dos jóvenes partidarios de Carlos Hugo de Borbón murieron tiroteados por neofascistas italianos y argentinos, en medio de un clima de enfrentamiento entre las dos facciones del Carlismo.

El paso de Delle Chiaie por el Estado no se limita a Montejurra, sino a muchos otros crímenes, algunos de ellos de auténtica relevancia y que han pasado a la historia de aquellos años. La lista de los casos en el Estado en los que el nombre de este mercenario italiano ha salido a relucir pone los pelos de punta. Respecto a la guerra sucia y ETA, se le involucró en el asesinato de José Miguel Beñaran Argala (1978), así como en la desaparición de Eduardo Moreno Bergaretxe Pertur, acontecida en 1976. Más allá, su figura sobrevoló también el crimen de Yolanda González (1980), la estudiante bilbaina que fue asesinada con 19 años en Madrid por elementos de la extrema derecha.

Matanza de Atocha

Aunque, según señala el historiador Eduardo González Calleja, hay algo de mito en la ubicuidad de Delle Chiaie en los sucesos trascendentales de la Transición española, sí que está acreditada su participación -incluso sumarialmente- en algunos de ellos, como la matanza de los abogados de Atocha el 24 de enero de 1977, cuando ultraderechistas entraron a tiros en un despacho laboralista, con un saldo de cinco muertos y cuatro heridos.

¿Pero quién financiaba el escuadrón que Delle Chiaie organizó? El historiador italiano Matteo Albanese sostiene que este mercenario estuvo durante su etapa en el Estado a sueldo de los servicios secretos del Franquismo primero y del Gobierno de Arias Navarro después.

Posteriormente, el rastro de Delle Chiaie reaparece en Latinoamérica, donde colaboró con varias dictaduras durante los años 80, con la eterna sospecha de haber trabajado para la CIA.

Pese a su extensa trayectoria criminal y su omnipresencia en asesinatos y atentados del neofascismo, Stefano Delle Chiaie gozó de una casi completa impunidad y no llegó a pisar la cárcel, muriendo en su Italia natal hace tres años sin causas pendientes con la Justicia.

2022-06-12T18:06:02+02:00
En directo
21:00 - 22:00
Oldies
21:00 22:00
En directo
21:00 - 22:00
21:00 22:00
Email