En directo
06:00 - 11:00
Actualidad

Condenado a 11 años por secuestrar y violar a su expareja en 2020

Fachada del Palau de Justícia de Girona
Fachada del Palau de Justícia de Girona

La Audiencia de Girona ha condenado a 11 años de cárcel a un hombre acusado de secuestrar a su expareja en Salt (Girona), llevarla en coche hasta un descampado de Mollet del Vallès (Barcelona) y violarla, el 23 de enero de 2020. La fiscalía y la acusación particular pedían para A. B., 20 años y 4 meses de cárcel por los delitos de detención ilegal, violación, maltrato en el ámbito de la violencia sobre la mujer y amenazas, con la agravante de parentesco; mientras la defensa pedía la absolución porque el procesado declaró que habían sido relaciones consentidas.

La sentencia de la sección cuarta, de la que ha sido ponente la magistrada Mercedes Alcázar, considera al acusado autor de un delito de agresión sexual con penetración, en concurso medial con un delito de detención ilegal y de maltrato en el ámbito de la violencia de género, con la concurrencia en los dos primeros delitos del agravante de parentesco, por lo que le condena a 11 años.

Además, impone al acusado, que está en prisión preventiva desde el 26 de enero de 2020, 5 años de libertad vigilada, la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de la víctima durante 12 años y el pago de una indemnización a la mujer de 6.490 euros. El tribunal considera probado que el acusado, de 57 años y nacionalidad marroquí, convivió como pareja con la víctima, de 24 años, durante seis meses, entre julio de 2019 y enero de 2020, en Terrassa (Barcelona), hasta que la mujer cesó la relación de forma amistosa y se fue a vivir a Salt.

El 23 de enero de 2020, el condenado citó a la víctima para "para entregarle algunas pertenencias" y tomar algo, la recogió en su vehículo junto a una amiga y, tras dejar a la amiga en su trabajo, continuaron el trayecto los dos solos. Cuando la mujer se percató de que el vehículo abandonaba Salt y se dirigía hacia la autopista "le requirió que diera la vuelta, llegando ella a coger el volante del coche para corregir la marcha pero el acusado hizo caso omiso".

El acusado condujo hasta Mollet, donde se detuvo a poner gasolina y dejó a la mujer encerrada en el vehículo para evitar que pudiera huir o pedir ayuda. En un aparcamiento al aire libre no identificado, sigue el escrito, el acusado propuso a la víctima mantener relaciones, a lo que ella se negó, y "con la intención de causarle temor y doblegar su voluntad le dijo que si no tenían relaciones la mataría".

Según la sentencia, la víctima empezó a llorar y consiguió abrir la puerta y salir corriendo pero fue alcanzada por el acusado que la agarró por detrás, la tiró al suelo, la golpeó en la cara varias veces y luego la cogió por el cuello para que no gritara diciéndole: "Haré contigo lo que quiera y luego te dejare aquí abandonada y me iré". A continuación, cogiéndola por el pelo, la llevó hasta el vehículo la tiró sobre los asientos traseros y la violó, tras lo cual condujo hasta otro lugar donde había quedado con un amigo, hasta que la víctima aprovechó un descuido para huir y correr hasta que pudo ser auxiliada por transeúntes y personal sanitario.

A consecuencia de la agresión, la joven, que en aquel momento tenía 22 años, sufrió múltiples lesiones en la cara, cabeza, cuello, piernas, espalda y vulva, que el tribunal concluye que "refuerzan la realidad del relato de la joven", que "es corroborado por los testigos" y por los partes médicos. Por el contrario, el tribunal no otorga credibilidad a la versión del acusado, quien dijo que las relaciones fueron consentidas sin proporcionar una alternativa que explicara el relato de la victima y que fue desmentido por la declaración de un amigo suyo.

2022-05-19T19:50:01+02:00
En directo
06:00 - 11:00
Onda Vasca con Txema Gutiérrez
06:00 11:00
En directo
06:00 - 11:00
06:00 11:00
688 854 852