Vida y estilo

Tres recetas de aprovechamiento para llevar tus garbanzos del día anterior al siguiente nivel

Cuando hay que repetir ingrediente suele ser interesante aprender a combinarlo con otros para darle un aire nuevo y diferente
Un cuenco con garbanzos para preparar con la receta que más apetezca.
Un cuenco con garbanzos para preparar con la receta que más apetezca. / Freepik

No resulta una situación desconocida. En la comida o en la cena ha sobrado parte de uno de los platos y se quiere aprovechar al día siguiente. Pero no apetece volver a comer lo mismo o quizá no haya suficiente para todos los comensales, por lo que lo mejor es darle una vuelta al plato y completarlo con otros ingredientes que lo revaloricen. Es el momento de preparar un plato de aprovechamiento.

Un ejemplo pueden se los garbanzos del cocido, de los que se pueden preparar más raciones de las necesarias para congelar y disponer de ellas más tarde. A veces el exceso es accidental y no queda lo suficiente para congelar para todos y el cocinero de la casa decide aprovecharlo al día siguiente pero salirse de lo común y preparar algo distinto. Aquí ofrecemos tres opciones para disfrutar de unos garbanzos distintos. También sirven si tienes en la despensa una lata o un bote de cristal de garbanzos. Así te ahorras la cocción.

Un plato de garbanzos con pisto decorado con hierbabuena.

Un plato de garbanzos con pisto decorado con hierbabuena. Freepik

Garbanzos con pisto

Ingredientes para dos personas

  • 400 gr de garbanzos cocidos
  • Un bote de pisto en conserva
  • Unas ramas de cilantro o de hierbabuena

Elaboración

Escurrir y enjuagar los garbanzos, bien los cocidos el día anterior o bien los de bote. Se colocan en una olla y se cubren de agua para calentarlos. Añadir el pisto y dejamos cocinar unos minutos desde el momento en que la mezcla empieza a hervir. Se puede añadir una cucharada de ras-el-hanout, una mezcla de hierbas y especias de origen marroquí que se está introduciendo con fuerza en nuestras cocinas. Le dará un toque exótico muy interesante. También se puede probar con un poco de curry o de garam masala llegado de la India. En función de lo caldoso que se quiera se puede añadir un poco mas de agua para darle un último hervor o dejar que se vaya consumiendo la que queda. Antes de llevar a la mesa se puede decorar con unas hojas de cilantro o de hierbabuena picadas.

El plato de garbanzos y judías verdes se puede completar con un poco de carne de pollo.

El plato de garbanzos y judías verdes se puede completar con un poco de carne de pollo. Freepik

Salteado de garbanzos y judías verdes

Ingredientes

  • 200 gr de garbanzos cocidos
  • 200 gr de judías verdes cocidas
  • Una cebolla
  • 2 cucharadas de pimentón (dulce ahumado o picante)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración

Mientras se caliente en una sartén amplia dos cucharadas de aceite de oliva, pelar y picar menudo la cebolla. Ponerla en la sartén y cocinarla a fuego medio durante 5 minutos removiendo de vez en cuando. Cuando empiece a estar transparente, añadir el pimentón y seguir dando les vueltas con la cuchara de madera. Añadir los garbanzos y las judías cocidos bien escurridos. Pueden prepararse con anterioridad o ser de bote. Mientras se remueve la mezcla durante un par de minutos más, se puede corregir de pimentón y de sal. Para servir, poner por encima un chorrito de aceite de oliva crudo.

Garbanzos a la italiana

Ingredientes

  • 2 tazas de garbanzos cocidos
  • 2 longanizas
  • 2 dientes de ajo
  • 250 ml de salsa de tomate natural
  • Una cebolleta
  • Aceite de oliva
  • Medio pimiento rojo
  • Un cuarto de cebolla
  • Media cucharadita de sal
  • Media cucharadita de cayena en polvo

Elaboración

Te puede interesar:

Gastronomía
Tres recetas de cremas de verduras de temporada para cenas ligeras y calientes

Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio y mientras coge temperatura picar fino y menudo los ajos. Incorporarlos a la sartén para saltear todos junto un minuto. Tras picar el medio pimiento rojo en cubitos pequeños y la cebolla en aros finos, añadirlos a la sartén y cocinarlos hasta que queden tiernos. Es el momento de incorporar las dos longanizas cortadas en ruedas finas. Hay que cocinar, removiendo de vez en cuando todo, hasta que la longaniza quede bien dorada.

En este punto, añadir los garbanzos bien escurridos y la salsa de tomate, volviendo a remover el conjunto hasta que todo quede bien mezclado. Condimentar con la sal, la cayena y alguna especia más se apetece. Cocinar a fuego medio bajo durante un cuarto de hora removiendo suavemente para mezclar bien el tomate.

2024-06-15T13:58:04+02:00
En directo
Onda Vasca En Directo