En directo
00:00 - 05:00
Política

Se cumplen 25 años de la liberación de Ortega Lara

El funcionario de prisiones estuvo secuestrado 532 días
Momento en el que Ortega Lara es liberado
Momento en el que Ortega Lara es liberado

Hace 25 años una imagen sacudió a la sociedad, la del funcionario de Prisiones José Antonio Ortega Lara, la de un hombre con 23 kilos menos que al principio de su cautiverio, demacrado y asustado, la del secuestro más largo perpetrado por ETA. Había sido liberado tras 532 días encerrado en un zulo cerrado por un mecanismo que abrieron la pericia del agente Miguel y una "pizca de suerte".

Miguel y su compañero Carlos pertenecían a la Unidad Especial de Intervención (UEI) de la Guardia Civil y ese 1 de julio de 1997 tenían 36 y 33 años, respectivamente.

Una fecha que no olvidarán porque ese día el instituto armado puso fin a otro de los órdagos que ETA quería echar al Estado con secuestros como el Ortega Lara o los de los empresarios Cosme Delclaux y José María Aldaya, los tres coincidentes en el tiempo.

Miguel y Carlos han hablado de ese momento, cuando el primero descubrió el sistema hidráulico que cerraba a cal y canto el zulo de madera, húmedo y frío, de apenas tres metros de largo, dos de ancho y 180 centímetros de alto, en el que Ortega Lara sufrió su cautiverio.

Ambos reconocen la dificultad que entrañó para los agentes -se movilizaron 500 guardias civiles- liberar al funcionario de Prisiones y, modestamente, se reparten con una "pizca" de suerte el mérito de haber localizado el sistema hidráulico que abría la trampilla.

532 días de secuestro

17 de enero de 1996. Ortega Lara, nacido en 1959, es abordado en el garaje de su vivienda en Burgos, cuando regresa de su trabajo en la cárcel de Logroño, por tres miembros de ETA que le introducen en el maletero de su coche y luego le trasladan en un camión, oculto en una máquina especialmente preparada, hasta un zulo en una nave industrial de Arrasate.

Al día siguiente, encuentran su coche abandonado en el polígono industrial burgalés de Gamonal. Sus gafas estaban en el maletero. Tres días más tarde de su desaparición, ETA reivindica el secuestro en una llamada telefónica al diario "Egin" y el 1 de febrero la banda terrorista asume esta acción en un comunicado.

Durante el secuestro, ETA envió a ese periódico fotografías del funcionario para demostrar que se encontraba en buen estado e, incluso, el propio "Egin" publicó una carta manuscrita en mayúsculas por Ortega Lara en la que pedía a sus compañeros que cesaran en el maltrato a los presos de ETA, y al Gobierno, que negociase. Además, decía recibir un trato correcto.

Recuerda que costó más localizar la entrada del zulo que entrar a la nave y recalca el trabajo "muy intenso y concienzudo" que tuvieron que llevar a cabo él y sus compañeros. "Hubo algo de suerte porque el sistema estaba bastante conseguido. No era fácil sin una pizca de suerte", apostilla este agente.

2022-07-02T06:10:03+02:00
En directo
00:00 - 05:00
Made in Onda Vasca
00:00 05:00
En directo
00:00 - 05:00
00:00 05:00