En directo
00:00 - 06:00
Vida y estilo

¿Qué recipientes puedo meter al microondas y cuáles no?

Los envases de cartón o papel son aptos para calentar la comida sin correr ningún riesgo de arder
Hay que tener precaución con el tipo de envase que se introduce al microondas.
Hay que tener precaución con el tipo de envase que se introduce al microondas.

Darle un último golpe de calor a la comida, calentar la leche para desayunar o cocinar algún plato sencillo son algunas de las funciones que cumple el microondas. Aporta grandes ventajas, podemos calentar la comida rápidamente y ahorrar tiempo, pero hay que tener cuidado con el uso que le damos si no queremos causar un accidente.

Siempre nos han advertido del peligro de introducir cubiertos al microondas, esto se debe a la radiación que emite el electrodoméstico que provoca que se eleve la temperatura del metal a gran velocidad y produzca un incendio. Lo mismo ocurre con los recipientes, no cualquiera es adecuado para ser calentado y es importante conocer qué materiales son adecuados para introducir al microondas.

Se trata de un electrodoméstico muy útil y para sacarle el máximo partido aquí te dejamos una lista de los recipientes que se pueden meter al microondas y los que no.

Una alternativa a los envases de plçastico son los recipientes de silicona o cerámica.

Una alternativa a los envases de plçastico son los recipientes de silicona o cerámica. Freepik

Recipientes aptos para el microondas

Recipientes de vidrio o cerámica. Son los más usados y los que ofrecen mejores resultados. Sin embargo, debes asegurarte que sean de buena calidad y que lleven la etiqueta que indique que pueden introducirse en el microondas, ya que sino corremos el riesgo de que se rompa. Para ello, adquiere siempre estos artículos en establecimientos especializados.

Envases de cartón o papel. Son envases preparados para meter al microondas por lo que no arden si se les aplica calor. El recipiente no debe usarse si contiene algún tipo de dibujo ya que la tinta puede derretirse y mezclarse con la comida, también es importante retirar el papel de aluminio que normalmente envuelve el envase.

Envases de plástico. Los únicos envases de plástico preparados para el microondas son aquellos marcados con los números 2, 4 y 5, los demás no es conveniente calentarlos ya que pueden contaminar la comida con microplásticos.

Aunque estos envases puedan calentarse, el material se deteriora progresivamente y deben usarse un máximo de 2 o 3 veces Una alternativa más ecológica y saludable son los recipientes de silicona que además son más fáciles de limpiar.

Recipientes que no son aptos para microondas

Envases de aluminio. Este material, al recibir las microondas, puede terminar fundiendo tu horno e incluso provocando que el sistema eléctrico de tu casa termine seriamente afectado.

Papel de estraza. Es el clásico papel que se usa para envolver alimentos o fabricar bolsas y tanto por la tinta que contiene como por su composición, puede terminar ardiendo dentro del microondas.

Bolsas y envoltorios de papel. Los envases de este material están preparados para calentarse, en cambio las bolsas o envoltorios suelen ser muy finos por lo que las posibilidades de arder son altas. Además, podrían contener trazas de tinta que terminarían por contaminar la comida.

Envases de plástico de comida precocinada. El envase debe marcar el número que indica qué tipo de plástico se ha utilizado para producir el envase, si el táper tiene los números mencionados puede usarse, en caso contrario no se debe calentar. Aunque sean adecuados, se recomienda utilizar un recipiente de otro material como la silicona o la cerámica.

Envases de plástico de productos industriales. Los recipientes de productos como helados, mantequilla u otro preparados solo deben usarse como fiambrera, nunca para calentar, ya que es un plástico muy fino.

Menaje metálico o con pintura metálica. El metal es un conductor de la electricidad por lo que las ollas, sartenes, cubiertos y similares han de permanecer siempre lejos de tu microondas.

Recipientes de comida para llevar. Los materiales suelen variar pero en todo caso se caracterizan por estar serigrafiados con el logotipo del restaurante o con algún que otro diseño. Los envases con tinta no deben calentarse, por lo que la mejor opción es sacar la comida y calentarla en un plato.

Botellas, copas y vasos de vidrio. Hay que evitar este tipo de envases debido a su composición. Por lo general, la densidad del vidrio utilizado varía dependiendo de cada modelo, cuanto más fino sea el vidrio, más probabilidades de que estalle.

Envases de poliestireno expandido. Suele usarse para el embalaje, pero también para algunos recipientes. Una vez más, la lectura de la etiqueta del artículo es fundamental para conocer la composición exacta del envase y asegurarse de que el tipo de plástico es el adecuado para calentar.

2022-08-01T09:58:04+02:00
En directo
00:00 - 06:00
Made in Onda Vasca
00:00 06:00
En directo
00:00 - 06:00
00:00 06:00