En directo
08:00 - 12:00
Política

Podemos aclara que no quiere romper el pacto educativo pero será "vigilante"

La portavoz de Elkarrekin Podemos-IU, Miren Gorrotxategi, habla con el consejero de Educación, Jokin Bildarratz, de espaldas
La portavoz de Elkarrekin Podemos-IU, Miren Gorrotxategi, habla con el consejero de Educación, Jokin Bildarratz, de espaldas

La primera reunión de la comisión de seguimiento del pacto educativo ha rebajado el suflé del desencuentro público que se había generado en las últimas jornadas, sobre todo con las críticas vertidas por Elkarrekin Podemos-IU. La reunión celebrada este lunes en el Parlamento Vasco con presencia de los cuatro firmantes (PNV, EH Bildu, PSE y Elkarrekin Podemos-IU) y del consejero Jokin Bildarratz se saldó con Podemos sin levantarse de la mesa, aunque en las jornadas anteriores había dejado la puerta abierta a la ruptura por el contenido del borrador del decreto de planificación de los centros educativos no universitarios, que a su juicio no termina con la sobreoferta de plazas de la red concertada.

Un decreto que Bildarratz ya ha dejado claro que está en proceso de elaboración, que aún no cuenta siquiera con los informes jurídicos, y que comenzó a redactarse antes incluso de firmar el pacto educativo, de manera que no podía recoger la filosofía de un acuerdo que no existía en aquel momento. Está abierto a cambios, algo que ya había confirmado hace más de una semana en una respuesta a EH Bildu, que ha mantenido una actitud constructiva desde el primer minuto.

Con estas aclaraciones, lo que hizo tras la reunión Miren Gorrotxategi desde Elkarrekin Podemos-IU fue matizar que no quiere "por nada del mundo que este acuerdo se rompa; esta es la premisa fundamental", aunque añadió que estará "vigilante". Lo que ha sucedido con este grupo es que, a su juicio, existe una diferencia importante entre el acuerdo y el decreto, que puede parecer de matiz: por un lado, el acuerdo aboga por garantizar una oferta pública suficiente, pero el decreto aboga por garantizar la existencia de suficientes plazas sostenidas con dinero público, lo que para el grupo de Gorrotxategi metería en el mismo saco a la escuela concertada. Fuentes de este grupo admiten que el consejero ha aclarado que es un borrador, pero creen que, antes de hacer público el texto, debería haberlo trabajado para que los demás no se hubieran visto forzados a hacer público también su desencuentro.

Parece que ahí está la clave del choque, y en ese sentido, cabe recordar que este grupo se disputa buena parte de su espacio con EH Bildu, y lo hace en un contexto de caída en las encuestas electorales. Lo que ahora matiza Gorrotxategi con mayor claridad es que no quiere romper el pacto, y quiere reuniones para proteger el acuerdo y que no llegue la sangre al río, que se resuelvan las discrepancias antes de que se plasmen en proyectos. Es decir, que se corte de raíz el problema antes de que trascienda en público. Este lunes ha reclamado un plan de trabajo para la comisión de seguimiento. Se acordó que las reuniones de la comisión de seguimiento fueran trimestrales, pero lo que quiere este grupo es que no se apuren hasta el final los tres meses.

 

LA SORPRESA DEL PSE

También el PSE expresó su deseo de que el borrador cambie, por boca de José Antonio Pastor.

En cualquier caso, el PSE consideró que la situación se ha reconducido y se ha restablecido el clima de confianza. Eneko Andueza ya había realizado unas declaraciones en este sentido el fin de semana, pero ni él ni Pastor llegaron a aclarar cuáles son los elementos que generan dudas al PSE en ese decreto. Fuentes socialistas explican que son cuestiones que tienen que ver con la apuesta por la escuela pública, y no con el asunto de las lenguas. El PNV, por su parte, llamó a la calma por boca de Leixuri Arrizabalaga. Se mostró confiada en que todo se va a reconducir, "como hasta ahora", también con un PSE que es su socio de Gobierno. Aclaró que el decreto no va a tener nada que ver con el borrador presentado.

El pacto educativo es la base para que el consejero redacte en octubre un proyecto de ley y se prevé que resurjan tensiones, aunque hay voluntad para reconducirlas.

 

EH BILDU PROMETE COMPROMISO

Condiciones a la escuela concertada para que pueda seguir recibiendo dinero público, como la paridad o la laicidad.

 

Desde EH Bildu, Ikoitz Arrese recalcó el "compromiso firme" de su grupo y se ratificó en su actitud "constructiva". "Tranquilidad, confianza y mirada a largo. Es evidente que existen sectores que pretenden desestabilizar el acuerdo y romperlo. No vamos a caer en intereses particulares y corporativos. No podemos quedarnos en una mirada corta porque estamos hablando del futuro del país. Sabemos que las tensiones van a ser constantes y habrá decisiones que no compartamos, pero nos comprometemos a analizarlas con responsabilidad. Queremos reiterar nuestro compromiso firme con este acuerdo. Seremos fieles a su espíritu y letra", dijo.

2022-06-14T05:03:11+02:00
En directo
08:00 - 12:00
Onda Vasca con Imanol Arruti
08:00 12:00
En directo
08:00 - 12:00
08:00 12:00
638 05 21 41