Actualidad

Euskadi supera en el primer trimestre los niveles de empleo indefinido de 2010

Los contratos fijos de mujeres impulsan el mercado laboral y frenan la temporalidad tras la última reforma
Los servicios siguen creciendo en empleo y, junto a la industria, sostiene el mercado laboral.
Los servicios siguen creciendo en empleo y, junto a la industria, sostiene el mercado laboral.

Las estadísticas de empleo siempre guardan alguna sorpresa ocultan entre el bosque de datos. Y la encuesta de Población en Relación a la Actividad (PRA) hecha pública el viernes por Eustat esconde una muy positiva. El número de asalariados vascos con contrato indefinido del primer trimestre de este año supera el nivel fijado en los tres primeros meses de 2010. En concreto, en estos momentos hay 608.800 trabajadores fijos en la CAV, 800 más que en los tres primeros meses de 2010.

La referencia es muy importante, porque la crisis financiera que estalló entre finales de 2008 e inicios de 2009 en Euskadi se llevó primero por delante 27.000 empleos temporales, pero a partir precisamente de 2010 empezó a erosionar con fuerza el empleo indefinido. Hasta el punto de que la economía vasca tocó fondo en este capítulo a finales de 2015 con 502.600 contratos fijos, según los datos de la PRA,

La crisis más larga y agresiva a nivel global recortó en más de 105.000 personas el empleo indefinido en la CAV. Han tenido que pasar más de siete años para superar el bache y acercarse al máximo histórico, los 637.100 contratos fijos del tercer trimestre de 2008.

A partir de ahí el mercado laboral vasco entro en una espiral de destrucción de puestos de trabajo que se prolongó ocho años. De hecho, no se superó hasta el ejercicio pasado el nivel de afiliación a la Seguridad Social previo a aquella crisis.

La dinámica ha cambiado a pesar de la ralentización de la economía y la presión de los precios. Euskadi alcanzó en marzo su récord histórico de cotizantes, incluidos los autónomos, que están fuera del balance de Eustat sobre el tipo de contrato de los asalariados. El avance de la contratación indefinida está muy ligado a la última reforma laboral.

La economía vasca registraba a finales de marzo 60.500 empleos fijos más que doce meses antes. Las nuevas reglas de juego que entraron en vigor precisamente en marzo de 2022 han cumplido con su objetivo de estabilización del mercado del trabajo. La conversión de contratos temporales en indefinidos ha sido la tónica del último año, si bien los datos de Eustat apuntan a que el ritmo se ha moderado en el arranque de este curso.

El empleo fijo ha crecido en la CAV una media trimestral de 19.700 personas desde la puesta en marcha de la reforma, pero en relación al último cuarto de 2022 el avance entre enero y marzo es de solo 4.400 empleos indefinidos. Habrá que esperar a la evolución de los próximos meses para saber si el empuje se ha acabado.

Empleo femenino

Lo que está claro es que la dinámica de primar la contratación indefinida ha favorecido a las mujeres. De hecho, el empleo fijo femenino ya ha superado los niveles previos a la crisis financiera y hoy son casi la mitad, el 47,3% del total, seis puntos más que en 2008.

En el primer trimestre de este año en torno a 288.300 mujeres tenían un contrato indefinido, lo que supone 21.800 más que el récord anterior. En cambio ellos –320.400 empleos fijos– están todavía muy lejos –50.300 de su máximo registro–.

¿Qué está sucediendo con la contratación temporal? La reforma laboral también ha reducido su peso en el mercado laboral vasco, donde ha pasado de representar un 28,7% según Eustat al 21,9%. Sin embargo, en el primer trimestre de este año había en Euskadi 2.400 empleos temporales más que antes de la crisis financiera y 29.600 más que el mínimo de ese ciclo.

Y ahí, una vez más, son las mujeres las que más sufren la falta de estabilidad, porque en estos momentos la PRA registra 16.400 contratos temporales de ellas más que antes de la crisis financiera. En cambio, la evolución es más positiva entre los hombres, que solo suponen un 41,6% del empleo con fecha de caducidad, cuando hace 15 años el reparto, por género era casi del 50%, con ellos un medio punto por delante.

MERCADO LABORAL

  • 608.800 contratos indefinidos. Según la encuesta de Población en Relación a la Actividad (PRA) de Eustat hecha pública el viernes, la economía de la CAV contaba en el primer trimestre del año con casi 609.000 contratos indefinidos. Es la cifra más alta desde el arranque de 2010, justo en el momento en el que la crisis financiera empezó a destruir empleos de carácter fijo.
  • 288.300 mujeres con empleo fijo. En el caso de la contratación de mujeres con carácter indefinido, la economía vasca ya ha superado los niveles previos a la crisis de 2008. Con más de 288.000 empleos fijos femeninos, ellas ya concentran más de un 47% de los contratos indefinidos frente al 41% del tercer trimestre de 2008.
2023-04-24T09:42:03+02:00
En directo
Onda Vasca En Directo