Actualidad

Al menos 68 personas fallecieron por calor en Euskadi durante julio

El Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria del Instituto de Salud Carlos III estima que desde el 1 de junio se han producido en la CAV unas 105 muertes por las altas temperaturas
Un joven se refresca junto a una fuente durante la segunda ola de calor del verano.
Un joven se refresca junto a una fuente durante la segunda ola de calor del verano.

El Instituto de Salud Carlos III estima que, entre el 1 y el 29 de julio, se produjeron en Euskadi 512 muertes más de las esperadas para ese periodo, de las que 67 son atribuibles a las altas temperaturas.

En el conjunto de España se registraron 9.687 muertes más de las previstas, 2.124 por el calor, con un pico a mediados de mes que coincidió con la segunda ola de calor del verano.

Son los últimos cálculos del Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria (MoMo) que desde el pasado 1 de junio ha detectado en el País Vasco 716 fallecimientos más de los esperados, 105 de ellos por exceso de calor.

En el conjunto de España, desde el 1 de junio se han registrado 13.908 fallecimientos de más, 3.305 de ellos por exceso de calor. Por grupos de edad, la mayor cifra se presenta en los mayores de 75 años, sobre todo a partir de 85.

En ningún caso son cifras de muertos reales, sino que se trata de una estimación que el MoMo hace a partir de un modelo matemático que utiliza tres fuentes de datos: la de los registros civiles, que no especifican la causa codificada de defunción; las temperaturas según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) a nivel provincial en el mismo periodo de tiempo; y la población por grupo de edad, sexo y provincia, extraídos del INE.

A partir de ahí, hace una estimación estadística de excesos de mortalidad para un día determinado comparando series históricas, pero no ofrece cifras reales de defunciones, una estimación que, además, no se puede considerar consolidada hasta que haya pasado al menos un mes desde su publicación, si bien van dando una idea de la evolución de los excesos de mortalidad en la población española.

Con estas premisas, la mayor parte del exceso estimado de defunciones la ha calculado para el periodo de julio, en el que la sobremortalidad detectada asciende a 9.687 muertes, de las que 2.124 son achacables al calor de forma directa -golpe de calor- o, en mucha mayor proporción, indirecta -por agravamiento de patologías previas-, frente a las 554 que calculó para el año pasado.

Se trata de la estimación más alta que ha hecho desde que se puso en marcha este sistema con excepción del histórico verano de 2003: aquel año estimó un exceso de 12.804 muertes en todo el verano -1.719 en junio, 2.011 en julio, 8.727 en agosto y 347 los primeros 15 días de septiembre-.

Según el MoMo, los mayores picos de sobremortalidad este mes de julio se han producido entre el día 16, para el que ha estimado 150 muertos, hasta el 21 de julio (147). Entre medias, las cifras más altas las registra los días 18 y 19, con 183 y 184 muertes, respectivamente.

2022-08-02T15:20:04+02:00
En directo
Onda Vasca En Directo
En directo
Onda Vasca En Directo