En directo
11:00 - 13:00
Actualidad

Salud urge a la dosis de refuerzo, ya que un 30% de vascos no la tiene

Ante el avance del covid, recuerda la necesidad de “cumplir con toda la pauta de vacunación”
La primera convocatoria de vacunación juvenil tuvo mucho éxito, pero el seguimiento se ha rebajado con la tercera dosis. | FOTO: OSKAR M. BERNAL
La primera convocatoria de vacunación juvenil tuvo mucho éxito, pero el seguimiento se ha rebajado con la tercera dosis. | FOTO: OSKAR M. BERNAL

Euskadi sufre otra gran escalada de contagios que podría obedecer, en parte, al estancamiento en las dosis de refuerzo. Es por ello por lo que Osakidetza urgió ayer a que se complete la pauta de vacunación e insistió en que sigue ofertando vacunas a la población vasca. No hay que perder de vista que la cobertura de la inyección de refuerzo en Euskadi, la conocida como tercera dosis, ha sido muy desigual según las distintas franjas de edad. En el caso de los mayores de 60 años, la práctica totalidad acudieron a inyectarse de nuevo el suero, pero el porcentaje baja significativamente a medida que se desciende en los escalones de la pirámide. Observando a toda la población, tres de cada diez vascos no han recibido este pinchazo.

De hecho, en los ciudadanos de 40 años apenas llega al 65% y los veinteañeros y treintañeros son todavía más escépticos a la inoculación del antídoto, con coberturas que apenas alcanzan el 35% o el 40%.

El responsable de Vigilancia de Salud Pública de Osakidetza, Pello Latasa, volvió a hacer hincapié en completar toda la pauta, ya que admitió que siguen aumentando en los últimos días los casos de coronavirus. De hecho, la positividad en los mayores de 65 años, el único segmento que ahora se contabiliza (ya que los demás casos no son registrados), es de casi el 54%, una de las “más elevadas” de la pandemia.

En declaraciones a Radio Euskadi, Latasa reconoció que esta subida de casos en los últimos días ha implicado un notable incremento de hospitalizaciones. A su juicio, el repunte se debe principalmente a la propagación de nuevas subvariantes y la “mayor movilidad” de la población en este periodo.

Menos impacto

Sin embargo “gracias al importante esfuerzo” que se ha hecho en vacunar y a la elevada cobertura vacunal en Euskadi, se evitan los cuadros más graves de la enfermedad. Por ello, el impacto en el sistema sanitario que se está observando es “muy inferior al impacto que la pandemia ocasionaba en las olas previas”.

Cuestionado por si son los mayores los que más están ingresando en los hospitales, afirmó que el perfil ha cambiado porque se están viendo “mas hospitalizaciones pero no es comparable con las hospitalizaciones que se veían meses atrás”. En la actualidad, las personas que acaban hospitalizadas son, sobre todo, vulnerables con patologías previas y a las que la infección “les descompensa una patología de base”.

Pello Latasa llamó a la prudencia a toda la sociedad ante las elevadas incidencias. No obstante, manifestó que los colectivos de personas de más vulnerabilidad, como los mayores o personas con enfermedades causantes de inmunodepresión, tienen que tener “especial cuidado” y seguir una serie de medidas.

Mascarilla en aglomeraciones

En este sentido, dos años y medio después de estallar la gran crisis sanitaria, se vuelve a abundar en el uso de mascarilla, especialmente en aglomeraciones. También se apela a la higiene de manos frecuente, a priorizar espacios abiertos y evitar locales “mal ventilados”. “Y, por supuesto vacunarse y tener una pauta vacunación completa para evitar tener formas graves de enfermedad”, añadió Latasa, ya que la efectividad de las vacunas para las formas graves de enfermedad parece mantenerse.

Ante la intención del ministerio de Sanidad de esperar a mediados de septiembre para la cuarta dosis y así esperar a las nuevas vacunas adaptadas a las variantes del SARS-CoV-2, Latasa señaló que “el Servicio vasco de Salud estará preparado para cualquier eventualidad”.

Preguntado por si cree que en otoño Osakidetza estará vacunando al conjunto de la población con la segunda dosis de refuerzo, empezando por los mayores, resaltó que es una discusión que está “todavía encima de la mesa y no hay nada decidido”. “El objetivo es adoptar la decisión para ofrecer la mayor protección a la población, pero no solo en el contexto actual sino también anticipándose al contexto que pueda venir después del verano”. l

lo más destacado

Mayores, 54%

La positividad en los mayores de 65 años (los únicos que se contabilizan) es casi del 54%, “una de las más elevadas que se ha tenido a lo largo de la pandemia”. Ello da una idea de la elevada circulación del virus.

Ingresos

La mitad de las personas hospitalizadas con test positivo están ingresando en los hospitales por otras dolencias, pero se les hizo la prueba y dieron positivo. Además en la actualidad hay “nuevos medicamentos”, la variante es “menos virulenta”.

Eficaces al 80%

Según el último informe de efectividad de vacunación, las vacunas actuales ofrecen una protección por encima del 80% frente a formas graves de enfermedad.

Recuerdo

El 54% de los españoles (25.608.828) cuentan con la dosis de recuerdo de la vacuna contra el covid-19, el 92% de la población (39.120.199 personas) ya ha recibido la pauta completa de vacunación y el 93% (39.247.940), ha recibido una inyección.

2022-07-17T03:58:02+02:00
En directo
11:00 - 13:00
Onda Vasca con Kike Alonso
11:00 13:00
En directo
11:00 - 13:00
11:00 13:00
688 854 852