En directo
22:00 - 00:00
Bizkaia

José Antonio Aranda: "Detrás de los avisos por calor está que la gente no sufra"

Responsable de Euskalmet
José Antonio Aranda es el responsable de Euskalmet.
José Antonio Aranda es el responsable de Euskalmet.

No todo es la tiranía de los números y del big data. La ciencia tiene una cara humana y cada vez la cultiva con más interés. La Meteorología también que, sin descuidar factores como las temperaturas máximas y las mínimas presta atención especial al impacto físico, mental y emocional que un episodio de altas temperaturas como el presente -que mañana a la tarde se despedirá de la geografía vasca- puede tener en la vida de las personas. "Y encima, como ha venido adelantada, pues nuestros cuerpos están menos preparados y el impacto es mayor", subraya José Antonio Aranda, responsable de la Agencia Vasca de Meteorología.

El otro día me decía un amigo con huerta que este año nos había llegado el fuego antes que la cosecha€

-Pues tiene razón. Estos últimos años se está adelantando un montón.

¿Es la primera ola de calor del año? Aquellos calores de mayo ¿fueron?

-Tuvimos un periodo de calor. Es muy difícil que en esas fechas sean olas de calor. Y no son estos calores de 40 grados. Son más suavecitos.

Pero lo pasamos mal.

-También es cierto que el cuerpo humano cuanto más cerca está de la primavera menos acostumbrado está al calor.

¿Y cuándo entra en la categoría de ola de calor?

-Es que no es solo la temperatura. No se trata de tener solo unos números y si se cumplen poder llamarle ola de calor.

Tenía entendido que era en función de la duración, las temperaturas€

-Hay que ver cuál es el impacto que puede crear. Porque detrás de una ola de calor está que la gente pueda conciliar el sueño, por ejemplo. Y que el cuerpo esté descansado y al día siguiente pueda estar bien. O que una persona mayor no sufra por efecto de ese calor y de la falta de descanso y que tenga problemas de salud€ Lo que se trata es de tener unos índices de bienestar o de falta de bienestar en las personas debido a ese fenómeno.

Como el impacto en costa, pero aplicado a las personas€

-Si no duermes bien una noche por el calor acumulado en tu casa, cuando vayas al trabajo irás bien, algo irritado quizás, pero bueno€ Si no descansas en dos noches pues ya empiezas a estar un poco doblao.

Así mirado está bien. Y como ahora llega el fin de semana la gente puede descansar más.

-En líneas generales, con uno o dos días se pone aviso amarillo cuando se sobrepasan unos índices de temperatura máxima y minimas; cuando son tres o cuatro días pasamos a naranja, y si son cinco se pone rojo. Pero no es solo si se cumplen esas condiciones. No, porque puede ser que haya más humedad, la insolación€ Hay muchos factores. De lo que se trata es de prevenir el impacto de esa ola de calor en las personas. Y encima, como ha venido adelantada sobre lo que sería habitual, nuestros cuerpos están menos preparados y el impacto es mayor.

¿A qué se debe un episodio de estas características?

-Una DANA muy estática se situó frente a las costas de Portugal mucho tiempo y ha cogido aire de África que en esta época está calentísimo y lo ha metido a presión a la península.

A la península y a nosotros.

-Nosotros casi nos quedamos fuera. Hasta este jueves. Pero ahora ya estamos de pleno y mañana todavía más. Será el peor día de todos. Y encima acabará con una especie de galerna que afectará a toda la geografía, no solo a la costa. De hecho, en costa será este sábado cuando más suban las temperaturas.

¿Y eso? Hasta ahora habían librado.

-Las máximas se darán en zonas de menor altitud y eso es a la altura del mar. En Bilbao y Donostia esperamos 41 grados. Una barbaridad. Pero también es cierto que en poco tiempo nos barrerá esa pseudogalerna que atravesará desde la costa oeste de Bizkaia hasta la zona de Rioja alavesa. Todo.

No ganamos para extremos.

-Pues fíjate que en puntos de costa la bajada de temperaturas puede ser de más de 15 grados en poco tiempo, en media hora o menos.Y estará asociada a viento con rachas fuertes de 60 kilómetros por hora y más. Échale que sea entre las tres y las seis de la tarde. Será un cambio drástico.

Barrerá como usted dice ¿y refrescará?

-Sí, bajará la temperatura y podremos dar por finiquitada esta ola de calor.

Recuerdo haberle escuchado decir en aquellos calurosos días de mayo que estábamos entre 8 y 12 grados centígrados por encima de la media. ¿Ahora?

-Las temperaturas son distintas en cada lugar. Para hacer este tipo de media cogemos el mapa de 850 milibares, que es donde está el 85% de la atmósfera que normalmente suele ser 1.400-1.500 metros. Para hacernos una idea es la cumbre del Gorbea. En esta época la media estará en 12-14 grados, pero hemos tenido del orden de 22-21 en la cumbre. Pero este sábado puede llegar incluso a 25-26 grados€. Una temperatura altísima.

Inusual, como dicen ustedes los expertos.

-Es una situación muy anormal por lo temprana de esta entrada y por cuántos días está durando. Bastante excepcional.

¿Nos tenemos que empezar a acostumbrar a este tipo de episodios meteorológicos adversos?

-Acostumbrando es una palabra pelín fuerte. Podemos estar cuatro años y que no vuelva a haber en junio ninguna ola de calor. O puede ser que el año que viene o este mismo año tengamos otra más. Al final, el cambio climático en líneas generales hace que aumente la frecuencia, pero eso no significa que tengas que tener todos los años y que se adelanten. Es más probable que en un futuro tengamos mayores olas de calor sí; y en periodos más amplios. Incluso de más intensidad. Pero eso no significa que todos los años tengamos que tener.

Esta crisis climática ¿está transformando las estaciones del año? Apenas hay primavera y nos ha aparecido el 'veroño'...

-Al tener una atmósfera más cálida en general, algo que pasa en el planeta, lo que ocurre es que las estaciones cálidas aumentan.

¿Y qué me dice de las noches tropicales?

-De esas hemos tenido en gran parte de Euskadi. Muchas localidades han estado por encima de los 20-21 grados por la noche. En algunas incluso 22 [Páganos]. En Zorrotza, pegadito a la ría de Bilbao, ha habido 21,8 grados centígrados la noche del jueves al viernes. Pero más de 20 muchas.

¿Se han cumplido los pronósticos o confiaban en equivocarse un poquito a la baja? Que nos quedáramos en 35 grados...

-La filosofía de Euskalmet es ir a la más probable, no ir a quitar importancia a las cosas porque sí, ni a ir a lo más negativo de todo. Vamos siempre a lo que vemos más probable en cada momento. Cuando veíamos que era una situación potente hemos ido avisando cada vez más. A cuatro o cinco días no puedes ajustarlo porque la probabilidad de fallar es alta. Y no hay que asustar ni exagerar. Sí hemos visto desde el principio que podía ser fuerte. pero también estábamos justo en el límite de que nos pillará o no. Por eso la apuesta que hemos ido haciendo ha sido la correcta en cada momento.

O sea que el domingo, paz.

-Bajarán las temperaturas, que seguirán siendo relativamente decentes, pero no tendremos nada a la vista que nos llame la atención. Ya hemos quitado lo peor.

Lo que más daño hace a la salud mental y a la física€

-Y al bolsillo de los agricultores, al sufrimiento de las personas mayores, al cansancio acumulado de la gente€

Y menos mal que nos ha pillado sin mascarilla.

-También es verdad, hubiera sido más duro.

2022-06-18T18:19:03+02:00
En directo
22:00 - 00:00
Oldies
22:00 00:00
En directo
22:00 - 00:00
22:00 00:00
Email