En directo
22:00 - 23:00
Actualidad

Euskadi moviliza 2.000 millones para la creación de 80.000 empleos en dos años

Plan Estratégico de Empleo 2021-2024
Varios ciudadanos hacen cola ante una oficina de empleo de Lanbide. Foto: Oskar Martínez
Varios ciudadanos hacen cola ante una oficina de empleo de Lanbide. Foto: Oskar Martínez

El Gobierno Vasco aprobó ayer el nuevo Plan Estratégico de Empleo 2021-2024 para incentivar la creación de 80.000 puestos de trabajo, apoyar a 23.000 empresas y recualificar a 48.000 personas desempleadas en los próximos dos años. Para ello destinará 2.071 millones de euros, de los cuales casi 463 millones se ejecutarán durante 2022. La vicelehendakari Idoia Mendia explicó los detalles del plan tras el Consejo de Gobierno de ayer y destacó que el objetivo no es solo crear más empleo, sino que éste sea de calidad, con menor temporalidad, parcialidad, siniestralidad y brecha salarial.

Con este plan, Euskadi pretende contribuir al relanzamiento socioeconómico en la pospandemia implementando las tres transiciones –digital, energética-climática y demográfica–, así como promover un empleo inclusivo y de calidad para un nuevo contrato social. Según explicó Mendia, parte de las "certezas" de que "las incertidumbres van a ser una constante en el futuro" y de que la economía vasca ha demostrado que "sabe resistir y recuperar el empleo con rapidez".

Asimismo, el plan es "una pieza más de un engranaje" del que forman parte los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU y el Pilar europeo de los Derechos Sociales, el programa Next Generation de la Unión Europea, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el Programa de Gobierno 2020-24 de la actual legislatura, el Programa Berpiztu para la Reactivación Económica y el Empleo de Euskadi 2020-24. A su vez, describe los programas de empleo de las diputaciones y de los ayuntamientos de las tres capitales. Abarca cuatro años, si bien "sienta las bases de una Estrategia de una década".

Junto a los objetivos cualitativos, el plan plantea también una "ambición" cualitativa, de manera que se pretende no sólo crear más empleo, sino que sea "un empleo inclusivo y de calidad para un nuevo contrato social". "Esa es la misión que se marca el Plan: lograr los equilibrios necesarios entre los agentes sociales, económicos e institucionales para que el empleo de calidad sea posible en una economía competitiva y globalizada. Una economía en un profundo proceso de transformación y sometida a un estrés permanente que debe salir de cada embate con personas trabajadoras más cualificadas y con mayores oportunidades para mejorar sus condiciones de vida", planteó.

Objetivos Los objetivos cualitativos del plan se centran en contribuir a reducir la temporalidad en el empleo hasta el 20% en el mercado laboral en general y hasta el 30% en el sector público. Además, aspira a situar la jornada parcial no deseada por debajo del 10%, disminuir un 10% la tasa de siniestralidad laboral y aumentar del 56,8 al 65% el número de trabajadores protegidos con convenios colectivos.

En cuanto a la igualdad, los objetivos pasan por reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres del 19,5% a menos del 10%, la temporalidad femenina del 33,8% a menos del 25% y la tasa de parcialidad de las mujeres trabajadoras del 26,4 al 17%. En este mismo ámbito figura el reto de situar el desempleo juvenil en el 15%, es decir 10 puntos menos que en 2020, y de reducir la tasa de paro de larga duración prácticamente a la mitad, del 4,8 al 2,5%.

El plan recoge también otros objetivos como la formación de desempleados de cara a las transiciones digital, energética-climática y demográfica. En este sentido, la consejera anunció que Euskadi ya ha recibido fondos europeos para el proyecto Aukera Berri, que busca recualificar a desempleados del metal.

Una de las primeras reacciones al plan llegó de la secretaria general de CCOO Euskadi, Loli García, quien lo calificó de "poco ambicioso" porque lo que ha hecho es "juntar una serie de medidas" que tienen los diferentes departamentos del Gobierno vasco y otras instituciones pero "no hay coordinación real".

Las cifras

10%

Objetivos de plan. Incentivar la creación de 80.000 empleos, apoyar a 23.000 empresas, mejorar la capacitación y cualificación de 43.000 personas, formar a otras 16.000 en capacidades digitales, habilitar profesionalmente a 5.000 personas en el sector de los cuidados, mejorar la empleabilidad de 52.000 y situar la tasa de paro por debajo del 10% en los próximo dos años.

2.071 millones

Inversión. Para llevar a cabo el plan, el Gobierno Vasco prevé destinar 2.071 millones de euros, de los cuales casi 463 millones se ejecutarán este mismo año. El objetivo no es solo crear más empleo, sino que éste sea de calidad, con menor temporalidad, parcialidad, siniestralidad y brecha salarial, según explicó la vicelehendakari Idoia Mendia.

2022-04-14T05:59:02+02:00
En directo
22:00 - 23:00
Monográficos Musicales
22:00 23:00
En directo
22:00 - 23:00
22:00 23:00
Email