Vida y estilo

Esta es la razón por la que deberías poner hojas de laurel bajo la almohada

Se trata de una planta con muchas propiedades que puede ser utilizada como remedio natural para tratar distintas afecciones así como para mejorar nuestra calidad de vida
Hojas de laurel en un recipiente de madera.
Hojas de laurel en un recipiente de madera.

El laurel es una planta muy versátil que se ha utilizado tradicionalmente como remedio natural para tratar enfermedades o como especia en la cocina para dar un toque especial a los guisos. Considerada por griegos y romanos como un símbolo de sabiduría, poder, fama y victoria, en la antigüedad, en forma de corona, ha ceñido la cabeza de poetas, líderes y emperadores.

Originaria del Mediterráneo, es una planta perenne de hojas brillantes y ovaladas que desprende un olor característico. Es muy sensible a las heladas y crece muy lentamente, aunque en la edad adulta puede llegar a medir 14 metros de altura. Sus hojas se cosechan durante todo el año y para secarlas se recomienda colocarlas cabeza abajo en un lugar seco y sombreado. Antes de usarlas, quítales el pecíolo.

Su madera es aromática, dura y se utiliza para fabricar cajas y distintos utensilios para el hogar. Su leña tiene un gran poder calorífico y al quemarse desprende un agradable aroma.

Hojas de laurel secas en el interior de un frasco y esparcidas por la mesa.

Hojas de laurel secas en el interior de un frasco y esparcidas por la mesa. Freepik

En cuanto a la salud, se trata de una planta con muchos nutrientes, rica en vitaminas y una importante fuente de calcio, hierro, magnesio, potasio, zinc, selenio y fósforo. Hay muchas variedades de laurel, pero todas tienen numerosas propiedades para nuestro organismo. Algunas de ellas son:

- Relajante. Aunque parezca extraño, meter una o varias hojas de laurel en una bolsita de tela y colocarlas debajo de la almohada puede beneficiar y mucho a nuestro organismo. Su aroma tiene una función antiestrés y un efecto calmante de cuerpo y mente, lo que hará que nos relajemos y descansemos mejor. Colócalas durante unas horas antes de acostarte y retíralas cuando vayas a meterte en la cama.

- Digestiva. El laurel estimula las secreciones gástricas, mejora la digestión y evita la hinchazón y las flatulencias. Además, reduce la inflamación intestinal y previene el síndrome del intestino irritable.

- Antioxidante. Los flavonoides son unos potentes antioxidantes que protegen las células de nuestro cuerpo de los radicales libres que pueden provocar un envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas como el cáncer o enfermedades cardiovasculares.

- Expectorante. Previene gripes y resfriados, despeja las vías respiratorias, reduce síntomas como la congestión y la fatiga y es un buen remedio natural contra la tos, la bronquitis y otros problemas respiratorios. Cuece unos minutos hojas de laurel en agua hirviendo, cuélalo y bébete el líquido caliente. También puedes hacer baños de vapor con hojas de laurel.

- Antiinflamatoria. Reduce el dolor y la rigidez muscular por lo que es recomendable para paliar la artritis y otras afecciones musculoesqueléticas. Masajea la zona afectada con aceite esencial de laurel.

- Uso tópico. Antiguamente era habitual su uso para evitar infecciones de la piel con heridas, llagas o quemaduras.

- Piel y cabello. La planta contiene ácidos grasos y vitaminas que pueden ayudar a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y la caída del cabello. Además, combate la sequedad y el picor del cuero cabelludo, elimina la grasa del pelo y es un remedio eficaz contra los piojos.

Otros usos del laurel

  • En la cocina. El laurel se emplea para aromatizar salsas, guisos, sopas y otros platos. Se suele colocar las hojas enteras o bien machacadas en adobos y se retiran antes de servir.
  • Protección. El laurel en el hogar es signo de protección y buen augurio, y ahuyenta los rayos y los malos espíritus.
  • Repelente natural. Coloca hojas de laurel en algunas esquinas de la casa y su olor mantendrá alejados a insectos como hormigas, polillas, pulgas o cucarachas.
  • Desodorante. Quemar hojas de laurel secas hará desaparecer los malos olores del ambiente.
  • Clima. Existe la creencia de que si el laurel florece dos veces en el verano, el invierno siguiente será particularmente frío.
2023-04-16T10:08:03+02:00
En directo
Onda Vasca En Directo