En directo
22:00 - 00:00
Bizkaia

Un colegio de Bilbao, primero del mundo en lograr el certificado ODS

Ecodelegados de Jesuitinas durante un taller práctico en el centro educativo.
Ecodelegados de Jesuitinas durante un taller práctico en el centro educativo.

Aprendizaje y compromiso social. Y respeto. Y trabajo; mucho trabajo entre todo el alumnado del Colegio Jesuitinas. Desde las etapas más tempranas hasta el Bachillerato todos han puesto su granito de arena este curso para demostrar que cualquier acción, por pequeña que parezca, tiene impacto en la comunidad donde ocurre; en este caso en Bilbao.

La ruta verde e histórica proyectada hasta el monte Avril -y un plan estratégico y educativo alineado con los ODS- han revelado todo su potencial para que este colegio ayude al botxo a reinventarse en clave de sostenibilidad.

Además, y gracias precisamente a esa planificación integral, se ha convertido en el primer centro educativo a nivel internacional certificado en cultura de desarrollo sostenible por Naciones Unidas. Una noticia que hace unos días, durante un foro municipal de la Agenda Escolar 2030, era resumida por Xabier del Barrio y Elena González con un expresivo, "menudo año".

Ambos son alumnos de 4º de Primaria y ambos son ecodelegados, los enlaces escolares con ese programa para fomentar la educación y sensibilidad ambiental entre el alumnado.

El acto de reconocimiento oficial a este compromiso será este martes con presencia de cargos institucionales, de Unesco Etxea (Nieves Fernández, presidenta) y de la entidad ODS-Certificado (María José Gil-Delgado, presidenta). Y por supuesto, la plantilla del centro. Se trata de una distinción inédita hasta ahora concedida "por implementar la cultura del desarrollo sostenible como pilar fundamental para que los jóvenes se comprometan en la configuración de un mundo mejor", apostillaban desde la entidad ODS-Certificado.

Xabier del Barrio y Elena González durante el foro municipal de la Agenda Escolar 2030 celebrado recientemente. Foto: Borja Guerrero

Del Barrio y González recordaban en aquel encuentro con escolares de otros colegios bilbainos, que a principios de año todos los ecodelegados empezaron a pensar en un proyecto de centro que acabó por implicar a los de Infantil recogiendo y pintando piedras; a los de Primaria investigando la fauna y la flora existente en los 5,4 kilómetros del recorrido Bilboko Babesa que fue ideado; y a los de Secundaria y Bachillerato poniendo en contexto este recorrido con el Camino de Santiago, el cinturón verde bilbaino y la Calzada de los Zamudianos.

Y para integrar este Trabajo de Fin de Grado en la comunidad más cercana, los delegados de la Agenda Escolar 2030 han colaborado con el Ayuntamiento, con los vecinos del barrio de Arabella y con Peñaskal Fundazioa, que se encargó de hacer los códigos QR ilustrativos del trazado. Para hacer la ruta más atractiva y que más personas y familias se acerquen a este entorno, la alumna Elena González recordó que han escondido hasta 20 tesoros a lo largo del recorrido.

Aprendizaje y compromiso social. O lo que es lo mismo: mejorar la ciudad y dar ejemplo. Porque ese es el espíritu de la Agenda Escolar 2030 a la que este curso han aportado sus ideas un total de 55 centros escolares. En el caso de Jesuitinas Bilbao, el proceso comenzó hace más de un año elaborando un diagnóstico con visión de centro con respecto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

2022-06-13T12:23:02+02:00
En directo
22:00 - 00:00
Oldies
22:00 00:00
En directo
22:00 - 00:00
22:00 00:00
Email