En directo
12:00 - 13:00
Athletic

Oihan Sancet: "Si no das un paso adelante, te puedes quedar en nada"

Jugador del Athletic
Oihan Sancet: "Si no das un paso adelante, te puedes quedar en nada"
Oihan Sancet: "Si no das un paso adelante, te puedes quedar en nada"

Oihan Sancet (Iruñea, 25 de abril de 2000) se siente más a gusto en el verde que delante de una grabadora. No en vano, lo suyo es jugar al fútbol. Acude a la cita con un cierto retraso debido a que necesitaba una sesión rehabilitadora para tratar la rodilla derecha que se lastimó en Balaídos hace un mes. El navarro regresó en el derbi ante el Alavés y reiteró que esta debe ser la temporada de la confirmación de uno de los jugadores más talentosos que ha dado Lezama en los últimos tiempos.

Ha sido una semana atípica debido al segundo parón del curso, pero de nuevo confortante tras la victoria sobre el Alavés.

—La verdad es que estamos muy contentos por la victoria del equipo, que ha hecho que la semana sea diferente por ese triunfo que permite que afrontemos el siguiente con mucha ilusión.

Lo paradójico del caso es que estarán 22 días sin competir debido al aplazamiento del duelo en el Bernabéu ante el Real Madrid. ¿Le ve algo de sentido a semejante despropósito del calendario?

—Queremos jugar y más viniendo de un parón. Si en este caso no se puede por el tema del aplazamiento, es lo que hay. Nos tenemos que amoldar a este escenario y volver con más ganas aún.

¿Les puede penalizar de cara al próximo compromiso ante el Villarreal (día 23), que sí llegará a San Mamés más rodado?

—Más rodado, sí. Ellos van a jugar la semana anterior y eso nos tiene que dar igual. Tenemos que entrenar a tope para llegar lo mejor posible a ese partido.

Se hace largo, es una especie de minipretemporada.

—La verdad es que sí. A todo futbolista le gusta jugar, no solo entrenar, y sí que se hace largo. Es lo que hay y no queda otra que mirar hacia adelante.

Por cierto, en ese partido San Mamés abre al 100% de su aforo.

—Teníamos muchas ganas de que viniera todo el público. Que el aforo esté al completo y ver que toda la afición nos pueda apoyar es un orgullo y un placer.

La victoria ante el Alavés supuso cerrar una racha de tres partidos sin ganar. ¿Se sintieron liberados con el triunfo?

—Liberados, no. Veníamos de hacer las cosas bien, de hacer un buen fútbol, por eso mismo no teníamos ninguna presión por tener que ganar. Siempre quieres ganar, sumar los tres puntos, llegó la victoria y lo cierto es que estamos muy satisfechos.

Dice que hacen un buen fútbol. ¿No comparte entonces la reflexión de que el Athletic compite, logra resultados, pero carece de más creación?

—Son opiniones. Hay gente que dice que sí, hay gente que dice que no. Mi opinión es que estamos compitiendo bien, estamos haciendo las cosas bien. De hecho, solo tenemos una derrota en ocho partidos. La gente puede decir que no jugamos bien, pero ahí están los resultados, estamos en la parte alta de la tabla y queremos seguir ahí arriba.

¿Se sienten cómodos?

—Sí, estamos a muerte con el míster, con la idea de ganar el mayor número de partidos posibles.

Regresó en el derbi tras la lesión que sufrió en Balaídos. ¿Qué sensaciones tuvo?

—Fueron buenas. No me molestó la rodilla y no me limitó. Venía de cuatro semanas de parón y tenía muchas ganas de jugar, por lo que solo puedo estar satisfecho.

Las lesiones siempre son inoportunas y más en su caso, cuando había sido titular en las tres primeras jornadas. ¿Se ve en el once ante el Villarreal o le toca de nuevo empezar casi de cero?

—El míster decidirá lo que tenga que hacer y estaré a muerte con lo que él decida, me ponga a mí o a Raúl (García). Él decide lo mejor para el equipo y creo que tomará la decisión más correcta.

Lo cierto es que le había quitado el puesto a Raúl García, que no son palabras menores. ¿En qué se ha reinventado?

—No creo que sea quitar el puesto. Somos compañeros, nos ayudamos el uno al otro. Unos días yo a él y otros, él a mí. No lo veo como el hecho de quitar el puesto, sino, como he dicho antes, el míster decidirá lo que es mejor para el equipo.

Pero insisto, ¿en qué se ha reinventado Oihan Sancet?, ¿en qué ha mejorado?

—Soy un jugador con más experiencia, porque al fin y al cabo llevo más tiempo en la élite, eso te hace ganar físico... todo. Con experiencia y confianza, siempre vas a mejor.

Habla de experiencia y ante el Villarreal llegará a la cifra de 50 partidos como león.

—Sí, sabía el dato, que me deja muy contento.

¿Asume las críticas de que quizá le faltaba un punto más de intensidad en su juego, o sea, más músculo competitivo?

—Las críticas las utilizo para mejorar yo, no hago demasiado caso a lo que dice la gente de fuera, pero sí las utilizo para intentar mejorar en mi fútbol. Ahí está el trabajo que no se ve, en el gimnasio, que siempre suma.

Es una de las joyas de la corona desde que recalara en Lezama con 15 años y siempre ha apuntado a muy alto. ¿Le pesan esas expectativas sobre su persona?

—Pesar, no. Que la gente hable bien de uno siempre gusta, pero tampoco le puedes dar excesiva importancia. Cada uno sabe lo que puede hacer, sus claves, y se tiene que centrar en ello exclusivamente.

¿Y llega a pensar que puede ver las orejas al lobo al preguntarse: 'si no doy ese paso adelante, me puedo quedar en una promesa'?

—Por supuesto. Las oportunidades vienen, si no aprovechas la tuya, no das un paso adelante y no demuestras lo que puedes dar, quizá no tienes más oportunidades. Al igual que ha pasado con muchos futbolistas, te puedes quedar en nada.

A usted le ha ido todo muy rápido, se ha saltado incluso varias etapas en Lezama.

—Soy muy joven. Hay muchos futbolistas que han ido para arriba, otros se han quedado... Son etapas que te da el fútbol y hay que saber convivir con ellas.

El talento no tiene DNI y le puedo poner ejemplos, el mismo Iker Muniain, Julen Guerrero...

—El que tiene talento, lo tiene; y al fin y al cabo lo va a sacar.

¿Lo tiene Oihan Sancet?

—(Risas). No sé que decir, lo tiene que decir la gente.

Pues se le considera uno de los futbolistas de la plantilla que más calidad técnica tiene, es un jugador diferente.

—Me halaga que la gente diga eso de mí, pero no puedo decir más que soy Oihan Sancet, con sus virtudes y con sus defectos.

Defínase: delantero, media punta, centrocampista. En ocasiones, se desconoce cuál es la posición que mejor le va a sus características.

—La posición es algo relativo. El míster te pide unas cosas en el campo y tú tienes que hacer lo que te pida de la mejor manera posible. Que juegues de media punta o en el medio, da igual. Te das cuenta de que no puedes dar más vueltas al tema de la posición.

¿Qué le pide Marcelino?

—Que me descuelgue a la media punta, que baje, que reciba, que cambie el juego, que llegue al área... Me pide muchas cosas.

Tiene cierta continuidad que no tenía, en cambio, con Gaizka Garitano. ¿Su perfil no encajaba en la idea de Garitano?

—Puede haber muchos factores que expliquen por qué no cuadré con Garitano. No sabría decir cuál era el principal motivo, si no me dio continuidad, quizá fue porque no rendía a mi mejor nivel. Tampoco le puedo echar la culpa a él.

Con Marcelino ejerce como segundo delantero, entonces su misión es la de hacer goles y este Athletic precisamente, como ha dicho el propio entrenador, no presume de mucha pegada. ¿Qué falla?

—No sé qué falla. Todo parece más fácil desde fuera que desde dentro. Es complicado hacer gol, aunque es verdad que en algunos partidos nos falta gol, pero ya vendrán y estamos trabajando en ello.

En su caso ha marrado claras ocasiones, de esas de marcar sí o sí. ¿Duerme en esos partidos en los que falla?

—Piensas mucho en ello, te jode no meter, es difícil descansar, porque te arrepientes y claro que piensas mucho, pero me he dado cuenta de que no llego a ningún lado, de que esa acción ya ha pasado y que tengo que mirar la siguiente para corregirlo.

¿El gol se entrena, se aprende?

—Claro que se entrena, al final si estás todos los entrenamientos tirando a puerta, haciendo acciones de finalización, lo que buscas es mejorar.

¿Es de los que mete más horas en Lezama para mejorar de cara al gol?

—Por supuesto, lo entreno mucho y cada vez más.

Dicen de usted que en los diferentes equipos de las categorías inferiores era un poco gallo. ¿La ambición es determinante para poder triunfar?

—Sí, la ambición es importante. Ser ambicioso te ayuda a querer más, a ser mejor y sí es algo positivo para dar lo mejor de ti.

¿Oihan Sancet es inconformista?

—Claro que sí. Siempre quiero más, siempre quiero dar lo mejor de mí, intentar mejorar y dar mi máximo nivel en el campo.

¿Y el vestuario?

—También, siempre queremos más, si podemos quedar cuartos en lugar de quintos, mejor; si podemos ser terceros en vez de cuartos, mejor. Queremos llegar lejos y lucharemos para que así sea.

¿No entrar en Europa por cuarta temporada supondría un fracaso?

—Fracaso, no. Es que no es fácil, hay muchos equipos arriba que están bien. Hay una rivalidad grande, que cada vez va a más. La gente estaba acostumbrada a entrar en Europa con Ernesto (Valverde), pero no es sencillo. Vamos a seguir peleando por entrar, que es nuestro gran objetivo, y veremos si podemos lograrlo.

"Claro que soy inconformista, siempre quiero más, siempre quiero dar lo mejor de mí, intentar mejorar"

"El que tiene talento, lo tiene; y lo va a sacar. ¿Si lo tengo yo? No sé qué decir, lo tiene que decir la gente"

"No he tenido problemas, no me han dicho nada en Iruñea por fichar por el Athletic, no me han faltado al respeto"

"La gente puede decir que no jugamos bien, pero ahí están los resultados, estamos en la parte alta de la tabla"

"Cuando fallas un gol, piensas mucho en ello, te jode no meter. Es difícil descansar, porque te arrepientes"

"Si Garitano no me dio continuidad, quizá fue por no rendir a mi mejor nivel. No le puedo echar la culpa a él"

10/10/2021
En directo
12:00 - 13:00
Gipuzkoako Kale Nagusia
12:00 13:00
En directo
12:00 - 13:00
12:00 13:00
638 052 141