En directo
22:00 - 23:00
Política

Obispos y empresarios bendicen los indultos y dejan solo a Casado

Pablo Casado interviene en la reunión del Cercle
Pablo Casado interviene en la reunión del Cercle

Moncloa cree que su pedagogía con los indultos está calando. "Cada día hay mucha más gente que entiende que los hacemos por la unidad y el bien general del país", ha expresado la vicepresidenta primera del Gobierno español, Carmen Calvo. Sobre todo después de comprobar cómo el discurso del PP, y en particular la figura de Pablo Casado, va quedando arrinconado. Y más todavía cuando es censurado por dos sectores de la sociedad tradicionalmente más afines a la formación conservadora, el clero y la patronal. Obispos y empresarios se han pronunciado a favor de la medida de gracia y, aunque el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha tenido que matizar sus palabras, el malestar es evidente en Génova.

En primer término, los obispos de las diez diócesis de Catalunya han respaldado el diálogo y "las medidas de gracia" para resolver "todas las situaciones de conflicto" tras analizar el contexto social y político que les rodea. "Creemos que el logro de un recto orden social que permita el desarrollo armónico de toda la sociedad necesita algo más que la aplicación de la ley. Es por este motivo que hay que proponer el diálogo siempre como vía efectiva que da respuesta a la esperanza de resolver las divisiones", han defendido los prelados en un comunicado. "Si el diálogo es serio, capaz y abierto, y si se admite que dialogar siempre significa renunciar a las propias exigencias para encontrarse en el camino con las renuncias del otro, habrá avances", añaden en la nota.

Los obispos catalanes, entre ellos el arzobispo de Barcelona, el cardenal Juan José Omella, que también es el presidente de la Conferencia Episcopal Española, opinan que "avanzar teniendo sentimientos de misericordia y perdón sinceros, respetando la justicia, ayudará a que los acuerdos que todos esperamos se logren pronto". "Hay que imaginar una solución satisfactoria que se aleje de actitudes inamovibles que no ayudan a construir armónicamente la sociedad. Será entonces cuando se irán venciendo las dificultades y la capacidad de diálogo empezará a aportar posibles soluciones", concluyen.

Casado ha reaccionado con desasosiego señalando que no son los prelados quienes tienen que sentar cátedra sobre este asunto. "Con todo mi respeto a la Conferencia Episcopal, la patronal y los sindicatos; en España, como en toda democracia, lo que decidamos se decide en el Parlamento nacional y lo que tengamos que decidir del conjunto de España tenemos que hacerlo todos los españoles", ha espetado. Pero su jornada ha sido todo un vía crucis cuando para más inri ha escuchado posicionarse al empresariado en los mismos términos. Garamendi ha afirmado que los indultos a los condenados por el 1-O serían bienvenidos si llevan a "que las cosas se normalicen"; y considera que la CEOE defiende que "la estabilidad se encuentra dentro del Estado de derecho, y éste es facultad del Gobierno", que deberá tomar la decisión final. Ha bendecido además el deshielo generado con el saludo del miércoles entre el president Pere Aragonés y el rey Felipe VI, una fotografía "buena porque supone un acercamiento al diálogo".

Posteriormente ha tenido que precisar sus impresiones e indicar que la organización que lidera no se posiciona ni a favor ni en contra de los indultos a los presos independentistas, y que defiende la Constitución y el Estado de derecho. "La Constitución permite los indultos, pero eso no quiere decir que nosotros tengamos que opinar. Hay empresarios que opinan que se tiene que hacer de una manera y otros de otra. La CEOE no tiene una opinión taxativa del tema", ha dicho. Al ser interpelado sobre si cree que serían un primer paso para esta normalidad, ha respondido: "No voy a contestar a esa pregunta, porque soy el presidente de las empresas españolas y no soy un político". Garamendi se refugia en que la normalización puede suponer el retorno de empresas a Catalunya, algo en lo que coincide el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, a favor de los indultos si ello ayuda a "normalizar" las relaciones entre la Generalitat y Moncloa.

Malestar en el PP

Palabras que ha provocado enfado en las filas del PP. "Garamendi ya ha matizado sus palabras y ha dicho algo que comparto: que somos los políticos que nos hemos sometido a las urnas los que hemos de hablar de estas cuestiones", ha incidido Casado, mientras que el vicesecretario nacional de Política Territorial de los populares, Antonio González Terol, que ha participado en Gasteiz en la reunión del comité de dirección del PP de la CAV, mantiene su oposición a la concesión de los indultos porque" la ley tiene que ser igual para todos los españoles" y cuentan con los informes negativos de la Sala del Tribunal Supremo que juzgó a los "políticos golpistas" y de la Fiscalía. "Encima no se arrepienten de sus delitos", ha arengado, avisando que el PP los recurrirá ante la Justicia.

Para colmo, la exportavoz del PP en el Congreso y diputada por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, ha tachado de "lamentables" las palabras de Garamendi. "Sin su condescendencia con el nacionalismo y sin su falta de compromiso con el constitucionalismo en Catalunya, este proceso nunca habría causado tanta ruina ni llegado tan lejos", ha manifestado. En la misma línea, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha acusado al presidente de la CEOE de "traicionar a sus representados con el dinero de todos los españoles". Nada que ver con el sentimiento que se respira en Moncloa, que aplaude a Garamendi por por facilitar el "reencuentro".

18/06/2021
En directo
22:00 - 23:00
Monográficos Musicales
22:00 23:00
En directo
22:00 - 23:00
22:00 23:00
Email