En directo
00:00 - 06:00
Actualidad

Massimo Cermelli: "Vamos a tener un otoño calentito y una catástrofe alimentaria en el planeta"

El profesor de economía de Deusto Business School reconoce la paradoja de para controlar la inflación el BCE tenga que subir los tipos de interés que después pagarán los ciudadanos en sus hipotecas
Massimo Cermelli: "Vamos a tener un otoño calentito y una catástrofe alimentaria en el planeta"
Escuchar
01:28

Después de dos duros años de pandemia, era difícil prever que llegaría una guerra al corazón de Europa que pondría cualquier previsión patas arriba. Pero en esas estamos y las previsiones, desgraciadamente, no son demasiado halagüeñas si atendemos a las variables que ponen los expertos encima de la mesa. Hoy hemos buscado las explicaciones y la respuesta a las preguntas con uno de ellos, el profesor de Deusto Business School, Massimo Cermelli. 

El euríbor sube y va a seguir subiendo

La última que ha entrado en el juego de la carestía de la vida es el euríbor, principal referencia para las hipotecas del 40% de los vascos. Unos 122 mil ciudadanos tienen una hipoteca sujeta a este indicador y todos ellos si tienen prevista la revisión de su crédito van a pagar más. La pregunta que nos hacemos es ¿por qué sube después de tanto tiempo el euríbor vuelve a subir? 

"Se produce porque el dinero se mueve y en el mercado se descuenta que el precio del dinero va a subir porque los bancos centrales de todo el mundo harán políticas montearias restrictivas debido a que hay mucha inflación", explica Massimo Cermelli que nos pone un práctico ejemplo: "Es como cuando se sobrecaliente el ambiente, hay que encender el aire acondicionado". Traducción: hay que subir el coste del dinero. 

A pesar que la subida de los tipos de interés anunciada por el BCE no va a llegar hasta julio, los mercados siempre se adelantan y lo que están haciendo es presionar más al BCE. Han sido seis años con el euríbor en valores negativos. El más bajo en diciembre de 2021. Y la pregunta es ¿por qué esa subida ahora? La respuesta es clara, se debe a la inflación.

"Desde marzo los niveles de precios empezaron a subir. La inflación está en el 8,7%, se quedarán en un 7% a final de año respecto a 2021 y la única forma que tiene el BCE para evitar que esa inflación suba es subir el coste del dinero. Lo que procuran es restringir la cantidad de dinero que circula y disminuir las transacciones", explica. 

"El mercado está poniendo más presión y en julio llegará la primera subida. En EEUU ha sido de medio punto, no se veía desde el año 2000. Habrá esta dinámica de subidas hasta finales de año", augura. 

Esa primera subida de julio puede suponer un incremento medio de 50 euros al mes para quien tenga que revisar las hipotecas. "Si lo sumas a la inflación es un problema más que se va sumando. Paradogicamente la subida del BCE es para luchar contra la inflación. Es lo que tiene que hacer el BCE", señala Massimo Cermelli pero reconoce que es una merma más en el poder adquisitivo de los consumidores.

Es como las empresas, señala. "Cuando les sube el IVA, lo repercuten en el consumidor. Con las hipotecas es lo mismo, los bancos no se quedan con esa subida de tipos y lo repercuten en los hogares", explica. 

La única clave en positivo que podemos sacar de esta medida de subida de tipos es que el dinero va a empezar a valer algo. Es decir, que los ahorradores podrán sacar cierto beneficio. "Cuando hemos tenido el euríbor en negativo y los tipos en el 0%, las entidades se han planteado cobrar por el dinero que teníamos en el banco. Con la subida de los tipos, debería producirse ese efecto, que las entidades premien el dinero que está en el banco", subraya. "Las entidades financieras tendrán que ponerse las pilas y dejar de cobrar por las cuentas corrientes porque ahora tener ese dinero es positivo para ellas. Los mercados de renta fija y variable empiezan a ser interesantes", añade. 

La inflación bajará pero...

Sin duda la elevada inflación que estamos soportando y que apunta a un 8,7% en mayo en el Estado, dato que deberá confirmarse este mes, está detrás de nuestros principales problemas. "Va a haber una estabilización. No seguiremos con el 10%, se quedará en un 7%", pronostica pero esto es solo una "suavización".

"Ya avisamos que iba a ser un problema estructural, no del 10% pero deberíamos tener 2% y si 2022 termina a un 7% es muy elevado", destaca. Por lo tanto el profesor de economía de Deusto Business School considera que la inflación se va a estabilizar y los precios se calmarán pero no va a evitar el fuerte impacto en los hogares va a ser el gran problema. "Más de 426 mil asalariados no tienen protecciones frente al IPC en el caso de Euskadi", puntualiza. 

Y esa es otra de las preguntas del millón. ¿Qué hacemos con la pérdida de poder adquisitivo de los salarios? "Si lo subo con el IPC, la inflación seguirá subiendo", afirma así que insiste, "puede darse esa inflación de segunda ronda si se suben los salarios como eL IPC y no darse esa suavización así que dependerá de cuánto se suban los salarios para saber si la suavización de la inflación es más fuerte o más blanda". 

Prórroga de las medidas anticrisis sí o sí

A estas altutas y aunque el plazo no vence hasta el 30 de junio, queda bastante claro que el escudo anticrisis actual con el IVA del 10% en la factura de la luz y la subvención en el precio de la gasolina y gasóil junto al resto de medidas anticrisis, debe prorrogarse. Este experto al menos, no tiene ninguna duda. 

"Acabará como los ERTE que se quedaron dos años. El tema del IVA al 10% en la factura se va a quedar ahí mucho más que tres meses", señala y va más allá. "Habría que plantearse el IVA del 4% y hacer que en la factura se baje", afirma. 

"Estas medidas son necesarias. El precio de la energía no va a bajar en próximos meses. El barril sube y el petróleo sube por la guerra y el embargo con Rusia. Seguirá en estos niveles o incluso más altos. A esto se suma que China vuelve a reabrir sus grandes ciudades, es decir, vuelve a pedir petróleo. Estas medidas son casi constitucionales", destaca. "¿Qué es la energía eléctrica en un hogar, no es tan esencial como la leche o como el pan?", pregunta. 

"Otoño calentito"

El Banco España ha advertido de las consecuencias en las previsiones de crecimiento si continúa la guerra en Ucrania. "Las sanciones a Rusia son un boomerang para nuestra economía. Vamos a tener una crisis alimentaria, una catástrofe alimentaria en el planeta. Tocará menos a Europa, salvo las rentas bajas pero en otras partes va a haber problemas muy serios", pronostica. 

"Vamos a tener un otoño calentito. No será lo que esperábamos. Todo apuntaba a una estabilización de la economía pero esta invasión ha generado un problema muy fuerte", asegura.

 

 

2022-06-01T09:50:32+02:00
En directo
00:00 - 06:00
Made in Onda Vasca
00:00 06:00
En directo
00:00 - 06:00
00:00 06:00