En directo
16:00 - 19:00
Política

La justicia desagravia a Darpón y no lo imputa por la OPE que lo hizo dimitir

El exconsejero de Salud, Jon Darpón, en un pleno del Parlamento en 2019, junto a Cristina Uriarte. Foto: Efe
El exconsejero de Salud, Jon Darpón, en un pleno del Parlamento en 2019, junto a Cristina Uriarte. Foto: Efe

Vitoria – Dos años y medio después de que dimitiera ante el intenso marcaje de la oposición, al exconsejero Jon Darpón le ha llegado su particular acto de desagravio. La jueza que investiga la presunta filtración de exámenes en las oposiciones de Osakidetza del curso 2016-2017 ha rechazado imputar por asociación ilícita al entonces consejero de Salud y a la exdirectora general de Osakidetza María Jesús Múgica, quien también dimitió por este caso. El auto no deja margen para la duda. Es categórico. La instructora dice que no consta, "siquiera indiciariamente, que se hayan constituido en una asociación paralela, o que se hayan reunido con ninguna finalidad ilícita, ni que hayan realizado o promovido ninguna conducta ilícita", de manera que rechaza la solicitud del sindicato LAB, que recibe un varapalo. El caso, eso sí, continúa y tendrá recorrido, pero con el terreno más delimitado y excluyendo estas responsabilidades políticas de la Administración, lo que da otra dimensión al asunto.

La titular del juzgado número 2 de Gasteiz ha prorrogado seis meses la investigación y ha imputado a otras nueve personas a petición del sindicato ESK. A pesar del pronunciamiento judicial, LAB no renuncia a que la cúpula de Salud sea investigada y presentará un recurso. Fuentes del PNV valoraron que "el fallo deja claro que lo que se investiga no es un asunto de origen, naturaleza ni impulso político", y añadieron que quienes hicieron "una caza de brujas con Jon Darpón y su equipo" deberían aplicarse el mismo rasero de exigencia pública y dimitir en su cargo político o sindical.

La dimisión de Darpón cayó como un misil en el Gobierno Vasco y en el PNV. Por primera vez, un consejero dimitía por la presión de la oposición. El entonces consejero dimitió en marzo de 2019 ante la perspectiva de que los grupos forzaran su cese con una moción vinculante en el Parlamento Vasco. EH Bildu, Elkarrekin Podemos y el PP tenían previsto reprobar al consejero en un pleno, y no se descartaba que la coalición abertzale diera un paso más y activara una moción vinculante que obligara a sustituirlo. Los populares, además, agitaban este caso para erosionar el perfil gestor del PNV. Aunque Darpón tuvo hasta el último momento el respaldo del lehendakari Urkullu en público y en privado, dimitió para frenar ese desgaste en puertas de las elecciones generales de abril, y las municipales y forales de mayo. Anunció su dimisión irrevocable aunque el respaldo político del lehendakari continuó hasta el final, hasta el momento de su relevo, que además fue continuista y pactado con él (Nekane Murga, una persona de su confianza y del departamento).

Con el auto adelantado por eldiario.es, ya son veinte las personas investigadas. Son opositores y miembros de los tribunales que habrían filtrado los exámenes de la OPE de 2018. Ese presunto modus operandi habría provocado que un grupo de opositores obtuviera las calificaciones más brillantes. EH Bildu pidió la dimisión de Darpón y vio una red clientelar y de amiguismo, un modelo opaco de gestión, y un caso de revelación de secretos. La justicia ha rechazado ahora la petición de LAB de investigar al consejero. Este sindicato y ESK están personados como acusación popular.

La magistrada Cristina Rodríguez asegura que "las personas indicadas por la acusación no forman parte de ninguna asociación, salvo que se quiera considerar como tal al Gobierno Vasco, a Osakidetza o al IVAP, y se pretenda igualmente que estos organismos promueven la comisión de delitos o que utilizando las estructuras institucionales se estén promoviendo conductas ilícitas". "Tampoco consta, siquiera indiciariamente, que se hayan constituido en una asociación paralela o que se hayan reunido con ninguna finalidad ilícita, ni que hayan realizado o promovido ninguna conducta ilícita. No existen indicios en esta fase procedimental para entender que concurre ninguno de los elementos del tipo descrito, por lo que no procede la citación en calidad de investigados de las personas señaladas por este concepto", zanja.

LAB lamentó que se hayan "cerrado varias puertas imprescindibles" y recurrirá la decisión. "No compartimos la idea de que esto ha sucedido porque una serie de elementos discordantes actuaban al margen de todo el mundo", defiende el sindicato. LAB había pedido investigar a la cúpula de Salud por asociación ilícita, revelación de secretos, fraude en la contratación, prevaricación y negativa a perseguir delitos. ESK, por su parte, celebró que se hayan atendido varias de sus peticiones (9 personas de 32) y se vaya a investigar a más personas relacionadas con los exámenes en cirugía vascular, cardiología, urología y angiología. "Esta decisión de la jueza avala lo que este sindicato siempre ha denunciado: un sistema clientelar, estructural, instaurado en Osakidetza con el conocimiento, el aval y el impulso de las diferentes direcciones de la misma y del Departamento de Salud", dijeron. Estudia recurrir para que se le admitan más peticiones.

El PP, por boca de Carmelo Barrio, no rectificó en Europa Press. Dijo que el PNV no debería "sacar pecho" por esta decisión judicial porque el proceso de la OPE estuvo mal diseñado y era su responsabilidad controlarlo.

crítica del PNV Por este caso, además de Darpón, dejaron su puesto la directora general de Osakidetza, María Jesús Múgica, y el responsable de Recursos Humanos, Juan Carlos Soto. Darpón imprimió a la Consejería de Salud un perfil técnico y gestor en su condición de médico. El PNV denunció una estrategia de acoso y derribo para eclipsar el hecho de que el sistema sanitario vasco es un referente mundial y que Darpón habría contribuido con la puesta en marcha de los hospitales de Urduliz y Eibar o el edificio de Biocruces.

Fuentes jeltzales aseguraron que "lo único político del asunto ha sido el interés que han tenido algunos para usarlo con la única intención de desgastar al PNV y al Gobierno Vasco, pasando por encima de la honorabilidad de las personas sin el más mínimo pudor". "Quienes hicieron una caza de brujas con Darpón y su equipo deberían asumir ahora la misma responsabilidad que le exigieron a él en su día, aplicarse el mismo rasero de exigencia pública y dimitir en su cargo político o sindical", dijeron.

Recurso. Los sindicatos ErNE y Euspel presentaron ayer un recurso contencioso administrativo en el Tribunal Superior de Justicia contra el decreto 180/2021 del sistema de desarrollo profesional de la Ertzaintza. Argumentan que "los factores a utilizar no tienen la misma ponderación, resultando esta no equitativa", o "la discriminación con la carrera de Osakide-tza de la cual nace la de la Ertzaintza" en relación al absentismo y retribuciones. Avisan de que mantendrán un conflicto laboral permanente hasta solucionarlo.

05/09/2021
En directo
16:00 - 19:00
Made in Onda Vasca
16:00 19:00
En directo
16:00 - 19:00
16:00 19:00