En directo
06:00 - 07:00
Araba

El virus avanza sin control con una incidencia nunca antes registrada

Alerta sanitaria
Un grupo de personas protegidas con mascarillas camina por la calle. Foto: Oskar González
Un grupo de personas protegidas con mascarillas camina por la calle. Foto: Oskar González

BILBAO – La evolución de la pandemia no es buena, y no hay previsión de que la situación mejore en los próximos días. Así de contundente se mostró ayer Gotzone Sagardui en la comisión de Salud en el Parlamento Vasco. Y es que la sexta ola de la pandemia en Euskadi continúa en "constante crecimiento" diez días después de decretar la Emergencia Sanitaria, un incesante incremento de contagios que está tesionando el sistema hospitalario. De hecho, aunque el lehendakari, Iñigo Urkullu, se mostrara optimista el pasado viernes porque algunos datos positivos daban pie "a atisbar un cambio de tendencia en la pandemia", las cifras registradas el fin de semana han acabado confirmando todo lo contrario: no hay visos de que la sexta ola amaine próximamente. Tras sumar 1.425 positivos en las últimas 24 horas y 11.010 en tan solo una semana, la incidencia acumulada se ha disparado hasta los 937 casos, un índice jamás visto en toda la pandemia y que augura el empeoramiento de la situación de los hospitales.

La presión asistencial que ha obligado a posponer consultas "no urgentes" y cirugías ambulatorias se encuentra actualmente con las UCI vascas con 91 personas ingresadas con coronavirus, un 31% de las camas disponibles, lo que supone el peor dato desde junio. Por su parte, en planta hay ingresados 338 pacientes con covid-19, cien pacientes más que hace tan solo diez días.

"Uno de los peores momentos" A menos de dos semanas de que den comienzo las navidades, "nos encontramos en uno de los peores momentos" de la transmisión del virus, según apuntó Sagardui. Con prácticamente todos los municipios en rojo, la incidencia acumulada está disparada, con Gipuzkoa en cabeza que sigue batiendo récords y rebasa ya los 1400 casos por cada 100.000 habitantes tras sumar 5.370 en tan solo una semana. Bizkaia por su parte ha sumado en estos siete días 3.803 positivos y Araba 1.477, lo que deja una incidencia acumulada de 601,98 y 978,17 respectivamente.

Entre las capitales vascas, Donostia anota la tasa de incidencia acumulada más elevada, con 1.080,65 casos en 14 días por cada 100.000 habitantes. Le sigue Gasteiz con una tasa de 973,05. Por su parte, Bilbao eleva su incidencia a 513,45. Por ese motivo, aunque ha admitido que la mayoría de la ciudadanía "cumple las medidas" en vigor, es un escenario de transmisión comunitaria, "nadie está libre de exponerse al contagio". Aunque la vacuna "sigue siendo la mejor herramienta" para combatir la enfermedad y mas del 91% de la población diana ha recibido la pauta completa, "el virus sigue afectando a personas vulnerables, quienes no se han vacunado y quienes no han desarrollado inmunidad".

Por ese motivo, la consejera de Salud adelantó que habrá que establecer nuevas restricciones para controlar la transmisión de la pandemia, aunque sin detallar cuáles serán. Así, Sagardui recordó que será esta tarde cuando se abran las citas para vacunar a los menores de 11 años, con quienes el covid-19 se está cebando ya que la incidencia acumulada de 0 a 9 años llega a los 1.668,35 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días.

Alerta naranja Una expansión del virus que se está notando ya en los hospitales vascos. Así, el responsable de las UCI del hospital baracaldés de Cruces, Fermín Labayen, afirmó que la unidad que dirige se encuentra en "alerta naranja", con un total de once pacientes de covid-19 ingresados que se van a "incrementar".

Labayen reconoció así que "poco a poco" cuentan con más pacientes en las unidades de cuidados intensivos y la sensación es que estos aumentarán, ya que aún "falta lo peor por llegar", ya que no se ha llegado "al pico de ola social y se seguirá creciendo". Así en las UCI del centro hospitalario hay, "sobre todo, gente mayor", pero también se dan pacientes jóvenes, incluso de menos de 30 años de edad.

Además, apostó por volver a las limitaciones de aforo y mantener "entornos de burbuja social". Por otro lado, recordó que los test de antígenos no son la panacea" sino "una medida más". Por último, sostuvo que el virus de la covid-19 va a seguir mutando mientras el porcentaje de población vacunada, a nivel mundial, "no se vea incrementado".

950 rastreadores Asimismo, Osakidetza ha contratado o renovado a 943 personas para hacer frente al impacto de la sexta ola de la pandemia y reforzado la red de rastreadores con 375 profesionales dedicados en exclusiva a esta tarea, aunque en total unos 600 sanitarios colaboran con los trabajos de vigilancia. La consejera explicó que la mayoría de esos 943 profesionales contratados en esta sexta ola son personal de enfermería y de administración, aunque también hay "otros perfiles" como fisioterapeutas y personal de farmacia o facultativo. "A expensas de saber la duración de esta sexta ola, hemos establecido la contratación máxima que nos permite la ley, seis meses" y "si es necesario se renovarán" estos contratos de refuerzo, expuso Sagardui, que detalló que a día de hoy Osakidetza cuenta con 39.000 profesionales.

Vacunas

500.000

Tercera dosis. Un total de 500.677 vascos han recibido ya la tercera dosis de la vacuna contra la covid-19, 58.345 más que el pasado jueves. Asimismo, la población con la pauta completa de vacunación supera el 90% en todas las franjas de edad por encima de los 40 años, mientras que los jóvenes de 20 a 29 años, los que presentan una tasa más baja, han alcanzado el 80,6%, según el boletín de vacunación difundido ayer.

1,8 millones

Al menos una dosis. En función de este informe, 1.816.508 vascos han recibido al menos una dosis de la vacuna, el 91,9% de la población diana mayor de 12 años, y 1.800.31 han completado la pauta de vacunación (90%). Asimismo, Euskadi ha inyectado el 99% de las vacunas que ha recibido, y presenta tasas de vacunación completa superiores al 90% en todas las franjas por encima de los 40 años.

306

aulas confinadas. La incidencia del coronavirus se deja también sentir en las aulas cerradas en la CAV que a día de ayer ascendían a 306, pertenecientes a 137 centros educativo. No obstante, ningún centro escolar de la CAV se encuentra clausurado por culpa de la pandemia de la covid-19. El Sistema Educativo Vasco cuenta con un total de 17.470 aulas (desde los 2 años hasta la educación no universitaria postobligatoria). El número de aulas clausuradas representa el 1,75 % del total de aulas.

2021-12-15T07:17:02+01:00
En directo
06:00 - 07:00
Cosecha del 67
06:00 07:00
En directo
06:00 - 07:00
06:00 07:00
Email