En directo
22:00 - 23:00
Actualidad

El sindicato médico de Euskadi acusa a Salud de lanzar una campaña de desprestigio contra el colectivo

El sindicato Médico de Euskadi denuncia que las condiciones de trabajo de los profesionales de Atención Primaria son pésimas.
El sindicato Médico de Euskadi denuncia que las condiciones de trabajo de los profesionales de Atención Primaria son pésimas.

El Sindicato Médico de Euskadi (SME) ha expresado su "profunda indignación" por la "campaña de desprestigio" a los profesionales médicos por parte del departamento de Salud del Gobierno Vasco. Además, ha criticado la reorganización de los servicios anunciada por la consejera Gotzone Sagardui con "medidas paliativas que no conducen a nada", y ha exigido que se centre en buscar soluciones, en vez de aplicar medidas paliativas que "busque, de verdad, soluciones para garantizar la Atención Primaria y el Sistema de Salud Público "de calidad".

"Se nos pretende presentar como unos hippies"

En un comunicado, el SME ha lamentado las declaraciones realizadas en los últimos días por Sagardui, la directora general de Osakidetza y la Subdirectora de Atención Primaria, porque, "en vez de reconocer la labor ingente del personal facultativo y potenciar la figura del colectivo médico", se asiste "con asombro y enfado a una campaña de desprestigio de los profesionales de cara a la ciudadanía".

En este sentido, se ha referido a las manifestaciones de las responsables de Salud sobre que "se están ofertando 3.000 euros en horario de 8.00 a 15.00 horas o que hay MIR que han terminado su formación y se toman unos meses sabáticos o se van a una ONG".

En resumen, cree que se les pretende presentar "como unos hippies que no quieren trabajar ni siquiera por un dineral". "Cada cual tiene sus inquietudes personales y su derecho a decidir cuándo y cómo quiere comenzar su trayectoria profesional. Es algo que todo el mundo debería respetar", ha añadido.

Además, el sindicato médico ha destacado que el salario medio bruto de los vascos ronda los 2.278 euros al mes, y considera que, "para una persona que se ha pasado 10 años de su vida formándose y capacitándose para poder ejercer su profesión y cuya máxima responsabilidad es cuidar de la salud y vida de la población, 700 euros de diferencia no parecen una barbaridad".

Condiciones difíciles

El SME ha asegurado que, "en los servicios de atención inicial al paciente, sobre todo en la Atención Primaria, las condiciones de trabajo son pésimas". "En la mayoría de los centros están, sistemáticamente, a falta de dos o tres facultativos. Es decir, que hay plazas de gente que se ha jubilado, que está de baja o ausente por otros motivos, que no se cubren", ha apuntado.

Por ello, ha explicado que el personal médico "se ve obligado a trabajar el doble para poder atender a los pacientes, bajo mucha presión y con riesgo de cometer errores médicos, a veces de gran trascendencia y consecuencias graves". En esta situación, ha indicado que "pensar en conciliar la vida familiar en estas circunstancias es una utopía".

"Si a esto añadimos, que en la mayoría de países europeos el salario bruto del personal médico es mayor de 120.000 euros anuales, la a priori 'atractiva oferta de Osakidetza, ya no resulta una bicoca. Prueba de ello es que en los últimos 10 años se han fugado a Europa unos 20.000 profesionales médicos del conjunto de comunidades", ha manifestado.

Asimismo, ha señalado que, "en el Estado español se invierte tiempo y dinero en la formación MIR y, luego, ese talento se lo llevan el resto de países europeos". "Es decir, aquí invertimos en el producto, pero los beneficios se los lleva Europa. ¡Menudo negocio!", ha criticado.ç

Malas perspectivas

El Sindicato Médico de Euskadi ha advertido de que "la cosa va a ir a peor", ya que, en el plazo de cinco años, se van a jubilar unos 500 médicos en Atención Primaria y, como Osakidetza no ha sido previsora, no puede garantizar el relevo generacional de los profesionales".

"Se supone que el sueldo de los cargos de responsabilidad de Osakidetza, se sustenta en su labor gestora y, a pesar de ello, parece que ya han tirado la toalla, al decir que los vascos tendrán que desplazarse para ser atendidos o que la enfermería tendrá un papel cada vez más protagonista para resolver procesos leves y compensar, de alguna forma, la reducción de facultativos", ha puntualizada.

Según ha denunciado, en lugar "de hacer su trabajo y buscar la manera de invertir más y mejor en Atención Primaria y Sanidad, Osakidetza pretende que el colectivo de enfermería, que es esencial en la promoción de la salud y el cuidado del paciente, asuma una responsabilidad para la que no está capacitado".

"El diagnóstico y tratamiento de los pacientes es única y exclusivamente competencia del colectivo médico. Si Osakidetza no se ve capaz de solventar de raíz a corto y medio plazo la grave situación de la que es motor del sistema sanitario, deberá reforzar aquellos puntos, no menos importantes, de atención inicial y continuada a pacientes como son los PAC y Urgencias Hospitalarias, ya que hay más personal facultativo (incluso de otras Comunidades Autónomas) dispuesto a trabajar en estos ámbitos", ha dicho.

A su juicio, en el escenario actual, "parece la única forma de respaldar a la Atención Primaria y garantizar la cobertura asistencial médica de la población".

Por todo ello, el SME exige a Osakidetza que "deje a un lado su actitud derrotista, se esfuerce de verdad y se centre en buscar soluciones, en vez de aplicar medidas paliativas que no conducen a nada, para así poder garantizar la Atención Primaria y el Sistema de Salud Público de calidad que merece la ciudadanía vasca".

2022-06-10T08:16:03+02:00
En directo
22:00 - 23:00
Monográficos Musicales
22:00 23:00
En directo
22:00 - 23:00
22:00 23:00
Email