En directo
06:00 - 11:00
Sociedad

El gobierno vasco eliminará las restricciones de aforo, horarios o reuniones y salud pasará a gestionar la pandemia tras el último Labi

Decaer la ley anticovid
El 'vacunódromo' de Lakua, vacío el jueves pasado, último día en que estuvo en funcionamiento. Foto: Alex Larretxi
El 'vacunódromo' de Lakua, vacío el jueves pasado, último día en que estuvo en funcionamiento. Foto: Alex Larretxi

Bilbao – Si la pandemia sigue la senda positiva de los últimos 64 días, el martes se desactivará la emergencia sanitaria en Euskadi. Y con ella caerán la mayoría de las restricciones en vigor como los aforos, límites horarios o limitaciones de grupos. Así lo anunció ayer el lehendakari, Iñigo Urkullu, en el pleno de control tras recordar que la comisión técnica del LABI determinó el jueves que "se ha cumplido la etapa de transición para recuperar la etapa normalizada".

En caso de que el martes la tasa de incidencia acumulada se sitúe por debajo de los 60 positivos por cada 100.000 habitantes se entrará oficialmente en el nivel 1 de transmisión baja de covid-19. Sería la primera vez que Euskadi esté verde desde que existe el semáforo de alerta sanitaria creado por el Plan Bizi Berri. "Euskadi se encuentra a las puertas de una nueva etapa, de un nuevo momento", afirmó Urkullu, para acto seguido advertir de que aún existen "incertidumbres y amenazas latentes".

Con el fin de la emergencia sanitaria también decaerá la ley Antipendemia y se disolverá el Consejo Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI), órgano que ha centrado durante meses las miradas de todo un país con sus 33 dictámenes, más las 64 reuniones llevadas a cabo por su comisión técnica. Si se cumplen los objetivos epidemiológicos, a partir de la semana que viene la gestión de la pandemia recaerá exclusivamente en manos del Departamento vasco de Salud, devolviendo la situación al 28 de febrero de 2020, día en que Osakidetza identificó los dos primeros positivos de covid-19. Unos días más tarde, el 4 de marzo, se notificó el primer fallecimiento con positivo de coronavirus de un hombre de 82 años en Bizkaia. El 11 de marzo la OMS decretó la pandemia. El viernes 13 un Consejo de Gobierno extraordinario declaró la situación de Emergencia Sanitaria en Euskadi. Y después de que el Gobierno central suspendiese el primer Estado de Alarma en plena desescalada de la primera ola, el 17 de agosto el Gobierno Vasco se vio obligado a declarar una segunda emergencia sanitaria para poder asumir "el mando único" en la gestión de la pandemia.

Más allá de su valor simbólico, el final del estado de emergencia indica que Euskadi ha sorteado la quinta ola, aunque la distancia interpersonal y el uso de la mascarilla seguirán presentes hasta que lo dictamine el Gobierno central ya que es su competencia. El lehendakari justificó la decisión que se adoptará en el último LABI del martes por la mejoría de todos los parámetros en las últimas semanas. En este sentido recordó que la incidencia de la covid en 14 días por cada 100.000 habitantes lleva 64 días descendiendo y que ya se encuentra por debajo de los 80 casos, así como en el descenso de la ocupación de las UCI con enfermos graves de coronavirus. También se refirió al hecho de que el 90 % de los mayores de 12 años tienen la primera pauta de la vacuna y que el 88,5% han completado el proceso.

Urkullu indicó que la evolución de Euskadi es similar a la que se está produciendo en toda Europa, con una tendencia "descendente estable y sostenible" por lo que hizo hincapié en que las "situaciones diferentes requieren respuestas diferentes". Y es que según explicó, se mantendrán en pie algunas de las restricciones "muy puntuales y específicas", sin aclarar cuáles y en qué sectores. A día de hoy son muchos los espacios que se rigen por protocolos de seguridad aunque –como en el caso de la Universidad– hayan recuperado el 100% del aforo. La incertidumbre también está presente en ámbitos como el sistema educativo reglado, las academias, los euskaltegis, los cursillos, los seminarios, los gimnasios o todo tipo de ensayos artísticos, como los musicales o de danza y teatro.

Desescalada Es de suponer que a partir del martes se irán despejando todas esas dudas, las mismas que en estos momentos hay en otras comunidades y países que han flexibilizado sus restricciones en aras de recuperar la normalidad. En cualquier caso, el lehendakari recordó que la máxima que debe seguir rigiendo es la de la prudencia: "Mascarilla, distancia, evitar aglomeraciones y ser solidarios. Esa es nuestra contribución. Debemos seguir cumpliendo los objetivos y guiándonos por criterios de prudencia, compromiso y equilibrio". De este modo, Euskadi se une al resto de las comunidades autónomas que han relajado esta semana aún más las restricciones y cada vez son menos las que se mantienen en vigor, en pleno fin de semana en el que los aficionados al fútbol volverán a los campos de fútbol sin limitaciones de aforo, salvo en Catalunya y Euskadi. La incidencia de contagios en el Estado sigue bajando hasta situarse en los 60,6 casos por cada 100.000 habitantes, en una semana en la que ha reducido la presión hospitalaria en las UCI y se ha superado el 77% de la población con la pauta completa.

La evolución favorable de la pandemia ha llevado a las autoridades autonómicas a levantar las restricciones horarias de la hostelería en la mayoría de las regiones que no lo habían hecho, y a suprimir o ampliar los aforos en buena parte de ellas, al igual en el ocio nocturno. No obstante, Baleares y Galicia podrán exigir el certificado covid en las discotecas, tal y como habían solicitado a la justicia, en el caso de la segunda para los locales que abran hasta las 04.00.

parte covid-19 del día

105

Positivos. Euskadi registró este pasado jueves 105 nuevos casos de covid-19, lo que supone diez más que el día anterior y eleva la tasa de positivos al 1,9%, si bien la incidencia acumulada en 14 días por cada 100.000 habitantes continúa descendiendo y se sitúa en 70,83. Los hospitales vascos aumentaron en esta última jornada los pacientes con covid ingresados en planta, hasta los 95, mientras que los enfermos en las UCI se mantienen estables.

5.428

Test diagnóstico. A lo largo del jueves se realizaron 5.428 test diagnósticos, con 50 positivos en Bizkaia (uno más que el miércoles), 43 en Gipuzkoa (14 más) y diez en Araba (seis menos). Además, se dieron dos casos entre personas con residencia fuera de Euskadi (uno más que un día antes). Estos 105 contagios representan diez más que el miércoles y sitúan la tasa de positivos en relación a las PCR y test de antígenos practicados en el 1,9%, seis décimas más que la jornada precedente.

95

personas hospitalizadas. La tasa de incidencia acumulada en 14 días por cada 100.000 habitantes continúa la tendencia a la baja y se sitúa en 70,83. En los hospitales vascos hubo 27 ingresos de pacientes covid, diez más que el día anterior. En total, hay 95 personas hospitalizadas en planta, frente a las 86 del miércoles, a las que se suman las 37 que permanecen en las UCI.

03/10/2021
En directo
06:00 - 11:00
Onda Vasca con Txema Gutiérrez
06:00 11:00
En directo
06:00 - 11:00
06:00 11:00
688 854 852