En directo
06:00 - 07:00
Vida y estilo

Cómo aumentar la velocidad y mejorar la conexión en tu wifi

Un hombre usando una conexión wifi desde su teléfono.
Un hombre usando una conexión wifi desde su teléfono.

Descargar aplicaciones, ver vídeos o cargar películas. La conexión wifi se ha vuelto un elemento imprescindible en casi todos los hogares, ya sea para entretenimiento o teletrabajar. Sin embargo, el aumento de los aparatos conectados a Internet hace que las posibilidades de que este falle o se ralentice también se incrementan. Entonces, ¿cómo podemos mejorar nuestra wifi para que no estropee nuestros planes?

1. Conocer la velocidad del wifi. Mediante páginas especializadas es posible analizar cuál es la velocidad de nuestra conexión en todas las estancias de la casa desde un teléfono o tableta.

2. Ubicación del router. Un wifi lento también puede estar originado por una mala ubicación de nuestro router: una posición centrada en la casa y ligeramente elevada ayuda a repartir la señal de una manera más equitativa por todo el espacio y, además, evitar que tenga que atravesar excesivos obstáculos que la ralenticen aun más, como paredes u otros aparatos electrónicos que puedan perjudicar la conexión. Para esto último también hay que tener en cuenta que el router no tenga muchos objetos al rededor que dificulten el paso de la señal.

3. Posición de las antenas. La mejor forma de colocarlas en haciendo que estas formen un ángulo de 90º, es decir, una en horizontal y otra en vertical. Como se confirma en Xataka, y según un ingeniero de Apple, la recepción de radio se maximiza cuando las antenas se orientan en el mismo plano.

4. Renovar el router y su firmware. Sustituir nuestro antiguo router por uno nuevo puede ayudar a mejorar la conexión, aunque es importante que sea compatible con wifi 5 o wifi 6. Además, también debemos asegurarnos de que el firmware, un programa interno del router que asegura su correcto funcionamiento, cuente con la última actualización: el propio router puede actualizarse de manera automática o podemos ser nosotros mismos los que nos hacemos con la versión más nueva de forma manual.

Una persona instalando su router. Pixabay

5. Uso de la banda adecuada. La banda de 2,4 GHz y la de 5 GHz son más útiles en función del objetivo que tengamos.

Características de la banda de 2,4 GHz:

  • Menos canales.
  • Más sobrecargada.
  • Menor velocidad de conexión.
  • Mayor rango de alcance.
  • Recomendada si buscas priorizar la cobertura sobre la velocidad como, por ejemplo, para teléfonos móviles.

Características de la banda de 5 GHz:

  • Más canales.
  • Menos saturación.
  • Mayor velocidad de conexión.
  • Menor rango de alcance.
  • Recomendada si prefieres tener una mejor velocidad por encima de la cobertura como, por ejemplo, los ordenadores.

6. Saturación del canal. Buscar un canal menos saturado por otras señales es una buena forma de mejorar nuestra propia velocidad de conexión. Este cambio de canal se puede realizar en la propia página de administración del router en la opción de Control Channel. Aquí podrás cambiar a uno que esté menos congestionado.

7. Problema de distancias. La separación entre el router y nuestros dispositivos se puede volver un obstáculo para la velocidad de conexión. De esta forma, los repetidores pueden ayudarnos a solucionar este problema en distancias cortas. En caso de que no sea suficiente, ya que la distancia es demasiado grande, un adaptador powerline permite crear un punto de acceso rápido en cualquier toma de corriente y que, además, solo necesita enchufar el aparato. En el mercado podemos encontrar este tipo de adaptadores por unos 30 euros los más sencillos, aunque los hay más sofisticados desde 100 euros.

8. Reiniciar el router. A veces la solución más sencilla es la más efectiva: apagar el router, esperar unos segundos y encenderlo.

2022-06-27T17:40:02+02:00
En directo
06:00 - 07:00
Desveda
06:00 07:00
En directo
06:00 - 07:00
06:00 07:00
Email