En directo
06:00 - 11:00
Política

10-F: la Ertzaintza espera un revulsivo

Dos agentes de la Ertzaintza patrullan las calles de Bilbao, en una imagen de archivo.
Dos agentes de la Ertzaintza patrullan las calles de Bilbao, en una imagen de archivo.

LOS múltiples frentes abiertos caracterizarán las elecciones en la Ertzaintza del próximo 10 de febrero, tanto a nivel sindical como en la relación de las centrales con el Departamento de Seguridad. A tenor de lo que expresan sus propios representantes, la unidad de acción sindical no atraviesa su momento más boyante, al tiempo que reclaman mayor interlocución con los actuales gestores de la Consejería. La judicialización constante y problemas perennes como la escasez de la plantilla marcan la actualidad de la Policía vasca. En el camino hacia el 10-F hay reivindicaciones comunes, estrategias diferenciadas y distintas formas de proceder entre ErNE, ESAN, ELA, Euspel y Sipe. La decisión es ahora de los en torno a 7.500 agentes.

ErNE

Reclama coparticipar en la toma de decisiones

El sindicato mayoritario, ErNE, denuncia que "hay una muy mala interlocución con el Departamento de Erkoreka" y dice esperar que estas elecciones sirvan para demostrar que "el colectivo está con aquellos que estamos defendiendo los derechos" de los agentes. Critica, eso sí, el retraso de la convocatoria, ya que, según esta central, su celebración tocaba a finales de 2021.

El secretario general de ErNE, Roberto Seijo, señala que "hay un defecto muy importante en el funcionamiento de la Ertzaintza", en referencia a la formación, con una academia colapsada, a su juicio, con las nuevas promociones. Añade que "parece que no tienen interés real de completar la plantilla hasta 8.000" ertzainas, ya que las nuevas promociones son insuficientes, pese al acuerdo con Moncloa para mantener ese tope de agentes.

Sobre la afección de la pandemia en el quehacer diario de los ertzainas, Seijo recuerda que "ErNE ganó una sentencia del TSJPV, luego ratificada por el Tribunal Supremo, que estableció que hubo una vulneración de derechos fundamentales al colectivo" en los primeros compases de la crisis sanitaria, en referencia a la falta de materiales y de pruebas sobre posibles contagios.

Pide además "modificar toda la investigación de la Ertzaintza, que ha sido un fracaso absoluto", tacha la carrera profesional de "injusta y discriminatoria", asegura que el convenio y la valoración de puestos de trabajo están "caducos" y censura "déficits en los materiales", como los "problemas" de los vehículos.

ESAN

Insta a recuperar el orgullo de ser ertzainas

El secretario general de ESAN, Roberto Palma Gorostiza asegura, contundente, que "tenemos que volver a recuperar el orgullo de ser ertzainas". En los comicios de 2017, este sindicato se aupó a la segunda plaza, posición que aspira al menos a mantener el 10 de febrero. Respecto al espíritu con el que concurren a esta cita, señala que "en estos próximos años, ESAN va a seguir trabajando para llevar a la Ertzaintza, y a sus trabajadores y trabajadoras, al sitio que se merecen".

Para ello se presenta como una opción posibilista y explica que "confrontamos sin problema pero nuestra arma es el diálogo hasta alcanzar el objetivo", y pone como ejemplo "el acuerdo de la carrera profesional que hemos firmado en solitario". Considera que el mismo es uno de los logros más importantes de este periodo, ya que supone "la mayor subida de poder adquisitivo que han tenido los y las ertzainas en su historia". Por ello, dice confiar en que "se sepa valorar el esfuerzo y los y las ertzainak apoyen esta forma de hacer sindicalismo".

El dirigente de ESAN explica que "nuestra primera preocupación es la visita diaria a las comisarías para estar con los compañeros, trabajar para intentar llegar a acuerdos con la mente siempre puesta en el colectivo". Entre sus objetivos sitúa el "amejoramiento del acuerdo regulador" e impulsar "una nueva valoración de puestos de trabajo", lo que fija en este mismo 2022. Añade que "en Euskadi y Madrid ya tienen una propuesta encima de la mesa para trabajar" de cara a solucionar la falta de personal. "Nuestro lema es ESAN eta EGIN", y en el mismo seguirán incidiendo, concluye.

ELA

Volver a ser referente en las condiciones laborales

ELA recuerda que, cuando era el primer sindicato de la Ertzaintza, este cuerpo era "el referente en materia de condiciones laborales para el resto de policías, tanto del Estado como de Europa". Un estatus que aspira a recuperar, en primer lugar con un buen resultado el 10-F para "tener la capacidad de influencia necesaria en la Mesa de Negociación".

Así lo afirma Tomás Rodríguez, miembro de ELA en el Consejo de la Ertzaintza, que califica de "absolutamente necesario abrir un debate sobre el modelo policial", en el que participe "toda la sociedad". Algo a lo que "el Departamento se niega de manera sistemática", añade, al tiempo que apuesta por una Ertzaintza "euskaldun e igualitaria".

Respecto a las condiciones laborales, ELA reclama garantizar una plantilla de 8.000 agentes "que acabe con el caos organizativo y la falta de personal"; dar marcha atrás a "todos los recortes realizados desde el año 2010"; e impulsar una carrera profesional que no sea "ni discriminatoria con el resto de colectivos del Gobierno vasco ni sumisa a los intereses del Departamento".

Tomás Rodríguez hace por último hincapié en la relación entre los sindicatos, en la que no ve posible una unidad de acción por la "discrepancia abierta" entre el modelo policial que defiende ELA y el reivindicado por los "sindicatos corporativos"; y con el Departamento de Seguridad, que, según denuncia, "sigue ignorando a la tercera fuerza sindical de la Ertzaintza". Censura que "con quien se reúne y negocia es con aquellas organizaciones que dan cobertura a su modelo policial y a los recortes y la pérdida de condiciones laborales del colectivo".

Euspel

Atención cercana y trabajo desde la base

Euspel reivindica la "unidad de acción sindical" como la forma más eficaz de lograr sus objetivos, "cada uno con sus peculiaridades", un trabajo en común que considera que ahora solo mantiene con ErNE. El presidente de Euspel, Txutxi Castelo, coincide con la central mayoritaria en que "las relaciones con la directiva de la Ertzaintza son inexistentes a día de hoy", lo que provoca que "hay que llevarlo todo al juzgado constantemente, tenemos cientos de recursos abiertos".

Se muestra muy crítico con la carrera profesional que acordó el Departamento con ESAN y asegura que "más del 50% de la plantilla está recurriendo varios aspectos de la misma". Considera que "esta carrera discrimina totalmente a la plantilla. Si la comparamos con la de Osakidetza es una vergüenza, cobramos la mitad, somos funcionarios de cuarta, los únicos que van a ser penalizados por coger una baja". Como consecuencia, señala que la Consejería "está jugando al palo y la zanahoria, y tiene a un sindicato que se las come todas".

El listado de reivindicaciones de Euspel incluye "desatascar la negociación del acuerdo regulador, una nueva valoración de puestos de trabajo, la creación de nuevas especialidades, un nuevo planteamiento en investigación, que está hecha unos zorros, y los retenes". Explica que "se hace trabajar a los agentes 24 horas y se les computan 12, son retenes encubiertos y Europa ya ha dicho que se tienen que contabilizar".

Castelo concluye poniendo en valor que "nos lo hemos trabajado todo a pico y pala, desde cero", así como la "atención que damos, muy cercana y personalizada, lo que nos agradecen mucho". Por todo ello, aspiran a ser la tercera fuerza tras el 10-F.

Sipe

Jusapol como ejemplo para dar un vuelco

Tras no lograr el mínimo requerido en las elecciones de 2017 y quedar fuera de la Mesa de Negociación de la Ertzaintza, Sipe aspira a volver a obtener representación. Según su secretario de Organización, Juan Carlos Sáenz, "es el momento de que se produzca un cambio en la correlación de fuerzas" dentro del colectivo. Reivindica que, en estos cuatro años, "hemos hecho más trabajo de calle que cualquier otra organización sindical con mucha más representación", lo que "se tiene que ver recompensado ahora". Por el momento, ello se ha traducido en "un amplio ascenso en la afiliación" a Sipe. Concurren con la intención de ser "el sindicato mayoritario", y pone como ejemplo el "vuelco que hizo en su día Jusapol" en la Policía Nacional tras superar al SUP. "El ertzaina tiene que abrir los ojos, despertar de este letargo", zanja.

Denuncia a su vez la "pérdida de poder adquisitivo que estamos sufriendo desde hace años" y reclama una "modificación del acuerdo regulador", una tarea pendiente desde hace diez años que provoca la "pérdida de derechos que van quedando en el tintero".

Sáenz aboga por último por "cumplir el cupo de 8.000 ertzainas", un déficit que amenaza con prolongarse porque "si se hace una convocatoria para 400 nuevos ertzainas y este año se jubilan casi 500, no se va a completar nunca" ese tope acordado. Una situación provocada por la "pirámide invertida" en la Ertzaintza, por la que "se jubilan más agentes de los que entran".

Elecciones de 2017

ErNE amarró la primera posición

ESAN y Euspel, al alza. En las elecciones sindicales celebradas el 1 de diciembre de 2017, ErNE volvió a ser la central mayoritaria, al lograr el 38,7% de los votos y obtener 24 representantes en el Consejo de la Ertzaintza, uno menos de los que contaba. En segundo lugar se situó ESAN con un 27,7% de votos –18 dirigentes, tres más–; ELA con un 12,7% –perdió dos, al pasar de 11 a 9–; Euspel en cuarta posición con un 9,5%, al subir de 4 a 7 miembros; Sipe, con un 7,5%, perdió dos representantes y se quedó con 5; y en último lugar, CCOO perdió a su único portavoz al obtener un 2,5% de apoyos.

Voto diferido. En el colectivo de la Ertzaintza, el voto adelantado tiene tanto peso que, para cuando se celebra la jornada electoral, ya está todo el pescado vendido. A fecha de hoy, ya ha emitido su voto para el 10-F más de una cuarta parte de la plantilla. Otra particularidad es la elevada participación, y así en 2017 votó un 88,75% del censo entonces formado por 7.577 ertzainas. De ellos, un 75,70% hizo uso del voto diferido y el resto acudió presencialmente a las urnas.

"Hemos hecho más trabajo de calle que cualquier otro sindicato con más representación"

Juan Carlos Sáenz

Secretario de Organización de Sipe

"El Departamento juega al palo y la zanahoria, y tiene a un sindicato que se las come todas"

Txutxi Castelo

Presidente de Euspel

"Es necesario abrir un debate sobre el modelo policial, a lo que el Departamento se niega"

Tomás Rodríguez

Delegado de ELA en la Ertzaintza

"Confrontamos sin problema pero nuestra arma es el diálogo hasta alcanzar el objetivo"

Roberto Palma Gorostiza

Secretario general de ESAN

"El señor Erkoreka ha venido con la imposición y tiene que rectificar, es un error absoluto"

Roberto Seijo

Secretario general de ErNE

2022-01-24T08:41:02+01:00
En directo
06:00 - 11:00
Onda Vasca con Txema Gutiérrez
06:00 11:00
En directo
06:00 - 11:00
06:00 11:00
688 854 852