En directo
21:00 - 22:00
Vida y estilo

Ya es tiempo de brevas y hay que aprovecharlo rápido

Si el calor lo permite, en junio empieza la breve temporada de las brevas, que deja paso a los higos en un par de meses.
Si el calor lo permite, en junio empieza la breve temporada de las brevas, que deja paso a los higos en un par de meses.

De higos a brevas se dice cuando se quiere resaltar un plazo largo hasta que algo ocurra. Y el dicho no tiene otro origen que el tiempo que pasa desde que acaba el temporada de los higos a comienzos del otoño y aparecen las brevas en la misma higuera al final de la primavera. Se hace larga la espera entre los dos frutos más dulces y sabrosos de los que se pueden recolectar.

Ahora que las brevas están a punto de llegar a los comercios, es un buen momento para aprender a diferenciarlas de los higos.

Un frutero coin una selección de higos y brevas. Foto: Pixabay

Ambos creen en el mismo árbol, la higuera, pero solo de aquellas que se conocen como higueras bíferas, que dan frutos dos veces al año. Los higos maduran desde finales de julio hasta noviembre, son más pequeños, blancos por fuera y tienen más aroma. Las brevas son los higos que no han maduraron en el otoño anterior pero sí lo hacen cuando vuelve el calor al años siguiente, entre junio y julio. ,

De color morado (los higos permanecen verdes), son menos dulces que los higos, su piel es más gruesa y de tamaño algo más grande con una forma que recuerda a las peras. Son menos calóricas que el higo, pero siguen teniendo un alto contenido en azúcares, en especial glucosa, sacarosa y fructosa, por lo que so n muy recomendados para personas que hacen mucho ejercicio. Además son ricas en fibra vegetal, azúcares y vitaminas A y C, contienen magnesio, potasio, calcio y fósforo. Son digestivas, diuréticas, regulan la presión arterial alta, el estrés y los niveles de glucosa en sangre.

Tres recetas con brevas

Aunque ya por si solas, en crudo, se bastan para satisfacer a cualquier comensal. Son muy usadas en la cocina, bien como protagonista del plato bien como complemento o aderezo. Como pista para improvisar, tanto los higos como las brevas combinan estupendamente con los quesos.

1. Brevas con queso de cabra

Preparación sencilla a la plancha o a la brasa para un picoteo muy gustoso

Ingredientes para 4 personas:

  •  12 brevas
  •  20 gr de queso fresco de cabra
  •  2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  •  2 cucharadas de vinagre de módena

Elaboración

Lavar y secar con cuidado las brevas para evitar que se rompan. Retirar el tallo y hacer dos cortes longitudinales en cruz con un cuchillo pero sin llegar a separarla. Trocear el queso de cabra y cubrir las brevas. Antes de ponerlas en la plancha o a la parrilla, untarlas con un poco de aceite. En cinco minutos estarán cocinadas. Una vez en el plato o en la fuente, añadir unas pocas gotas de vinagre de módena.

Una fresca ensalada protagonizada por brevas. Foto: Pixabay

2. Ensalada de acelgas rojas, brevas y peras

Fresca preparación para una comida de verano a la sombra. Y donde se dice acelga roja se puede poner espinaca o rúcula u otra hoja verde.

Ingredientes pasar 4 personas

  • — Acelgas rojas (también se pueden emplear espinacas o rúcula)
  • 8 brevas
  • 8 nueces
  • 2 peras
  • Queso de cabra
  • Aceite
  • Vinagre balsámico
  • Sal

Elaboración

Lavar, cortar y secar bien las hojas de acelgas si no son de la cuarta gama. A las brevas, también lavadas y secas, se les quita el tallo y se cortan en cuartos. Lo mismo con la pera, que se puede pelar o no, y los trozo se dejan al gusto del consumidor. Cascar las nueces y trocearlas (mucha atención a que no queden trozos de cáscara). Desmenuzar el queso de cabra. Mezclar todos los ingredientes.

En una taza o un vaso, mezclar una cucharadilla de mostaza, el vinagre balsámico, el aceite de oliva y una pizca de sal hasta que queden bien integrados. Volcar este aliño en la ensalada y a la mesa. También se puede poner en una salsera y que cada cual se sirva.

Un pintxo de breva y queso. Foto: Pixabay

3. Canapé de brevas, queso y avellanas

Muy resultón como entrante en una cena familiar o una comid entre amigos.

Ingredientes para 4 o 6 canapés

  • 1/2 masa de hojaldre fresco (rectangular)
  • 4 brevas
  • 50 gr de requesón
  • 25 gr de rulo de cabra
  • 25 gr de queso parmesano
  • 8 avellanas.
  • 30 mi de leche
  • Pimienta negra
  • Un surtido de hojas verdes de ensalada

Vinagreta de miel

  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Media cucharada de vinagre de Jerez
  • 1 cucharadilla de miel
  • Sal

Elaboración

Cortar la masa de hojaldre dando a las piezas forma rectangular. Mientras se precalienta el horno a 200º con calor arriba y abajo, se van colocando sobre el papel vegetal que cubre una bandeja de horno y se cubre con otro hoja de este papel y se coloca una segunda bandeja para que haga pesao e impedir que el hojaldre suba. Sacar del horno a los 20-30 minutos para ver si ya se ha cocinado. Si está dorado, dejar enfríar sobre una rejilla.

Desmigar el requesón y ponerlo en el vaso de la batidora junto con al queso de de cabra y el parmesano rallado. Añadir la leche y un poco de pimienta negra recién molida. Batir hasta que quede una crema.

Lavar y secar las hojas verdes y las brevas. Estas últimas las cortamos en rodajas. Picar las avellanas, y córtalas en rodajas, y trocea las avellanas. En un vaso o una taza, mezclar el aceite, el vinagre y la miel hasta que emulsionen.

Para montar los canapés, untar la crema de queso en el hojaldre, cubrir con las hojas verdes y por encima las rodajas de las brevas y acabar con las avellanas y la vinagreta.

2022-06-11T15:58:03+02:00
En directo
21:00 - 22:00
Oldies
21:00 22:00
En directo
21:00 - 22:00
21:00 22:00
Email