En directo
07:00 - 11:00
Vida y estilo

Ojo Guareña, el sumidero burgalés que explica el 110 km de galerías subterráneas

El Monumento Natural Ojo de Guareña es una interesante combinación de naturaleza y recorrido por la historia cultural de estas comarca burgalesa y la ermita cueva de San Bernabé es un ejemplo de ello
El Monumento Natural Ojo de Guareña es una interesante combinación de naturaleza y recorrido por la historia cultural de estas comarca burgalesa y la ermita cueva de San Bernabé es un ejemplo de ello

Cuevas y agua son siempre una combinación atractiva a la hora de plantear una excursión en familia o con amigos. Por ello plantearse visitar el Monumento Natural y Monumento Histórico Artístico Ojo Guareña, al norte de la provincia de Burgos y en la vertiente sur de la cordillera Cantábrica, en la Merindad de Sotoscueva, debería ser un objetivos de aficionados a los paseos por la naturaleza y de quienes gusten de la historia y el arte.

Para ello hay que dirigirse al valle de San Bernabé, pasando por la localidad de Quintanilla del Rebollar, donde se encuentra un centro de interpretación en la Casa del Parque del Monumento Natural de Ojo de Guareña. En él se podrá realizar un recorrido por todos los aspectos que hacen destacables este espacio natural, desde los aspectos geológicos que han dado lugar a esta formación subterránea fruto de la acción de los ríos Guareña y Trema sobre un terreno calizo en el que la única salida es subterránea, hasta los restos arqueológicos fruto de su ocupación humana desde el Paleolítico hasta la Edad Media, pasando por peculiaridades zoológicas como las 115 especies animales trogloditas descubiertas en el interior de las cuevas y de las cuales 16 son endémicas y únicas de la zona.

En este mismo punto se pueden concertar las visitas a los distintos puntos de interés de Ojo Guareña, especialmente a la ermita de San Bernabé y a la cueva Palomera. Un tercer hito es el Sumidero del Guareña, el Ojo, donde este río se entierra para iniciar su recorrido subterráneo y que da nombre al entorno.

Ermita cuerva de San Tirso y San Bernabé

Esta ermita es una de las cuevas que forman parte de este complejo kárstico. Está cerrada con sillares de piedra con varias entradas y una espadaña donde se sitúan las campanas. No está clara su fecha de construcción, aunque los estudios lo sitúan entre los siglos VIII y IX. En un primer momento se dedicó a San Tirso y fue en el siglo XVIII cuando se añadió a San Bernabé, cuyo nombre ha acabado imponiéndose.

Pinturas murales, rupestres también podría decirse, del interior de la ermita de San Tirso y San Bernabé. Foto: Lasmerindades.com

La duración de la visita es de 45 minutos y durante el recorrido se puede ver una proyección de 10 minutos. En su interior podemos ver la Pila del Santo, la galería de los Silos y la ermita dedicada a San Tirso, aunque realmente se la conoce por San Bernabé. La ermita cuenta con unas pinturas murales anónimas datadas de 1705 y 1877, que relatan los martirios y milagros del santo; y en una de sus paredes se encuentra el archivo del Ayuntamiento de la Merindad de Sotoscueva.

Cueva Palomera

La Cueva y Rampa de Palomera y su continuación hasta el Museo de Cera y la Sala del Cacique presentan numerosos elementos de interés geológicos, hidrológicos, arqueológicos y biológicos.

Las visitas, con guía y de frecuencia reducida, están limitadas a unas 20 personas y los recorridos planteados atienden a los elementos de interés y a la necesidad de preservación de los mismos.

Una de las salas que se visitan durante el recorrido por el interior de Cueva Palomera. Foto: Turismo de Castilla y León.

Son dos los recorridos previstos. El primero es el de Palomera-Sima Dolencias, de un kilómetro uy medio y una duración dos horas y media. El segundo es Palomera-Sima Dolencias-Museo de Cera-Sala Cacique, de 2,5 kilómetros y 4 horas de duración. una duración.

La cueva está sin acondicionar, por lo que el grado de dificultad en su recorrido es medio. Esto hace que haga falta una cierta condición física para realizarlo. Aunque siempre hace falta tener cuidado, no se requieren medidas de seguridad añadidas como buzos o arneses, basta ir abrigado para una temperatura de 8º y calzar botas de monte que protejan el pie y no resbalen.

Por razones de seguridad no se permitirá el acceso de menores de 12 años, embarazadas, personas con problemas de movilidad, claustrofobia o condiciones desfavorables para el desarrollo de la actividad. Los menores entre 12 y 16 deben estar acompañados de un adulto, y los que tenngan etre 16 y 18 necesitan presentar una autorización paterna. 12 y 16 años, acompañados de un adulto y hasta los 18 años con autorización paterna.

Sumidero de Guareña

El Ojo del Guareña es un espectacular sumidero por el que se introducen las aguas del río Guareña en una casi interminable sucesión de cavidades dando lugar al complejo kárstico de Ojo Guareña.

El río Guareña nace en la cordillera Cantábrica y en el valle de San Bernabé se entierra en el subsuelo para poder seguir su recorrido. Foto: Turismo de Castilla y León

Está próximo a las cuevas anteriores y la senda está marcada, siendo además de muy baja dificultad. Está habilitado con un sendero de piedra y vallas de madera, el último tramo tiene un mirador para observar desde la distancia el agujero en las rocas por el que desaparece el río. No es aconsejable salirse de la ruta marcada ya que hay varias oquedades por las alguien podría caerse y desaparecer en la red subterránea de galerías y agua.

Ocasiones, generalmente después de grandes lluvias y riadas, en las que el mirador del sumidero está completamente cubierto de barro y ramas que el río arrastra, por lo que el Ojo se tapona creando una balsa de agua que puede llegar hasta la localidad de Cueva de Sotoscueva.

2022-06-27T17:40:03+02:00
En directo
07:00 - 11:00
Onda Vasca con Txema Gutierrez
07:00 11:00
En directo
07:00 - 11:00
07:00 11:00
688 854 852