Actualidad

Melgosa alerta sobre la violencia machista que sufren las mujeres embarazadas

Más de 230 embarazadas han recurrido en algún momento al teléfono Satevi de atención a víctimas de violencia machista desde 2006
La ley solo recoge un artículo específico para prohibir la promoción comercial y la publicidad de la gestación subrogada, aunque una simple búsqueda en internet muestra las numerosas agencias que siguen ofreciendo sus servicios.
La ley solo recoge un artículo específico para prohibir la promoción comercial y la publicidad de la gestación subrogada, aunque una simple búsqueda en internet muestra las numerosas agencias que siguen ofreciendo sus servicios.

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Nerea Melgosa, ha advertido sobre la violencia machista a mujeres embarazadas por sus parejas tras llamadas de medio centenar de ellas al servicio de atención telefónica SATEVI durante 2021 y 2022. Desde 2006, un total de 230 mujeres en estado de gestación recurrieron al teléfono 900 840 111.

"El embarazo es un momento en el que los hombres maltratadores ejercen mayor control sobre las mujeres, porque sienten que llevan algo suyo dentro de ellas", ha asegurado Melgosa este jueves en una rueda de prensa que ha celebrado en Bilbao, junto con la coordinadora del servicio de SATEVI, Oiane Zarate, y la matrona de Osakidetza y responsable de Igualdad en la OSI Bilbao-Basurto, Irene Carrera.

El servicio telefónico 900 840 111, que ofrece atención telefónica a mujeres víctimas de violencia, ha atendido desde su puesta en marcha en 2006 a 231 víctimas embarazadas de la violencia machista ejercida por sus parejas o exparejas, si bien, muchas de ellas, con menores a cargo, han relatado posteriormente a las profesionales del 900 840 111 haber vivido situaciones de violencia durante el embarazo.

Más control durante el embarazo

A lo largo de 2022, el servicio telefónico de SATEVI ha atendido a 22 mujeres embarazadas víctimas de violencia machista, mientras que en 2021 presentó cifras similares, con 23 atenciones. "Se trata de un momento de especial vulnerabilidad", ha explicado la consejera.

En este sentido, ha apuntado que, durante las 40 semanas que dura en circunstancias normales un embarazo, "se activan señales de alarma cuando las mujeres sufren violencia machista".

Nerea Melgosa ha destacado el papel que las matronas tienen en ese momento, "ya que son las profesionales que más visitan las mujeres embarazadas". "Las vivencias que estas mujeres relatan y los patrones que vemos que se repiten, nos hacen hablar de un momento de especial vulnerabilidad", ha indicado.

La titular de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales ha explicado que "el embarazo es un momento en el que los hombres maltratadores ejercen mayor control sobre las mujeres, porque sienten que llevan algo suyo dentro de ellas".

"En las consultas de las matronas es algo que se percibe. Ellos quieren controlarlo todo sobre ellas: qué pueden comer, qué pueden hacer, cuánto han engordado, qué complementos vitamínicos han de tomar, qué próximas citas han de coger, todo", ha destacado.

Los niños también son víctimas

También ha recalcado que "esos hijos e hijas, aun siendo nonatos, son ya víctimas de violencia machista". Al respecto, ha señalado que, de las 1.379 mujeres víctimas que atendió SATEVI en 2022 el 55%, en concreto 766, eran madres con hijos e hijas menores a cargo.

"Sumando, más de 1.190 menores se encontraban en riesgo de desprotección, estando expuestos a la violencia directa porque ellos y ellas también son víctimas", ha expuesto.

Nerea Melgosa ha precisado que solo 65 de esas 1.379 mujeres víctimas llamaron al 900 840 111, cuando llevaban menos de un año en situación de maltrato, lo que no supone ni un 5%. El resto llevan años siendo víctimas.

Víctimas de otras violencias

Además, según los datos de la memoria anual de SATEVI, nueve de cada diez mujeres atendidas son víctimas de violencia machista ejercida por su pareja o expareja. El resto padecen o delitos contra la libertad sexual o violencia intrafamiliar de género.

En un 100% de las mujeres atendidas, que son víctimas de sus parejas o exparejas, se detecta el maltrato psicológico, solo o junto con otro tipo de maltrato. "Esta es una característica propia y común de la violencia, pues es el primer tipo de maltrato que se da para obtener el sometimiento, menoscabo y control de las víctimas", ha añadido.

A medida que la relación avanza, se incrementa la agresividad, el número de episodios de violencia y pueden aparecer otras formas de maltrato: física, sexual y económica. Así, cinco de cada diez mujeres atendidas sufre, además, violencia física, mientras que tres de cada diez es objeto de violencia económica, y una de cada diez padece violencia sexual, un tipo de agresión difícil de identificar dentro del marco de la pareja.

"Además de tocamientos, roces o violaciones, la vulneración de los derechos sexuales y reproductivos o los matrimonios forzados también son violencia sexual. Obligar a una mujer a abortar o impedirlo, también entra en esta categoría", ha advertido Melgosa.

Teléfono Satevi

El 900 840 111 es un servicio telefónico que está abierto 24 horas y 365 días al año, es inmediato, anónimo, confidencial, gratuito y no deja rastro en la factura telefónica. Además, cuenta con un mecanismo online que permite a las personas con discapacidad auditiva o del habla acceder al servicio a través de un canal de video-interpretación atendido por intérpretes de lenguaje de signos y atiende a mujeres en 50 idiomas diferentes.

Este servicio los desarrollan profesionales, psicólogas, educadoras y trabajadoras sociales, principalmente. Está dirigido a todas las víctimas de la violencia contra las mujeres en su sentido más amplio, ya que no solo aborda la violencia que sufren las mujeres por parte de su pareja o expareja. Asimismo, atiende a todas las víctimas, independientemente de su situación administrativa regular o irregular, su empadronamiento o si mantienen o no una relación con el agresor.

La titular de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales ha invitado a "a todas las mujeres que identifiquen señales de alarma a que llamen al 900 840 111". "Al otro lado del teléfono encontrarán apoyo, profesionales que ayudan en la contención emocional, que ofrecen orientación e información, que atienden situaciones de crisis y de urgencia, y que derivan y se coordinan con otros servicios, pero, sobre todo, que acompañan", ha concluido.

2023-04-27T08:12:04+02:00
En directo
Onda Vasca En Directo