En directo
19:00 - 20:00
Actualidad

Luis de la Herrán: "Un niño de 8 años no puede discernir por muy inteligente que sea"

Abordamos el fenómeno de la serie 'El juego del calamar' y las consecuencias que puede tener su visionado y el de series similares por parte de niños pequeños
Luis de la Herrán: "Un niño de 8 años no puede discernir por muy inteligente que sea"
02:56

El colegio Berrio Otxoa de Bilbao y el colegio Trueba han sido algunos de los colegios que han enviado circulares a los padres y madres tras haber detectado después del puente del Pilar comentarios entre los niños sobre la popular serie de Netflix.

La directora pedagógica del colegio Trueba, Mari Mar Carrero, subraya que "la perversidad del tema es que la estética es aparantememte muy infantil". Subraya que siempre ha habido series o películas violentas y en estos momentos con el fácil acceso que tienen los niños a todo es "prácticamente imposible" controlarlo. De hecho, asegura, la gran mayoría de los niños no ha visto nunca la serie, pero advierte, sí ven a youtubers famosos que ponen imágentes que los propios niños reconocen que les dan miedo. En su opinión "la distorsión viene de cuando el juego ya no me ayuda a saber ganar o perder sino a lo que va a pasar con el que pierde". 

En esta línea el director del colegio Berrio Otxoa, Emilio de la Fuente pide que se proteja a los hijos "desde la profesionalidad". Se trata, añade, de cada uno asuma su responsabilidad y le preocupa que haya padres que resten importancia a que sus hijos repitan malos comportamientos de los padres. "No idealizo el pasado. Cualquier persona puede crecer sin repetir comportamientos" y añade, "hay una especie de pensamiento de no sérá para tanto porque yo también....y eso no educa". Subraya que hay aspectos de la educación que son irrenunciables. "La educación es prevenir", sentencia. 

El psicólogo Luis de la Herrán subraya el riesgo de que a edades tan tempranas es muy complicado filtrar y cree que el problema es que se banaliza el sufrimiento. Considera necesario equilibrar la balanza porque "aprendemos a golpes, con ensayo y error" por lo que hay que ver los valores que transmitimos los adultos. "Tenemos que ser capaces de hacerles ver las consecuencias" de lo que ven. 

En esta línea subraya que "por muy inteligente" que sea un niño de 8 años no puede discernir. "Está bien que sean simples porque tienen que ir evolucionando, lo que no pueden es conducir ferraris porque no tienen capacidad para ello", explica. 

Por último añade qie es necesario que los niños aprendan a frustrarse y a aburrirse porque es "parte de la vida". 

22/10/2021
En directo
19:00 - 20:00
Monográficos Musicales
19:00 20:00
En directo
19:00 - 20:00
19:00 20:00
Email