Actualidad

La Justicia obliga a una aseguradora a pagar 850.000 euros a la bebé intercambiada en Logroño

La compañía solo había abonado hasta la fecha 215.000 euros a la joven que en 2017 descubrió que al nacer en 2001 había sido intercambiada con otra bebé
Pies de un bebé.
Pies de un bebé.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de La Rioja ha obligado a la compañía aseguradora a abonar la indemnización completa de 850.000 euros reconocida por el Gobierno regional a una joven que descubrió que fue intercambiada con otra bebé cuando nacieron en 2001.

El TSJ de La Rioja ha confirmado este jueves a EFE que este auto rechaza las medidas cautelares presentadas por la aseguradora, que solo había abonado 215.000 euros de esta indemnización, acordada por el Ejecutivo autonómico en 850.000 euros en octubre de 2022 y cuyo pago se ordenó en febrero pasado.

La Sala de lo Contencioso Administrativo aún tendrá que dictar sentencia sobre el fondo de este asunto, ya que esta compañía de seguros recurrió el acuerdo del Gobierno de La Rioja que reconoció la indemnización a una de las dos jóvenes intercambiadas al poco de nacer en el antiguo Hospital San Millán de Logroño.

Al margen del proceso de resolución de este recurso judicial, la aseguradora deberá abonar los 635.000 restantes, según ha adelantado este jueves el diario La Rioja.

La resolución administrativa dictada por el Consejo de Gobierno de La Rioja y que estableció en 850.000 el importe de la indemnización fue recurrida por el letrado de la joven, quien presentó un recurso contencioso administrativo para pedir 3 millones de euros.

La compensación económica de 850.000 euros se corresponde con la cuantía propuesta por el Consejo Consultivo de La Rioja, tras el informe emitido a petición de la Consejería de Salud.

La joven que ha reclamado ser indemnizada se crió con la que consideraba su abuela, ya que sus padres fueron declarados incapaces; mientras que la otra creció con la familia que creía como propia.

En 2017, la abuela interpuso una demanda de manutención contra el que creía progenitor de la niña, quien rechazó el pago y una jueza ordenó una prueba de ADN.

Este análisis confirmó que el hombre no era el padre biológico de la joven, quien decidió someterse a otra prueba, que determinó que tampoco era hija de la que consideraba su madre biológica.

Por ello, comenzó el proceso para conocer a sus verdaderos padres, se revisaron los nacimientos registrados el mismo día que el suyo y se descubrió el intercambio de las dos bebés cuando estaban en las cunas del centro hospitalario, tras lo que esta joven reclamó una indemnización.

2023-04-28T14:37:02+02:00
En directo
Onda Vasca En Directo