Actualidad

La economía vasca crece cuatro décimas en el primer trimestre

El PIB y el empleo mantienen el ritmo de crecimiento pese a la incertidumbre
El consumo mantiene el tono en Euskadi pese a la ralentización.
El consumo mantiene el tono en Euskadi pese a la ralentización.

La economía vasca repuntó un 0,4% en el primer trimestre del año respecto al último cuarto de 2022 y encadena ya nueve trimestres consecutivos de crecimiento. Y lo que es más importante se aleja todavía más la posibilidad de una recesión. En relación a los tres primeros meses de 2022, el incremento es del 2,2%, una décima más de la previsión oficial del Gobierno vasco. Otro paso más para recuperar el PIB previo a la pandemia. A pesar de la incertidumbre y la esperada ralentización, el crecimiento trimestral entre enero y marzo es solo una décima inferior al del cierre del año pasado.

Según los datos que acaba de hacer públicos Eustat, el empleo, medido como puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, ha ascendido en el primer trimestre de 2022 un 0,3% respecto al trimestre previo. En relación al mismo trimestre del año anterior, se estima un crecimiento de un 1,5%.

El Instituto vasco de Estadística advierte de que a información económica coyuntural disponible en este momento "apunta a una ligera desaceleración interanual de la actividad en los principales sectores de la economía de Euskadi". Sin embargo, destaca que "la evolución sigue siendo positiva".

Son algunas de las claves del avance de la evolución del PIB y el empleo en el primer trimestre del año. Habrá que esperar al 2 de junio para conocer los detalles y, sobre todo, hasta qué punto se han desacelerado la industria, los servicios y la construcción. Lo cierto es que los datos de producción industrial y de consumo siguen siendo buenos, incluso mejores de lo esperado. Además, todas las previsiones apuntan un mayor crecimiento económico en la segunda mitad del año.

En línea con la previsión

De modo, que, aunque es posible que este segundo trimestre acuse más las tensiones de los precios y la incertidumbre, todo apunta a que el ritmo del PIB y el empleo se mantendrá estable y alcanzará el objetivo del conjunto del año, fijado tras la última revisión a la baja en el 1,5% en el caso del Producto Interior Bruto.

Según los cálculos del Departamento de Economía y Hacienda, la economía vasca crecerá entre abril y junio un 0,9% debido a un comportamiento casi plano (0,2%) de la industria y a un frenazo del sector servicios, que crecerá casi la mitad (1,4%) que en el primer trimestre. En el caso de los servicios, ese ritmo se mantendrá el resto del año. Sin embargo, se espera una fuerte reactivación en el sector manufacturero en el tercer cuatro del año.

En el capítulo del empleo, el buen dato del primer trimestre -el repunte del 1,5% supone unos 14.500 empleos más que hace un año- empeorará notablemente a partir de ahora y rondará el 0,7% los próximos trimestres. Así, el Gobierno vasco prevé que los puestos de trabajo a tiempo completo crezcan un 0,9% tanto en 2023 como 2024. La tasa de paro se ralentizará hasta el 8,2% en 2023, para reducirse hasta el 8,0% en 2024.

2023-04-25T08:10:06+02:00
En directo
Onda Vasca En Directo