En directo
20:00 - 21:00
Athletic

Vesga: “Estoy en mi momento más alto de madurez futbolística y mental”

El viernes, apenas 24 horas antes de regresar a Bilbao, Mikel Vesga (Gasteiz, 8-IV-1993) atiende a DEIA desde el hotel de concentración del Athletic en Alemania
Vesga: “Estoy en mi momento más alto de madurez futbolística y mental”
Vesga: “Estoy en mi momento más alto de madurez futbolística y mental”

Más maduro, más hecho. En definitiva, más futbolista. El centrocampista, con 29 años cumplidos unos pocos meses atrás, está en el mejor momento de su carrera deportiva, que a nivel élite conoció de la mano de Ernesto Valverde. Fue en 2016, tras estrenarse en Segunda División con el Bilbao Athletic en una campaña de muchísimo aprendizaje para él y el resto de sus compañeros. Parece que con peso específico en el equipo, de ahí que Txingurri haya probado con él hasta la fecha con los equipos teóricamente titulares, el gasteiztarra se ve capacitado para afrontar el reto que tiene por delante.

Por lo visto en el ‘stage’ de pretemporada, han demostrado buenas sensaciones. ¿Está de acuerdo?

Sí, creo que hemos tenido la suerte de estar en un sitio muy bueno para poder trabajar, con buenas instalaciones, haciendo buenos entrenamientos… Ha sido una semana que ha estado bien para nuestra preparación y en la que hemos podido ver cosas en los partidos.

Y para no echar de menos Bilbao, se llevaron a Alemania el calor que hizo allí hace dos semanas.

Sí… desde luego. Los primeros tres días pegó fuerte, pero luego estuvimos estupendamente.

A nivel personal, ¿qué tal se encuentra?

Ahora se prepara mucho más el trabajo previo a la pretemporada. Venimos mucho más preparados. Somos cada día más conscientes de la importancia de la alimentación, la preparación y llegamos mucho más preparados que lo que yo recuerdo de antes. Y eso es algo súper positivo y bueno. De hecho, se nota que en los primeros partidos, que siempre cuestan un poco más, entramos un poco mejor.

¿Siguen teniendo agujetas?

La primera semana todavía se resienten las piernas. Poco a poco se van haciendo y ya estamos en el punto de llegar a un buen punto de forma.

¿Se ha encontrado bien en los partidos?

Lógicamente, esas primeras tomas de contacto en los partidos al principio cuestan. El cuerpo no está hecho. Parece mentira, pero en un mes y poco se pierde bastante y cuesta coger un poco el ritmo. Pero en general la sensación es buena. Estamos llegando bien físicamente.

¿Cuánto tiempo paró en verano?

Una semana o diez días. Para despejar del todo y luego ya retomar otra vez.

¿Cuesta retomar el trabajo?

Cuesta. En verano quieres desconectar del todo, son otro tipo de entrenamientos, más individuales y a mí me cuestan mucho más, son más aburridos. En parte dan ganas de volver, retomar la actividad y jugar a fútbol, que es lo que nos gusta.

Este verano se han reencontrado con un viejo conocido como Ernesto Valverde. ¿Cómo le ha visto?

Bien, la verdad es que bien. Le veo con ganas. Es un reto chulo también para él volver a entrenar al Athletic, y se nota. Nosotros estamos contentos, creo que va a ser un año bonito. Ahora estamos cogiendo sus ideas y creo que nos estamos entendiendo bien.

Debutó con él en 2016. No podrá tener malos recuerdos del técnico…

No. En general son buenos recuerdos. Es el entrenador que me hizo debutar. En su día aprendí bastante con él. Luego es verdad que en enero salí, pero lo tomo como algo positivo. Fueron seis meses que me aportaron mucho, desde luego.

“Es el entrenador que me hizo debutar. Luego es verdad que en enero salí, pero lo tomo como algo positivo”

¿Que tuviera que irse cedido al Sporting al de poco de debutar no le hace guardar cierto rencor o algo parecido?

¡Para nada! Para mí fueron seis meses espectaculares. De hecho, creo que aprendí muchísimo. Era mi primera vez en el primer equipo y me ayudó mucho en esa primera toma de contacto. Fue un entrenador importante.

Por lo visto en los primeros partidos, le está ubicando en una posición más retrasada. ¿Usted se siente cómodo ahí?

Yo estoy cómodo. Cierto es que en estos últimos años hemos jugado más un doble pivote que con un pivote único, pero estamos probando cosas aún. Estoy cómodo en cualquiera de las dos posiciones del campo, ahí o un poco más adelantado.

¿Qué le pide en esa nueva posición?

Lo típico de un pivote. Sujetar al equipo, jugar fácil y hacer jugar fácil al equipo… Sobre todo, sostenerlo y ayudar en la salida del balón.

Parece que Valverde está buscando un perfil distinto para esa demarcación, alguien que además de en defensa aporte también en la salida del balón. Una especie de Ander Iturraspe.

Es una posición que es verdad que requiere tener un poco de todo. En el aspecto defensivo, aunque he mejorado, tengo que seguir dando un paso adelante. Pero si juego ahí es una buena oportunidad para demostrar que también puedo hacer ese tipo de trabajo.

¿Supone mucha más responsabilidad?

No, para nada. Porque normalmente estás bien acompañado en el centro del campo y tanto adelante como atrás estoy muy bien asegurado.

Óscar de Marcos habló días atrás de que esta temporada se verá a un equipo más ofensivo. Y frente al Bochum, con usted, Sancet y Muniain ya se intuyó por dónde pueden ir las intenciones del técnico. ¿Lo cree así?

Estamos intentando hacer una presión en la que el rival se encuentre muy incómodo y a partir de ahí robar y crear, jugar en campo rival. Con los jugadores que tenemos es algo que nos va a venir muy bien. Tenemos que ir ajustando esa presión, ir entendiendo bien cómo tenemos que hacerla y va a ser un punto importante porque tenemos jugadores para jugar en campo contrario y que pueden hacer mucho peligro.

“Tenemos muchas ganas de dar alegrías. El año pasado nos quedamos súper cerca; Nos gustaría volver a Europa”

Tiene 29 años y en las tres últimas temporadas ha disputado 20, 30 y 32 partidos de liga ¿Está en su mejor momento?

No sé. En el punto más alto de madurez seguramente sí, tanto futbolístico como mental. Poco a poco te vas haciendo, vas entendiendo mejor el fútbol, el entorno, lo que te hace estar contigo bien. Considero que estoy en un buen momento y muy ilusionado con lo que viene ahora. Deseando que empiece la temporada.

¿Le ha costado llegar a este punto?

Sí. No es fácil. El jugador pasa por muchas etapas en las que disfruta, pero también se sufre mucho. De eso se trata, de aprender de esos momentos difíciles que van pasando y con el tiempo te das cuenta que eso te hace mucho más fuerte.

¿Considera que el entorno ha sido injusto con usted?

No, para nada. El público entiende, yo también soy consciente de que hay momentos en los que estás mejor o peor, pero lo importante es seguir siempre hacia adelante, intentar mejorar, corregir, aceptar los errores y, a partir de ahí, creo que uno se convierte en mejor jugador.

Por lo general ha arrancado como suplente, pero especialmente en los dos últimos curso terminó jugando muchos minutos. ¿A qué se debe?

No sé si es casualidad o no. Es cierto que me suele costar entrar normalmente en los primeros tramos de la temporada y que al final suelo tener minutos. Suelo ser bastante regular. Espero el momento. En el equipo hay momentos en el que uno entra más tarde y se trata de aportar cuando sales. Y eso intento.

Desde fuera de la sensación de que la mejor versión suya se ha visto ante Barcelona o Real Madrid. ¿Le falta dar un paso en otros partidos más mundanos?

Esos son partidos en los que todos los jugadores estamos especialmente puestos, bien. Que a todos nos gustan jugar. Creo que son más casualidades y quiero verlo así. Porque uno se prepara igual para todos los partidos. Sí es cierto, que cuando estás en San Mamés también la gente empuja más en esos partidos y te mete más en el partido. Pero considero que en nuestro caso intentamos estar siempre preparados de la misma manera.

¿Los partidos de Copa de la pasada temporada ante Barça y Real Madrid han sido sus dos mejores encuentros desde que está en el Athletic?

Puede ser. No sé si los dos mejores, pero estoy contento por cómo se dieron. Contra el Barça, además, era de los primeros partidos que jugaba. Aquello pudo marcar un antes y un después. Podríamos decir que fueron dos de los encuentros que cambiaron el rumbo de mi año la temporada pasada.

¿Y su mejor campaña?

Lo que te digo. Uno va madurando, entendiendo mejor el fútbol y cada vez me encuentro más cómodo. Probablemente la pasada fue la temporada más completa. Puede ser, si.

¿En los momentos en los que menos juega qué se le pasa por la cabeza?

Soy bastante cabezón y regular para eso. Soy bastante disciplinado. Intento seguir e incluso apretar un poco más si se puede. Buscando siempre el mejor momento de forma, intentar estar siempre bien en ese aspecto y también mentalmente, para que cuando sales estar preparado. Eso me ha ayudado a cambiar el rumbo muchas veces en las temporadas.

Ha hablado de la mejor vertiente en defensa. En ataque Marcelino les pedía más, pero no terminó de darlo del todo.

Siempre me ha gustado, si es posible, pisar el área rival. Soy un jugador que tiene recorrido. Poder estar al borde del área o cerca. Pero también me gusta este rol de poder ayudar al equipo en otras situaciones.

“Siempre me ha gustado, si es posible, pisar el área rival. Soy un jugador que tiene recorrido”

¿Ha visto un Valverde algo cambiado?

Han pasado ya muchos años. Fue mi primer año, yo era un chaval y tampoco tengo un recuerdo sobre esa cuestión. Sí veo que la idea sigue siendo muy parecida, al menos de lo que yo recuerdo. Y es algo súper bueno y positivo porque los resultados en aquella época fueron espectaculares.

Todavía nadie del vestuario se ha atrevido a decir claramente que el objetivo del curso es entrar en Europa. ¿Para usted cuál es el objetivo?

Somos un equipo cada día más ambicioso. Tenemos muchas ganas de dar alegrías. El año pasado nos quedamos súper cerca. Este año vamos a estar peleando de nuevo y creo que va a ser un año súper bonito. La temporada pasada, pese al mal sabor de boca final, lo disfrutamos todos. Esperemos que sea igual de bueno pero incluso con mejor saber de boca.

Usted también ha omitido la palabra Europa…

No, no la omito. Obviamente es algo por lo que vamos a pelear. Nos ilusiona. Nos gustaría volver a jugar en Europa.

Se lo digo porque después de cinco temporadas sin alcanzar posiciones europeas igual se ha convertido en una palabra tabú…

No, para nada. Lógicamente pelearemos por estar ahí arriba, intentar entrar. Nos vamos a poner esos objetivos que son ambiciosos.

Los chavales vienen pisando fuerte, especialmente en los costados.

Solo hay que verles entrenar. Me pregunto dónde han aprendido algunas cosas. Quizá son otro perfil de futbolistas que otros años no hemos tenido. Técnicamente son muy muy buenos, hacen cosas diferentes y lógicamente eso en un equipo de fútbol siempre es bienvenido. Estamos muy contentos con ellos, son buenos chavales, trabajan súper bien y van a aportar mucho.

¿Qué espera a nivel personal?

Seguir creciendo. Poco a poco estoy consiguiendo que se vea un Mikel que va ganando en confianza, en duelos, creciendo como jugador en general. Espero este año mejorar los registros de la temporada pasada.

2022-07-26T06:12:02+02:00
En directo
20:00 - 21:00
Cosecha del 67
20:00 21:00
En directo
20:00 - 21:00
20:00 21:00
Email