En directo
23:00 - 06:00
Polideportivo

Oier Luengo: "Vamos a sacar esto adelante seguro"

Jugador del Amorebieta
“Vamos a sacar esto adelante seguro”
“Vamos a sacar esto adelante seguro”

Feliz por defender el escudo del Amorebieta en LaLiga SmartBank tras rechazar un año más de contrato con el Bilbao Athletic, Oier Luengo (Zornotza, 11-XI-1997) se siente pleno por jugar en el equipo del pueblo mientras espera que la buena dinámica del conjunto azul se traduzca en victorias más pronto que tarde. "La segunda vuelta va a ser mejor que la primera", advierte el vizcaino, quien confiesa a DEIA haber crecido como central desde el inicio de un curso en el que trata de restar importancia a las polémicas arbitrales.

Segundo parón de la temporada en LaLiga SmartBank. ¿Se agradece para cargar las pilas o hubiera preferido jugar?

—Nosotros preferimos competir al tener buenas sensaciones. Es cierto que nos está costando ganar, pero cuantos más partidos juguemos, más cerca vemos que está esa victoria.

El siguiente rival será el Sporting de Gijón a domicilio. Otro partido con aires de final.

—Para nosotros cada partido desde el comienzo de la temporada es como una final y un premio al mismo tiempo. Iremos allí a intentar ganar como hemos hecho en todas las jornadas desde que empezó la liga y sabemos que será complicado, pero se ha visto que podemos vencer a cualquier rival.

Los puestos de permanencia están a cinco puntos. ¿Están convencidos de poder recortarlos y salvarse?

—Por supuesto. Hay margen y tenemos la confianza y la calidad necesaria para recortar esos puntos. A pesar de que los resultados no nos están acompañando, a la vista está que en más de un partido hemos merecido más. Como decía el Cholo Simeone, nosotros vamos partido a partido, no nos agobiamos por lo que diga la clasificación y solo nos fijamos en el rival de cada semana para intentar ganar.

Deberán prepararse para sufrir hasta el final.

—Es algo que tenemos asumido desde antes de empezar la temporada. Sabíamos que nos iba a costar al ser muchos de nosotros nuevos en la categoría, pero lo estamos haciendo bien y el ambiente dentro del vestuario sigue siendo muy bueno.

La marcha del equipo, como decía, invita al optimismo. Suman seis jornadas seguidas sin perder, aunque con cinco empates entre medias. ¿Se sienten cada vez más difíciles de doblegar?

—Así es. Nos falta tener esa pizca de suerte para poder ganar, pero las victorias van a llegar, porque las sensaciones son cada vez mejores y hemos mejorado mucho en solidez como equipo. De cara a gol también estamos siendo mucho más efectivos.

Lo que no les está ayudando en absoluto es el VAR, ni los árbitros. ¿Espera que cambie la tendencia o es una guerra perdida?

—Poco podemos hacer ahí. Es verdad que los arbitrajes no nos han ayudado mucho, pero es una parte más del fútbol, hay que sobrellevarla y tampoco tenemos que escudarnos en ello. No es algo que nos preocupe. Nosotros debemos hacer nuestro trabajo.

Aun así, una de las decisiones arbitrales más incomprensibles la sufrió en sus propias carnes al ver la segunda amarilla ante el Eibar en Lezama por una falta de lo más común. ¿Cómo recuerda la acción?

—Nunca me habían expulsado y la primera expulsión de mi vida tuvo que ser así. Ninguno nos lo explicamos en el momento, porque fue una falta de lo más normal lejos de nuestra área y el árbitro me dijo que había cortado una ocasión manifiesta de gol. Me sorprendió, pero igual también por ser el implicado.

No solo le sorprendió a usted, pero polémicas al margen, ha conseguido ser uno de los fijos para el entrenador en su vuelta a casa. ¿Qué valoración hace de su rendimiento?

—Por suerte estoy jugando todo y me veo mejor que cuando empezó la temporada. Vas cogiendo experiencia en la categoría, adaptándote al ritmo de los partidos y personalmente estoy contento con mi rendimiento. A ver si puedo ayudar al equipo con algún gol también, porque he tenido ocasiones de todos los colores, pero el balón no ha querido entrar. En propia puerta ya he metido, pero en la contraria parezco gafado.

Además de acertar con la portería correcta, ¿en qué aspectos del juego tiene mayor margen de mejora?

—En el trato de balón, que no considero que sea deficiente, pero es mi asignatura pendiente desde siempre. En todo lo demás creo que soy bastante completo dentro de lo que cabe, salvando las distancias con gente de Primera División.

¿Feliz por poder crecer en el equipo de su pueblo?

—Sí, porque estoy en casa con mi familia, mis amigos y una directiva que ya conocía. Me siento muy a gusto.

Salió libre del Bilbao Athletic tras rechazar un año más de contrato. ¿Por qué?

—Vi la oportunidad de venir al Amorebieta para jugar en esta categoría y fue una decisión fácil entre comillas. Jugar en el Athletic siempre te hace ilusión, pero para mí era la mejor opción.

Jugó varios amistosos con el primer equipo a las órdenes de Gaizka Garitano, pero no llegó a debutar en partido oficial. ¿Lo achaca a algo?

—A nada en particular. Me sentí muy cómodo en aquellos partidos que jugué y me hubiera hecho mucha ilusión debutar en partido oficial, pero no se dio. Quizás fuera por la edad o por el nivel, porque en Lezama hay muchos grandes jugadores y encontrar tu sitio es difícil. En el primer equipo, además, hay mucha competencia de mucho nivel en la zona de centrales.

¿Cómo llevó verse cerca de la élite y tener que resetear para perseguir ese sueño por otras vías?

—Es una pequeña decepción quedarte en el último escalón antes de llegar a la élite, pero es como todo. Hay que sobrellevarlo y a mí, personalmente, me ha salido bien, porque estoy jugando en casa y en una categoría nueva. Dentro de lo que cabe, mi salida del Athletic fue buena.

La categoría de plata es un máster para crecer a toda velocidad.

—Sí, porque es un campeonato de mucha exigencia y con muchos partidos. Yo, por ejemplo, noto que ahora estoy más hecho como central. El equipo, como bloque, también está compitiendo mejor que al principio por esa experiencia adquirida durante la competición y confío en que la segunda vuelta va a ser mejor que la primera tanto en juego, como en resultados.

¿Cómo ve al míster?

—Bien, era una categoría nueva también para él y, al igual que nosotros, ha ido aprendiendo a medida que se han sucedido los partidos. Confía en el equipo, nosotros en él y entre todos vamos a sacar esto adelante.

Dejar la portería a cero puede resultar clave a futuro. Solo lo lograron en la visita al Fuenlabrada.

—Eso es así, desde luego. Y es algo que me fastidia como central. Sé que no es solo nuestra responsabilidad, pero al jugar en esa posición sí siento que en gran parte es responsabilidad nuestra y es un aspecto en el que tenemos que mejorar. En cuanto al resto de fases del juego, desde que empecé a jugar en el Bilbao Athletic me gusta ver mis partidos repetidos para intentar mejorar y creo que estamos haciendo las cosas bien.

¿Qué les quiere transmitir a los aficionados?

—Que estén tranquilos y nos sigan apoyando como hacen en Lezama y en todos los sitios, porque nos dan mucha fuerza. Lo daremos todo y vamos a sacar esto adelante seguro. Por ellos y por nosotros.

"Para nosotros cada partido desde el comienzo de la temporada es como una final y un premio"

"Las victorias van a llegar, porque las sensaciones son cada vez mejores y hemos mejorado mucho en solidez"

"Estoy jugando en casa y en una categoría nueva; dentro de lo que cabe, mi salida del Athletic fue buena"

2022-01-16T09:04:02+01:00
En directo
23:00 - 06:00
Made in Onda Vasca
23:00 06:00
En directo
23:00 - 06:00
23:00 06:00