Actualidad

La mujer esposada que denunció una agresión por sumisión química en un monte se lo inventó

La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona ha archivado la causa
Policía forales practican un arresto, en una imagen de archivo.
Policía forales practican un arresto, en una imagen de archivo.

La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona ha archivado la causa por una supuesta agresión sexual por sumisión química en el monte Ezkaba y ha abierto diligencias por un supuesto delito de simulación de delito a la mujer que denunció los hechos.

El varón detenido por estos hechos fue puesto en libertad por la propia Policía Foral este pasado lunes después de que se llevara a cabo su arresto durante la madrugada. A la vista de las contradicciones del testimonio de la supuesta víctima, la jueza de guardia ha acordado este martes el sobreseimiento de la causa al considerar que no existe delito alguno.

Por el contrario, la magistrada ha imputado un delito de simulación de delito a la propia mujer que solicitó ayuda, supuestamente tras haber escapado de su agresor. La misma mujer declinó la posibilidad de interponer una denuncia ante la Policía Foral, por lo que el arrestado quedó en libertad.

Detención previa

El varón había sido detenido por la Policía Foral de Navarra en la madrugada de este pasado lunes como supuesto autor de una agresión sexual por sumisión química cometida en el monte Ezkaba, en Artica (Berrioplano).

La intervención de los agentes de Seguridad Ciudadana de la Policía Foral se produjo pasada la medianoche en el monte Ezkaba, donde una mujer denunció que había sufrido una agresión sexual. Al parecer, esta persona, que llevaba puestas unas esposas o bridas, había podido huir del supuesto agresor y pedir ayuda.

Los agentes movilizados prestaron la primera asistencia a la mujer y también detuvieron a un varón, que fue trasladado a la dependencias policiales en Beloso como supuesto autor de un delito de agresión sexual. Agentes de la Brigada Asistencial, especializados en delitos contra la libertad sexual, se encargan de la investigación.

La mujer fue conducida al Hospital Universitario de Navarra (HUN) para la correspondiente exploración y recogida de muestras para análisis en el laboratorio, al haber podido ser víctima de una agresión sexual mediante sumisión química, es decir, tras haber ingerido sustancias que anulasen su voluntad.

Este martes, la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona ha archivado la causa.

2023-04-26T09:12:05+02:00
En directo
Onda Vasca En Directo