En directo
00:00 - 06:00
Política

Tapia pide diálogo mientras Andueza exige cumplir a rajatabla el plan

El ministerio convoca a los territorios para aclarar dudas a 24 horas de que el ahorro entre en vigor
La consejera vasca de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantza Tapia.
La consejera vasca de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantza Tapia.

La consejera Arantxa Tapia cumplirá la ley, y está dispuesta a colaborar con el Gobierno español en su objetivo compartido de rebajar el consumo energético, pero cree que el diálogo tendría que haberse producido antes y no después de aprobar el decreto que entrará en vigor la próxima semana. El ministerio de Ribera, de hecho, ha convocado a las comunidades para aclarar dudas de seguridad laboral el martes por la mañana, a 24 horas de la entrada en vigor. La consejería de Tapia confirmó a este periódico que recibió la convocatoria ayer a las 20.36 horas. El interlocutor será el director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía.

En la práctica, el Gobierno español dio ayer la razón al Ejecutivo vasco al flexibilizar la temperatura del aire en bares y restaurantes y matizar que puede ser de 25 grados y no 27. Aun así, más allá de reconocer por la vía de los hechos que la medida debía flexibilizarse, la decisión la ha vuelto a tomar la ministra de manera unilateral y va a seguir adelante con el decreto. Se votará a finales de mes.

Tapia seguía defendiendo por la mañana en Onda Vasca que tendría que haberse producido un diálogo previo, y se mostró “sorprendida” por que se interpretara que Euskadi iba a ser insumisa. No obstante, volvió a añadir que “otra cosa son los detalles y la flexibilidad en algunos aspectos y sectores”. Tras recordar que Euskadi lleva cuatro décadas trabajando en este campo, pidió “dialogar mucho para analizar qué puede ocurrir” con las temperaturas en un local de alimentación de frescos, pescados, carnes y frutas, por seguridad alimentaria; o con la iluminación en las calles, por las mujeres. “Nuestra voluntad es de colaboración y trabajo conjunto. Pero, hombre, lo podríamos haber hecho previo y no a posteriori”, lanzó. Recalcó que, “desde la máxima lealtad de Euskadi, vamos a trabajar por el bien máximo, que es el ahorro de energía, mirando esos aspectos”.

Pero, cuando parecía que las aguas volvían a su cauce, el secretario general del PSE, Eneko Andueza, escenificó que mantiene la presión y una vigilancia sobre sus socios del PNV. Avisó de que velará por el estrecho cumplimiento de las medidas del Gobierno español allí donde el PSE comparte responsabilidades de gestión. El PSE se alinea así con el cumplimiento a rajatabla, aunque el discurso comienza a tener vías de agua como dejó ver la ministra con los bares. Andueza defendió que con estas medidas se intentan evitar males mayores, como un cierre de empresas. “Los gobiernos no pueden ser insumisos o remolones a la hora de cumplir con la legalidad”, dijo.

La crítica, en teoría, ya no va dirigida al lehendakari, a quien agradece que vaya a cumplir el plan, pero sí presionó al PNV para que “no se valga de excusas”. Garantizó que los alcaldes socialistas adoptarán de inmediato las medidas y que, en las instituciones donde el PSE comparte responsabilidad de gobierno, pedirá un estricto cumplimiento en el Consejo de Gobierno, los consejos de diputados y las juntas de gobierno local.

2022-08-07T07:43:03+02:00
En directo
00:00 - 06:00
Made in Onda Vasca
00:00 06:00
En directo
00:00 - 06:00
00:00 06:00