En directo
00:00 - 06:00
Política

Sánchez desvelará mañana otra batería de medidas económicas

Reivindicará la utilidad de la coalición pese a los choques en el esperado debate de la nación
Vista general de la bancada que ocupa el Gobierno de coalición en el Congreso de los Diputados.
Vista general de la bancada que ocupa el Gobierno de coalición en el Congreso de los Diputados.

Tras siete años sin convocarse, Pedro Sánchez se estrena mañana como líder en un debate de política general, el llamado debate del estado de la nación, donde reivindicará la utilidad y avances experimentados en el Estado español bajo el Gobierno de coalición justo cuando los choques internos se multiplican y mantienen distanciados a PSOE y Unidas Podemos. Con un nuevo paquete de medidas económicas que pondrá sobre la mesa –según adelantó ayer el ministro Félix Bolaños en una entrevista en El Periódico de Catalunya– para hacer frente a las adversidades provocadas por el conflicto bélico, el presidente del Ejecutivo buscará hacer pedagogía y evitar confrontar con sus socios en uno de los temas que le ha esquilmado las últimas semanas, el aumento en el gasto en Defensa. Pero las formaciones del bloque de investidura, en especial ERC, presentarán batalla pese al acercamiento entre Moncloa y el Govern, tras arrastrar temas como el espionaje al independentismo, la relación con Marruecos o los sucesos en la valla de Melilla. También el PNV, socio preferente, sacará a relucir el retraso en un calendario de transferencias del que confían ya poco en que se cumplimente como se fijó.

Desde la oposición, el PP ahondará en su visión apocalíptica por boca de su portavoz, Cuca Gamarra, y en presencia del líder de su partido, Alberto Núñez Feijóo, que se sentará en el hemiciclo por su condición de senador pero no podrá intervenir en la sesión. No temen en Génova que esta inédita situación, producto de la crisis que acabó con el liderazgo de Pablo Casado, les robe foco ya que entienden que la presencia del dirigente gallego tendrá impacto por sí misma. Y por eso “en principio” no tienen previsto que haga declaraciones. El debate coincidirá parcialmente con la escuela de verano que el PP celebra en El Escorial y Feijóo tendrá oportunidad de replicar a Sánchez el miércoles, mientras en el Congreso intervienen los grupos minoritarios. En el guión estará, cómo no, la sintonía del Gobierno con EH Bildu en torno a la Ley de Memoria Democrática, que el PP promete derogar y más al calor del acto de ayer en recuerdo de Miguel Ángel Blanco en Ermua, y es que los acuerdos con la izquierda abertzale se han convertido en un mantra y munición interesada para la derecha.

Protección social

El Gobierno de coalición cree que el debate puede ser un revulsivo tras fracasos electorales como el de Andalucía y en medio de encuestas que vaticinan también una victoria de los conservadores en las próximas generales, con mayor o menor incidencia de Vox. Comicios que, según insistirá Sánchez, serán cuando tocan, a finales de 2023, tiempo suficiente como para que vuelva a triunfar su manual de resistencia. La pandemia, la guerra en Ucrania o la erupción volcánica en La Palma serán citadas por el líder del PSOE como inéditas situaciones adversas a las que ha dado respuesta protegiendo a los ciudadanos, especialmente los más vulnerables, y empresas. Medidas para combatir la inflación y que enumerará como ejemplo del reforzamiento del estado del bienestar junto a otras como el ingreso mínimo vital, la subida del salario mínimo interprofesional, la revalorización de las pensiones o la reforma laboral. A la vez destacará datos alentadores como los relativos a la creación de empleo, y llamará a apoyar los próximos Presupuestos, aunque Podemos ya le ha advertido que debe “cuidar” más la coalición e implicarse en políticas progresistas que, para los morados, son ellos quienes la abanderan en solitario mientras resuelven sus cuitas.

La apuesta por el diálogo en Catalunya, con la cita para el viernes con Pere Aragonès, será otro de los ejes del discurso de Sánchez en un debate en el que recriminará a Feijóo que mantenga la estrategia de Pablo Casado de oponerse a todo y seguir bloqueando la renovación de instituciones como el CGPJ. En el aire permanecen los insistentes rumores de que puede acometer nuevos cambios en el Consejo de Ministros con el fin de reforzar políticamente el Ejecutivo para la recta final de la legislatura.

Por su parte, el PP alertará de que el Estado se dirige a una “profundísima crisis económica” si no se corrige el rumbo y persistirá en que sus recetas son las adecuadas: entre ellas, incluye ampliar la vida útil de las nucleares, ajustar el IRPF a rentas medias y recortar el gasto superfluo. Tras el éxito en Andalucía, el PP está instalado en la idea de fin de ciclo hasta el punto de que, para dirigirse a su líder, habla ya de “presidente Feijóo”.

Unidas Podemos

Gasto en defensa y reforma fiscal

Vox pedirá su marcha. Unidas Podemos, que se estrena en un debate de estas características desde su eclosión en 2015, dejará patente su rechazo al aumento en gasto militar, que podría destinarse a blindar el poder adquisitivo de las familias y una reforma fiscal que llevan reclamando desde el principio para que las grandes fortunas y empresas paguen lo que les corresponde. Además, exigirá a Sánchez que cumpla ya con la derogación de la ley mordaza y con la Ley de Vivienda. Por su parte, Vox denunciará la “corrupción moral” del Ejecutivo por su reciente acuerdo con Bildu en torno a la Ley de Memoria Democrática, y volverá a exigir con firmeza y dureza la marcha de Sánchez, pero esta vez sin promover moción de censura.

2022-07-12T06:59:02+02:00
En directo
00:00 - 06:00
Made in Onda Vasca
00:00 06:00
En directo
00:00 - 06:00
00:00 06:00