En directo
07:00 - 08:00
Actualidad

Procesan a una red que ganó 15 millones pirateando la señal de plataformas de pago

El magistrado atribuye a los investigados los delitos de pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales y delito contra la propiedad intelectual
Fachada de la Audiencia Nacional.
Fachada de la Audiencia Nacional.

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha propuesto juzgar a nueve presuntos miembros de una organización que obtuvo al menos 15 millones de euros con la venta ilegal de contenidos audiovisuales, tanto retransmisiones de partidos de fútbol como películas y series, que conseguía pirateando la señal de numerosas plataformas de pago.

El magistrado atribuye a los investigados, en el auto de pase a procedimiento abreviado -lo que equivale al procesamiento-, los delitos de pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales y delito contra la propiedad intelectual.

Se estima en dos millones los usuarios de los servicios ilegales ofertados por la organización y por sus filiales, y se calcula que existían unas mil páginas web que ofrecían acceso a algo más de 40.000 canales de televisión, series y plataformas en su conjunto.

Según relata el juez, Amir Zalaghi lideraba esta organización internacional que tenía por objeto la distribución ilegal de contenidos audiovisuales mediante el sistema IPTV (televisión por protocolo de internet) y el uso de enlaces M3U, ofertados a través de los dominios rapidiptv.com, rapidiptv.net, www.iptvstack.com, el foro https://iptv.community y diversas páginas web.

El modus operandi consistía en captar de diversos modos la señal de numerosas plataformas y canales de televisión para posteriormente ser comunicada por una red privada a su propia estructura de servidores, situada en al menos trece países de Europa y Norteamérica, desde donde era posteriormente era redistribuida a sus suscriptores.

En este procedimiento se han personado como acusación particular Warner Bros Entertainment, Universal City Studios, Universal City Studios Productions, Columbia Pictures Industries, Sony Pictures Television , Paramount Pictures Corporation, New Line Productions, Netflix Studios, Netflix US, Netflix international, Netflix Gobal, Netflix Worldwide Entertainment, Amazon Content Services, Disney Enterprises y la Liga Nacional de Fútbol Profesional.

Los contenidos eran ofertados, continúa el auto, a través de un atractivo entorno web a unos precios mucho más competitivos que los existentes en el mercado lícito, ofreciendo el acceso a una amplia gama de canales, películas, series o documentales, con garantía en la calidad de los contenidos y unos productos de asistencia técnica de calidad con su propia página web de soporte al cliente.

Esta organización, además, ofertaba a los denominados "resellers" o revendedores la posibilidad de crear su propia marca y servicio ilegal a modo de "franquicia" o filial, aprovechando la infraestructura técnica de la organización, integrada por la red de servidores, contenidos audiovisuales, soporte técnico, además de una aplicación informática (panel de administración) que permitía gestionar todos los servicios.

50 servidores

La organización tenía instalados 50 servidores por Estados Unidos, Canadá, Países Bajos, Bélgica, República Checa, Alemania, Suiza, Suecia, Reino Unido, Rumanía, y Luxemburgo, donde contaba con personal que se encargaba de su supervisión.

A través de los distintos canales de televisión IPTV que se ofrecían por medio de la lista M3U se visionaban un total de 10.072 canales de televisión. Estos canales se encontraban divididos en dos grupos, el primero de ellos canales de retransmisión en directo (live) y el segundo grupo se correspondía con la emisión de contenidos bajo demanda de series y películas (movie).

De este modo, generaron unos beneficios de al menos 15 millones de euros, al margen de los ingresos que de manera autónoma pudieran haber obtenido cada uno de los "resellers".

Para blanquear estas cantidades, la organización contaba con un sofisticado entramado consistente en remitir el dinero obtenido a pasarelas de pagos, "exchange" de criptomonedas, la creación de empresas pantalla; y la generación de facturas falsas que encubriesen su inexistente actividad empresarial.

A través de esta estructura se trataba de justificar el continuo movimiento de dinero que fluía entre las numerosas cuentas creadas con identidades ficticias o de terceros, y así ser finalmente reintroducido en el circuito legal mediante la compra de bienes muebles e inmuebles.

Entre las operaciones de blanqueo destacan la construcción de un edificio de viviendas en Irán, la adquisición de un inmueble en Barcelona valorado en 1,6 millones de euros y la compra de dos vehículos de alta gama con un valor de mercado de 400.000 euros.

El juez considera que los encausados estaban integrados en una organización criminal con reparto y distribución de tareas específico para que los beneficios así conseguidos pudieran introducirse en el ciclo económica. Su grado de especialización técnica, observa el juez, es elevado.

Cada uno cuenta con especiales conocimientos tecnológicos y financieros, habiendo creado una infraestructura tecnológica extremadamente compleja y de carácter internacional, compuesta por al menos 40 granjas de servidores (conjunto de servidores) repartidos por 14 países, obteniendo la señal IPTV de origen de múltiples países para asegurar que si se produce el fallo o la desconexión en alguno de ellos el servicio siga funcionando por la existencia de los demás.

2022-07-23T14:01:04+02:00
En directo
07:00 - 08:00
Desveda
07:00 08:00
En directo
07:00 - 08:00
07:00 08:00
Email