En directo
14:15 - 15:00

Miguel Gutiérrez, recién llegado de Ucrania: "Es fácil ser pacifista aquí pero hace falta serlo en Ucrania"

El explorador y reportero gasteiztarra, miembro de 'Eutsi Ucrania' defiende la resistencia civil pacífica pero advierte no es suficiente ante una invasión en la que Putin "no va a dar marcha atrás"
Miguel Gutiérrez, recién llegado de Ucrania: "Es fácil ser pacifista aquí pero hace falta serlo en Ucrania"
01:23

"Sabíamos lo que hacíamos". Así empieza su relato Miguel Gutiérrez que hoy ha puesto voz al horror que ha visto durante dos semanas en Ucrania. Este explorador, miembro fundado de la asociacióbn 'La exploradora', reportero y activista gasteiztarra no dudó en coger el coche y plantarse en este país invadido por Rusia que ha puesto en jake a Europa. Por delante un drama humanitario difícil aún de calibrar y una crisis económica que puede superar a los efectos vividos con la pandemia. 

"Nos hemos dado cuenta de la dimensión de la crisis. Son tres millones de personas tiradas en la frontera. Es una barbaridad", afirma y para que entendamos de a qué nos enfrentamos afirma, "Siria registró los mismos números en dos años de guerra". 

Alexander, un héroe sin buscarlo

Lleva dos días en Euskadi. Salió de Ucrania tras recorrer dos veces el país, pasar por el frente de Mikolaiv y por Kiev. Allí en las afueras de la capital, en Irpín, fue tiroteado por las tropas rusas mientras documentaba el trabajo de los civiles que "sin descanso" intentan ayudar a quienes buscan refugio de las bombas o huir de la guerra. "Hay civiles que lo están haciendo sin parar. Nos unimos a ellos para documentar lo que hacían y también les echamos un cable", señala.

"Ese día avanzaron los rusos y hubo un combate en el seno de Irpín y nos pilló. Fue un poco terrorífico. El tanque apareció ante nosotros y torció cuando estaba encima nuestro", prosigue. "Hubo tres disparos y volvimos a entrar en el jardín", recuerda. Miguel estaba en ese momento ayudando a salir de su casa a una señora en silla de ruedas y el jardín era el único lugar por el que podían salir. Entonces apareció el héroe, uno de los tantos héroes anónimos que ahora mismo están en Ucrania. 

"Alexander cogió un trapo blanco. Se puso ante los soldados y pidió que no disparan. No tiraron y pasamos todos", nos cuenta. Fue el mismo día en que los soldados rusos mataron al periodista americano. A partir de ahí tuvo que abandonar Ucrania. "Nos prohibieron seguir documentando. Estaba invadido", rememora. "Queríamos documentar que en lo peor que es la guerra también hay luces que son esos héroes improbables, que se juegan la vida y no salen en las noticias solo por ayudar". 

Determinación por resistir

Esa determinación por ayudar es la misma que tienen, asegura, por resistir los ucranianos. "El 99% con los que hablé tienen una determinación de no dejarse conquistar increíble. Están decididos resistir incluso hasta la destrucción", asegura pero también en su cabeza guarda la imagen de ciudadanos "desvalidos, tirados por las cunetas". Recuerda ver las carreteras llenas de mujeres y niños y subraya la tragedia de muchos viudos ya que los hombres no pueden salir de Ucrania. "Los hombres tienen que combatir. Nos hemos encontrado con hombres viudos que nos daban a sus hijos, es decir, que nos decían llevaros a mis hijos a Europa", remarca y asegura que esos hombres están "desesperados". 

Preguntado por la opinión de la población sobre su presidente Volodomir Zelenski es muy claro. "La inmensa mayoría le adora", reconoce y asegura que hay un momento fundamental desde que comenzó la invasión y que la clave es precisamemnte el carisma y valor demostrado por Zelenski cuando a los siete días de los ataques, mantuvo la firmeza. Pero no es sólo el presidente, puntualiza. "Tiene líderes muy carismáticos alrededor. Los alcaldes de Mikolaiv y de Kiev. Son el factor por el que combaten. La gente está determinada a resistir", afirma.

"Putin no va a dar marcha atrás"

Ante quienes afirman que a Rusia no le ha quedado otro remedio que esta invasión les recuerda que los misiles llevan apuntando a Moscú desde hace tiempo. "Su presidente que es un agente de la KGB que está obsesionado en recuperar la URSS", alerta y considera que estamos ahora mismo ante un momento muy peligroso. "Le han ido adorando cada vez más. Se cree infalible y se ha dado una torta contra Ucrania pero no va a dar marcha atrás. No está avanzando pero no va a dar marcha atrás", asevera.

Considera que la clave está siendo la resistencia en las ciudades con Kiev o Járkov resistiendo e incluso la asediada Mariúpol. Un enclave, donde recuerda, "los rusos iban de vacaciones y ahora está borrada del mapa". "Resisten pero es el Gernika ucraniano. El símbolo de la resistencia junto a Kiev", asegura.

En su opinión no es Rusia la que debe sentirse amenazada sino Europa. "Putin ha ido tomando con tropas el este y no solo eso está desestabilizando las elecciones de los países europeos y lleva en eso mucho tiempo. La que se tiene que sentir amenazada es Europa", insiste. "Los países democráticos de la UE están asustados", afirma. "Han visto una amenaza seria y están corriendo", matiza.

Ante los que critican el envío de armas les pide que entiendan que los civiles necesitan poder defenderse. "No se dan cuenta de que piden la indefensión de una persona. Es fácil ser pacifista aquí pero hay que serlo en Ucrania", señala y recuerda que los propios rusos qeu se oponen a esta invasión están todos en la cárcel. "Los movimientos pacifistas son bienvenidos pero no son suficientes", insiste. 

Con la asociación 'Eutsi Ucrania' prepara un nuevo viaje y recuerda a todos esos ciudadanos que quieren ayudar que "no se puede ir a lo loco". "Nosotros solo trabajamos con gente con arraigo social en Euskadi, con nombre y apellidos", subraya y advierte de las mafias de trata de blancas que se están haciendo pasar por ONG. 

 

2022-03-21T10:18:50+01:00
En directo
14:15 - 15:00
Onda Vasca con Imanol Vilella
14:15 15:00
En directo
14:15 - 15:00
14:15 15:00
688 854 852