En directo
21:00 - 22:00
Actualidad

La mitad de los hospitalizados por covid tienen al menos un síntoma dos años después

Las secuelas de la covid-19 en la salud a largo plazo siguen siendo desconocidas.
Las secuelas de la covid-19 en la salud a largo plazo siguen siendo desconocidas.

Dos años después de la infección por covid-19, la mitad de los pacientes que ingresaron en el hospital siguen teniendo al menos un síntoma, según el estudio de seguimiento más largo realizado hasta la fecha, publicado en 'The Lancet Respiratory Medicine'. El estudio hizo un seguimiento de 1.192 participantes en China infectados por el SARS-CoV-2 durante la primera fase de la pandemia en 2020.

Aunque la salud física y mental mejoró en general con el paso del tiempo, el análisis sugiere que los pacientes de covid-19 siguen teniendo peor salud y calidad de vida que la población general. Este es especialmente el caso de los participantes con covid larga, que suelen seguir teniendo al menos un síntoma, como fatiga, falta de aire y dificultades para dormir, dos años después de haber enfermado inicialmente.

Las repercusiones de la covid-19 en la salud a largo plazo siguen siendo en gran medida desconocidas, ya que los estudios de seguimiento más largos realizados hasta la fecha han durado aproximadamente un año. La falta de datos de referencia sobre el estado de salud antes de la covid-19 y de comparaciones con la población general en la mayoría de los estudios también ha dificultado la determinación del grado de recuperación de los pacientes con covid-19.

Algunos hospitalizados necesitan dos años para recuperarse

El autor principal, el profesor Bin Cao, del Hospital de la Amistad China-Japón (China), afirma que estos hallazgos "indican que para una cierta proporción de supervivientes de la covid-19 hospitalizados, aunque pueden haber eliminado la infección inicial, se necesitan más de dos años para recuperarse completamente de la covid-19".

La fatiga o la debilidad muscular, síntomas más frecuentes

La edad media de los participantes en el momento del alta era de 57 años, y el 54% eran hombres. Seis meses después de enfermar inicialmente, el 68% (777/1.149) de los participantes informaron de al menos un síntoma prolongado de covid. A los dos años de la infección, los informes de síntomas habían descendido al 55% (650/1.190).

La fatiga o la debilidad muscular fueron los síntomas que se declararon con más frecuencia y descendieron del 52% (593/1.151) a los seis meses al 30% (357/1.190) a los dos años. Independientemente de la gravedad de su enfermedad inicial, el 89% (438/494) de los participantes había vuelto a su trabajo original a los dos años.

Tras dos años la salud de los hospitalizados es peor que la media

Dos años después de enfermar inicialmente, los pacientes con covid-19 tienen en general peor salud que la población general, con un 31% (351/1.127) que declara fatiga o debilidad muscular y un 31% (354/1.127) que declara dificultades para dormir. La proporción de participantes no pertenecientes a covid-19 que declararon estos síntomas fue del 5% (55/1.127) y del 14% (153/1.127), respectivamente.

Los pacientes de covid-19 también eran más propensos a informar de otros síntomas, como dolor en las articulaciones, palpitaciones, mareos y dolores de cabeza. En los cuestionarios de calidad de vida, los pacientes de covid-19 también informaron con más frecuencia de dolor o malestar (23% [254/1.127]) y ansiedad o depresión (12% [131/1.127]) que los participantes que no participaron en covid-19 (5% [57/1.127] y 5% [61/1.127], respectivamente).

Alrededor de la mitad de los participantes en el estudio (650/1.190) presentaban síntomas de covid larga a los dos años, e informaron de una menor calidad de vida que los que no tenían covid larga. En los cuestionarios de salud mental, el 35% (228/650) informó de dolor o malestar y el 19% (123/650) de ansiedad o depresión.

La proporción de pacientes con covid-19 sin covid larga que informaron de estos síntomas fue del 10% (55/540) y del 4% (19/540) a los dos años, respectivamente. Los participantes con covid larga también informaron con más frecuencia de problemas de movilidad (5% [33/650]) o de niveles de actividad (4% [24/540]) que los que no tenían covid larga (1% [8/540] y 2% [10/540], respectivamente).

Consecuencias psicológicas

Las evaluaciones de la salud mental de los participantes con covid prolongada revelaron que el 13% (83/650) mostraba síntomas de ansiedad y el 11% (70/649) síntomas de depresión, mientras que para los participantes sin covid prolongada las proporciones eran del 3% (15/536) y el 1% (5/540), respectivamente.

Los participantes en el programa covid de larga duración recurrieron con más frecuencia a los servicios de atención sanitaria tras el alta, y el 26% (169/648) declararon haber acudido a una consulta externa en comparación con el 11% (57/538) de los participantes en el programa covid no de larga duración. Con un 17% (107/648), la hospitalización entre los participantes en el covid de larga duración fue mayor que el 10% (52/538) declarado por los participantes sin covid de larga duración.

2022-05-13T08:48:03+02:00
En directo
21:00 - 22:00
Oldies
21:00 22:00
En directo
21:00 - 22:00
21:00 22:00
Email