En directo
06:00 - 11:00
Actualidad

Enseñando a desdramatizar la enfermedad y gestionar el dolor

Antonia Castro es impulsora del proyecto Relat-hos, que demuestra la capacidad terapéutica de la literatura contra la enfermedad.
Antonia Castro es impulsora del proyecto Relat-hos, que demuestra la capacidad terapéutica de la literatura contra la enfermedad.

A pie de cama, en el Hospital de Bellvitge, la enfermera Antonia Castro, veía el miedo en la cara de sus pacientes porque "nadie nos enseña a estar enfermos, ni cómo reaccionar a la enfermedad ni a comportarnos", sentencia rotunda. "Nadie nos prepara, pero todos vamos a ocupar antes o después una cama de hospital", dice, poniéndonos los pies en la tierra de la realidad médica cotidiana. Por eso, se puso a pensar en otra forma de sanar a sus pacientes, y se le ocurrió utilizar el valor terapéutico de la escritura para remediar sus males.

"La persona hospitalizada, desde el primer momento de su ingreso, se siente paciente, pierde su identidad, deja de ser la directora de su empresa, deja de ser el taxista con mil anécdotas que contar, deja de ser el profesor de universidad con varios libros publicados, deja de ser esa madre que se desvive y ocupa de toda su familia, esa abuela que cuida de sus nietos, etc. Perdemos nuestra identidad y nos centramos casi exclusivamente en la enfermedad", explica después de haber visto miles y miles de casos en cuatro décadas de conocimiento de causa.

LA ESCRITURA ES TERAPÉUTICA

"Cuando cualquier ciudadano entra en el hospital, todo gira en torno a la enfermedad. La escritura y la lectura pueden ayudarle de múltiples maneras a sobrellevar todo el proceso y es que puede ser una forma de evadirse, de ayudarle a canalizar sus emociones, y de reflexionar sobre lo que le sucede", indica Antonia Castro, enfermera asistencial durante 40 años e impulsora del proyecto Relat-HOS, historias escritas por personas ingresadas.

Esta enfermera conoce de primera mano las lecciones de vida, gratitud y esperanza que dan los enfermos

Porque en un hospital se pasan durísimos y larguísimos días encerrados en una habitación. "Todo se magnifica cuando estás allí, la angustia, la espera, las semanas se hacen eternas... El tiempo pasa a otra dimensión, las horas no pasan ahí dentro. Y antes o después, todos vamos a pasar por un hospital y esos momentos de angustia, de incertidumbre, pendientes de un diagnóstico, de unas pruebas o una intervención quirúrgica llegan a ser desesperantes", comenta.

Tampoco el sistema sanitario ayuda. Enfoca todos sus esfuerzos en curar un órgano dañado. Son pruebas, análisis, tratamientos, más pruebas, más análisis, más tratamientos ¿y la persona? "En ocasiones, nos centramos en ir al centro del problema médico y nos cuesta ver a la persona en toda su integridad, con su historia de vida y su influencia en su proceso de enfermedad", señala Castro.

Con todas esas zozobras, incertidumbres y temores, surgen un buen puñado de relatos (tantos que ya se engloban en tres volúmenes) y que forman parte del Plan de humanización del Hospital de Bellvitge. Un auténtico manual de buenas prácticas que debería ser biblioteca de lectura obligada de cualquier centro sanitario y asistencial para replicar ideas.

Esperanza y gratitud, lo último que se pierde

Los pacientes dan fundamentalmente lecciones de vida y enseñan a amarla. Y sobre todo enseñan otro montón de cosas, como que la esperanza es lo último que se pierde porque es una emoción vital que nos ayuda a vivir y sobrevivir. Además la gratitud es un sentimiento común en todos los autores/relatadores que dejan de manifiesto que "el amor por la vida y por las personas que nos rodean nos ayuda a superarnos".

"Es curioso pero nadie nos enseña a estar enfermos, a cómo reaccionar y a cómo comportamos". Antonia Castro

"Durante tanto vacío y tanta preocupación –indica Antonia Castro– esas horas cargadas de tiempo de espera, nos describen su universo personal, algunos con una dureza desgarradora, otros divertidos, ensoñadores e incluso surrealistas. Son relatos impactantes, emotivos, valientes; ninguno de ellos te deja indiferente".

Todo con un único objetivo; hacer la estancia del paciente hospitalizado menos angustiosa. Y que los pacientes escriban y que su relato forme parte de un libro que se puede regalar a otros pacientes siempre con un leitmotiv, el valor terapéutico de la escritura.

Así surge el proyecto Relat-HOS, dirigido a los pacientes, familiares y profesionales del Hospital Universitario de Bellvitge. La propuesta invita al paciente hospitalizado a expresar sus emociones, sentimientos o inquietudes, a través de un relato y que este relato forme parte de un libro que se regala a futuros pacientes interesados en su lectura durante su ingreso.

El Post-it

  • Valor terapéutico. Esta iniciativa pionera en todo el Estado se centra en los beneficios terapéuticos que la escritura tiene en los pacientes porque cuando la persona enferma entra en el hospital, todo gira en torno a una enfermedad que no sabe gestionar.
  • Bellvitge. Todos los pacientes reciben un ejemplar del libro Relat-HOS. Desde mi habitación (III). Éste es el tercer volumen de relatos escritos por 50 personas hospitalizadas en el hospital de Bellvitge en el marco del proyecto de humanización surgido en 2017.
2022-05-09T16:20:03+02:00
En directo
06:00 - 11:00
Onda Vasca con Txema Gutiérrez
06:00 11:00
En directo
06:00 - 11:00
06:00 11:00
688 854 852