En directo
18:15 - 20:30
Actualidad

Salud propone comidas navideñas con diez comensales sin besos ni abrazos

Una persona hace la compra de cara a las celebraciones de Navidad.
Una persona hace la compra de cara a las celebraciones de Navidad.

Salvar la Navidad de 2021 pasa por hacer un ejercicio de austeridad emocional continuada. Porque el Gobierno vasco recomienda que las celebraciones de estas fiestas se limiten a un máximo de diez personas y dos unidades familiares. Asimismo aconseja, en virtud de las indicaciones del LABI técnico, que en las comidas y cenas no se compartan platos ni cubiertos y se eviten los besos y abrazos.

En la ola más explosiva de todas, con un nivel de contagios inédito, Euskadi ha decidido cambiar las restricciones por recomendaciones. La pandemia se encuentra en máximos desde que estalló la crisis sanitaria con una transmisión desbocada de 1.179 casos por 100.000 habitantes. Pero el peor dato es que las muertes semanales por covid se han duplicado ya que han fallecido en Euskadi 38 personas entre el 13 y el 19 de este mes, frente a las 19 de la semana anterior. Para encontrar un registro tan negativo hay que remontarse hasta la primera semana de mayo, con 39 fallecidos.

¿LA CULPA?, DEL PUENTE

La consejera de Salud atribuye a las interacciones sociales del puente de la Inmaculada los altos niveles de contagio que "se han disparado". Además en el corto plazo, y ante la inminencia de las fiestas navideñas, tampoco prevé que esta tendencia "vaya a cambiar". Por lo que mostró "una gran preocupación".

Sin embargo, Lakua ha decidido establecer una serie de limitaciones, sin carácter obligatorio, que se recogen en un documento elaborado por el comité técnico del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI), el órgano que asesora sobre las medidas para frenar la pandemia.

GRUPOS REDUCIDOS Y ESTABLES

A cuatro días de Nochebuena, Salud aboga por crear un grupo "estable y reducido para las celebraciones". En concreto, se aconseja que esté formado por un máximo de diez personas y dos unidades familiares. Eso sí hay que evitar saludos de contacto como besos y abrazos. Además hay que prescindir de cantar o hablar en voz alta porque eso aumenta la emisión de aerosoles.

De la misma forma, se recomienda no compartir platos, cubiertos o vasos que pudiera haber en la mesa. Y todo porque "la pandemia continúa su avance (...), por lo que es preciso reforzar, más que nunca en Navidad, las medidas de prevención para contener la propagación del covid-19, sobre todo teniendo en cuenta la población más vulnerable".

En comparación con la situación que se vivía antes de la Navidad de 2020, Euskadi presenta un volumen de contagios muy superior, ya que el domingo se detectaron 1.607 infecciones cuando justo hace un año solo fueron 300, con una positividad que se quedó en el 3% frente al 11%. Tampoco tiene nada que ver la incidencia acumulada en 14 días, 1.179 casos, un indicador que apenas superaba los 284 hace doce meses.

STOP A EVENTOS Y CENAS

De la misma manera, se hace una recomendación tardía; evitar la organización de cenas o comidas de empresa. Y es que muchas de ellas ya se han organizado. Asimismo se insta a evitar cotillones y fiestas de Navidad en general. Porque la máxima es "extremar la prudencia" en los eventos navideños, en colas de espera, en áreas con mucha afluencia y movilidad de personas, y en espacios como estaciones de tren y autobuses, o aeropuertos.

Al mismo tiempo, se reiteran las medidas básicas como el uso de la mascarilla, el lavado frecuente de manos, evitar aglomeraciones o ventilar espacios cerrados.

EVITAR ENCUENTROS SOCIALES

El objetivo último es no participar en encuentros sociales, especialmente en los casos de personas con condiciones de riesgo y mayor vulnerabilidad, cuando se tengan síntomas catarrales o gripales (fiebre, tos, cansancio o dificultad respiratoria, pérdida de gusto u olfato).

También se pide que no acudan a eventos a las personas a las que se les ha diagnosticado covid-19 y están en periodo de aislamiento o confinamiento, así como a aquellas que están esperando el resultado de una prueba PCR.

Todo ello a pesar de que, afortunadamente, la incidencia de esta ola explosiva no se traslada a los hospitales, presumiblemente gracias a la vacunación. Antes de la Navidad del pasado año había 98 enfermos en las UCI y 302 en planta; el domingo los pacientes eran 105 y 324, respectivamente.

LOS CONTAGIOS HAN SUBIDO UN 35%

En el último boletín epidemiológico se plasma que en la última semana, los contagios han aumentado hasta los 14.928 cuando la semana anterior fueron 11.010, es decir que en siete días han escalado un 35%. De ellos, la mayor parte de ellos se han detectado en Bizkaia, en concreto 6.474. Gipuzkoa ha sumado en siete días 5.946 positivos y Araba 2.297.

Solo 16 de los 251 municipios vascos no están en zona roja, es decir que su incidencia acumulada está por debajo de los 150 casos. Los 235 restantes, 2 más que el pasado lunes, deben adoptar medidas para evitar aglomeraciones con el fin de intentar mantener a raya el virus.

2021-12-20T20:00:46+01:00
En directo
18:15 - 20:30
Onda Vasca con Juanjo Lusa
18:15 20:30
En directo
18:15 - 20:30
18:15 20:30
638 052 141