Vida y estilo

Ana Obregón desvela su intento de suicidio el día en que murió Aless

La actriz asegura que quiso lanzarse de un séptimo piso y que la salvaron unas palabras de Alessandro Lequio
Ana Obregón, en una imagen con su hijo Aless.
Ana Obregón, en una imagen con su hijo Aless.

El libro de Aless Lequio y Ana Obregón, El chico de las musarañas, ha salido a la venta este miércoles y está dando mucho que hablar, como era de esperar tras la reciente polémica de la acriz-presentadora-bióloga con su hija-nieta nacida por gestación subrogada en Miami. En primer lugar porque en las páginas escritas por el joven fallecido (“sólo 20” de las 312, según su padre, Alessandro Lequio), habla de su intención y deseo de ser padre incluso después de morir.

Pero en esas páginas Ana Obregón desvela también cómo justo después de que Aless falleciera su intención era quitarse la vida y se dispuso a hacerlo. "Solamente recuerdo que me quedé horas abrazada a mi hijo hasta que me lo arrancaron de mis brazos para llevárselo para siempre. Salí al balcón. Un séptimo piso, la decisión era firme. Me empiné sobre la barandilla, que no era muy elevada. Saltar hacia el abismo era mi única opción para seguir viviendo", cuenta en el libro.

Según la actriz fue la intercesión de Alessandro Lequio la que evitó que se tirara por el balcón. "¡Ana, por Dios, abre la puerta!”, le gritó. “Tienes algo importante que hacer. ¿Recuerdas lo que nos pidió Aless, su última voluntad?", cuenta Obregón que le dijo su exmarido.

Y después se dirige al propio Aless. "Tu padre nunca supo que, en ese momento, tu última voluntad me salvó la vida. Se enterará leyendo estas páginas. Juro que en ese instante mi acto lo veía como una salvación, pero quiero dejar claro que el suicidio no es jamás una opción, ni en la peor de las tragedias que puedas vivir", termina.

Tras analizar este relato, en El programa de Ana Rosa, han interpelado a Lequio, colaborador habitual, sobre esas palabras, pero éste no ha querido opinar ni de este hecho ni del supuesto deseo de Aless de ser padre tras su muerte. “Que cada uno piense lo que quiera”, ha repetido constantemente. Eso sí, ha dejado varios silencios y frases que hablan por sí solas, como cuando le han preguntado por Ana Sandra y le han recordado que a él siempre le han gustado los niños. “Me gustan los míos”, ha soltado Lequio, que ha confirmado que la editorial no le ha enviado el libro y que ya lo comprará.

El italiano ha querido dejar claro que él no estaba al tanto de todo lo que ha hecho Ana Obregón. “Yo llevo 25 años casado y con otra familia. Es que mi vida es otra, eso es pasado remoto, y yo no tengo por qué enterarme de lo que hace otra gente”.

2023-04-20T15:40:03+02:00
En directo
Onda Vasca En Directo